Review: Back 4 Blood – Left 4 Dead está de vuelta…y con mucha sangre

Back 4 Blood llegó a todas las plataformas y con crossplay para llenar ese vacío que Left 4 Dead nos dejó. Te contamos cómo es el nuevo multijugador de Turtle Rock Studios ¡En esta nota!

Back 4 Blood es el nuevo juego FPS cooperativo de Turtle Rock Studies, que se encarga de traer de nuevo a la vida al tan querido Left 4 Dead. Después de pasar horas jugando a la versión Beta en la preview, Cultura Geek se calzó nuevamente el rifle y volvió a cargarse hordas enteras de infectados ¡Te contamos qué nos pareció!

Tranquilo…Apunta….¡¡¡DISPARA, DISPARA, DISPARAAAAA!!!

No existe ciencia profunda ni argumentos filosóficos detrás de Back 4 Blood.  Ahí hay un zombie, acá tenés una pistola… vos hacé la matemática. Pero la realidad es que estamos ante un juego cuya excelencia radica en la falta de profundidad. No, no queremos venir a debatir sobre el impacto humano en la generación de infecciones zombies ni tomar decisiones moralmente cuestionables para salvar a la humanidad, ¡QUEREMOS DARLE A TODO LO QUE SE MUEVA, CORRETE PARA ALLÁ! Back 4 Blood entiende que su trabajo es ser el sucesor espiritual de Left 4 Dead, y lo cumple con creces.

Juntá a tres amigos sin importar en qué plataforma jueguen, o buscá un team aleatorio en internet y preparate para la acción. El diseño de los niveles es interesante. Lineal como para no pensar demasiado mientras avanzas, pero con los suficientes recovecos para que un zombie te salte al cuello en el momento menos esperado. 

Los enemigos son variados y balanceados…no solo tendrás los infectados comunes y corrientes, también te encontrarás con algunas mutaciones especiales que ya te imaginarás que serán más complicadas de matar. Incluso hay jefes dentro de los niveles, a quienes deberán atacar de manera conjunta y ordenada si es que no quieren terminar siendo puré de sesos. 

Las armas son variadas y están ahí por una razón. Rifles, escopetas, metralletas, bates con clavos, explosivos…tenes para elegir lo que más te guste y mejorarlo como mejor te parezca. Además cada arma tiene una razón de ser. Quizás pueda parecerte inútil un sniper ante 50 zombies que vienen en patota, pero habrá momentos donde apuntar y disparar con precisión serán claves para continuar avanzando.  

RELACIONADO  Review Metroid Dread: la "metroidneta" no para de ganar

La campaña tiene cuatro actos, y es bastante extensa. También es lo suficientemente desafiante como para que debas hacerla más de una vez. Algo que logra muy bien el juego es incorporar los elementos aleatorios necesarios -algún cambio en el escenario, un jefe inesperado, un objetivo secundario nuevo…- como para que repetir un nivel no se vuelva tedioso. Así, el poder generar un equipo balanceado con roles definidos y armas dedicadas a enfrentar a cada desafío, es una de las  claves para finalizar el juego. Un game over significa también tener la alternativa de retomar desde donde dejaste, pero con menos cartas e items. 

En cada run del juego podrás encontrar “puntos de suministro”, que te ayudarán luego a comprar componentes y cosméticos. Estos puntos de suministro te acompañarán sin importar qué equipo juegue con vos. 

A nivel dificultad, la escalada entre el modo novato y el modo experimentado es muy grande. Y no solamente en la cantidad de zombies que nos encontraremos en el camino, sino en los límites de municiones que tendremos y en cuánto se abrirá el área para explorar. Esto sin dudas aporta aún más al componente de rejugabilidad que tiene este juego, clave para mantenerlo vivo en el tiempo. 

RELACIONADO  Review Mafia Trilogy - Crimen organizado pochoclero y enormes mundos desperdiciados

Un as bajo la manga

El componente clave que diferencia Back 4 Blood de su antecesor espiritual es la incorporación del sistema de cartas. En cada nivel podrás ir armando tu ‘mazo personalizado’ que te ayudará a atravesar los campos infestados de zombies con diferentes tipos de bonificaciones y penalizaciones estilo “ok, ganás 5 puntos de vida y recargas el arma 25% más rápido” o “el nivel ahora está cubierto de niebla, pero si ganas igual vas a recibir el doble de dinero”.

La mecánica de armar tu mazo y jugar tus cartas, puede parecer un poco tediosa al principio. Especialmente porque estás ahí para matar, no para pensar tanto. Sin embargo, a medida que le agarrás la mano al juego, se convertirán en un elemento clave para ayudarnos a vencer cada desafío sin aburrirnos en el intento. Una buena opción, sería que se pudiese desactivar el uso de cartas en ciertas partidas. 

Si necesitás más info de las cartas, aquí tenemos una pequeña guía para que sepas cuáles son las mejores…

Los giros y cambios respecto a Left 4 Dead

Un detalle a tener en cuenta es que no, por más que a simple vista parezca, esto no es un Left 4 Dead 3. El cambio más grande está entre los infectados, que aunque son parecidos y algunos tienen mecánicas similares, tienen los suficientes giros únicos como para que se sienta propio. Por ejemplo, no tenés los charger o tank, pero sí criaturas que cumplen el mismo rol, o lo que era la Witch en L4D acá se ve reemplazado por bandadas de pájaros que si los espantás van a hacer que la horda rápidamente se entere de tu posición y fantasee con masticarte los meniscos. Cada mecánica es lo suficientemente distinta como para sentirse única, pero la sensación general que es lo que más extrañábamos, se siente preservada e intacta.

Mejor mal acompañado que solo… 

El juego, como ya dijimos, hace agua en su historia. Sin embargo, nadie lo jugará por su historia. Es un juego multiplayer y la gracia del mismo radica en recordar a las madres de todos tus compañeros mientras haces una run. Coordinar los roles, colaborar para comprar mejoras y ayudarse unos con otros es la clave del éxito…y de la diversión. 

En el modo single player podrás ver las cinemáticas sin que tus compañeros de equipo cebadisimos te estén apurando…pero serás acompañado por tres bots. La IA de este juego es considerablemente mejor que la de Left 4 Dead. Los bots realmente servirán para algo: te curarán cuando sea necesario, te cuidarán la espalda y te seguirán a todas partes. Sin embargo, después de la primera media hora de juego es inevitable sentirse un poco solo. 

RELACIONADO  Review Far Cry 6: una revolución que no cambia demasiado

Un punto negativo es que ninguno de los logros de progresión de este juego puede -de momento- completarse jugando la campaña en solo. Como la historia no es buena, jugarlo single player no vale demasiado la pena si no es para “entrenar” explorando los distintos escenarios y preparándote para tener el suficiente conocimiento que te haga pensar que ya tenés autoridad para gritarle a tus amigos. 

Nuestro consejo es que no le grites a tus amigos. Si te dejan no vas a tener con quien jugar.

Conclusión

Back 4 Blood es un juego que hace exactamente lo que se espera de él. Trae acción, violencia y mucha sangre. Nos permite rememorar las viejas épocas, pero viviendo una experiencia adecuada a los estándares de gaming de 2021. La mejor parte es que todo esto lo podés hacer sin exigirle demasiado a tu computadora.

El cross play es otro punto fuerte que trae este juego y abre mucho el camino al momento de buscar con quién jugar, lo cual es fundamental porque el modo single player es un tanto aburrido. 

El diseño de los niveles y la rejugabilidad de los mismo es un factor clave que está correctamente explotado. Es, sin duda, lo que los fanáticos de Left 4 Dead llevaban años esperando. 

Back 4 Blood - Wikipedia

FECHA DE LANZAMIENTO 12 de octubre de 2021
DESARROLLADOR Turtle Rock Studios
DISTRIBUIDOR Warner Bros. Interactive Entertainment
PLATAFORMAS Xbox Series X|S, PlayStation 4, Xbox One, PlayStation 5, PC

 

Comenta!