Review Daemon X Machina: subite a tu mecha y salvá el mundo, que estamos al horno

En Cultura Geek jugamos Daemon x Machina y en está review te contamos todo lo que necesitas saber antes de subirte a tu mecha y recuperar la Tierra. Leé más, ¡a continuación!

Daemon x Machina se presentó durante la E3 del año 2018 y se convirtió en un juego bastante esperado por muchos. Su apartado visual y la estética anime que presentó, junto a los combates fluidos a bordo de mechas fueron una combinación explosiva para este shooter en tercera persona.

En este año se pudo probar el juego gracias a dos demo y un test de estrés de los servidores, que fueron preparando a los jugadores para lo nuevo de Marvelous AQL (Harvest Moon: A new Begining y Senran Kagura). Y ahora en Cultura Geek lo jugamos para contarte todo lo que necesitas saber.

RELACIONADO – Shenmue III: mirá los adelantos en la TGS del juego de Deep Silver

¿Pero de que va Daemon X machina? En el futuro la Luna estalló y un pedazo se incrustó en la tierra. Todo esto culpa de una nueva energía que se liberó llamada Femto.

Esta energía, que para los humanos es veneno, corrompió las inteligencias artificiales en la tierra y tomó su control. Estas IA adquirieron conciencia propia y se convirtieron en una amenaza para la humanidad. 

Por otro lado los humanos canalizaron y cosecharon el Femto, así desarrollaron nuevas tecnologías que le permiten hacer frente a las nuevas amenazas. 

La historia del juego se cuenta de una forma un poco peculiar y no se entiende demasiado al principio, por no decir nada. El juego comienza con un examen de aptitud para entrar en los Reclaimer, un grupo de mercenarios que se dedican a recuperar regiones de la tierra.

RELACIONADO – Nintendo y Universal abrirán su parque temático en Japón en primavera de 2020

Algunas empresas y corporaciones se dedican a mantener lo que llaman The Oval, una pequeña parte fortificada de la tierra donde habitan los seres humanos. Para esta tarea contratan los servicios de mercenarios, que a bordo de sus mechas llamados Arsenal hacen frente a las IA, y acá es donde entramos nosotros. 

Las misiones y el desarrollo de la historia

El desarrollo de la historia se da entre charlas que tienen los pilotos durante los briefings de Four, la IA de nuestra empresa, aunque de tanto en tanto tenemos cinemáticas que profundizan la narrativa. Para avanzar por la historia tenemos que completar misiones y comenzar desde el Rank D para ir ascendiendo.

En cada rango vamos jugar misiones de dificultad cada vez más elevada, aunque no imposible. En líneas generales son bastante similares y se limitan a destruir IA enemigas que ponen en peligro a la humanidad. Aunque de tanto en tanto tenemos misiones de infiltración que requieren que nuestras armas sean obtenidas en el campo de batalla, o misiones de que requieren la protección de un objetivo (edificios o vehículos), estas son excepciones y no la regla. Por otro lado están las misiones libres que serían misiones secundarias que nos presentan desafíos.

Las misiones se encaran en conjunto con otros mercenarios que se presentan para cada licitación. Como los mercenarios deciden si aceptan o no los trabajos no siempre jugamos junto a los mismos personajes.

Daemon X Machina además tiene un multijugador en el que podemos combatir con hasta otros 3 jugadores, en cooperativo online o local, y que actúan como mercenarios. Sumado a eso en algunas misiones opcionales el juego nos deja contratar mercenarios para llevarlas a cabo.

Aunque la historia es confusa al principio es interesante una vez que se empieza a desarrollar. Eso sí, no se molesta demasiado en desarrollar algunos de sus personajes que sí bien tienen alguna historia y conflictos personales no son más que algo secundario. El verdadero jugo del juego está en los mechas, los Arsenal son lejos los titulares y todo lo demás es secundario

La personalización y nuestro personaje

Al comenzar el juego vamos a poder personalizar nuestro personaje con una enorme variedad de opciones. No solo podemos elegir entre masculino y femenino sino que también el tipo de cara, detalles, y más. Por otro lado aspectos como el color y forma del cabello, o los ojos y cicatrices también puede ser personalizado. Dentro de estas posibilidades vamos tener algunas opciones más que nos dejan jugar con la posición y tamaño de los diferentes rasgos del personaje. 

RELACIONADO – Death Stranding: Kojima mostró 49 minutos de gameplay – ¿qué hay de nuevo?

La personalización del personaje no es secundaria ya que vamos a poder verlo tanto en el hangar como en el campo de batalla. A diferencia de otros títulos como Armored Core podemos abandonar nuestro mecha y recorrer lugares. Y sí bien no vamos a tener tanto para hacer como por ejemplo en TitanFall, si vamos a poder dispararle a enemigos, lanzar granadas, y colocar trampas.

Algo que nos pasó durante una misión contra uno de los jefes del juego fue que nuestro Arsenal quedó inutilizado, por lo que tuvimos que salir y concluir el combate a pie. Pero además de realizar las acciones que detallamos anteriormente, con el equipo correspondiente, podemos reparar a nuestro robot.

Como vamos a salir al campo de batalla la preparación del piloto es esencial, y en este caso quirúrgica. El jugador puede instalarle mejoras al piloto que en ocasiones van a mejorar tambien el rendimiento del Arsenal. Por ejemplo, una de las mejoras aumenta un 10 porciento el boost del mecha para hacer el dash al volar.

Además al progresar en el juego se van a ir desbloqueando secciones de la estación como la heladería. Al comprar helados nos dan beneficios porcentuales que a diferencia de los quirúrgicos son temporales, como la comida en Final Fantasy XV. Y la verdad no podemos ignorar el hecho de que aunque esto no rompe el juego se siente muy raro.

Conociendo nuestros Mechas

Se siente un poco raro que recién estemos llegando a los detalles del Arsenal siendo que se trata de un juego de mechas, pero hay una realidad y es que Daemon X Machina es bastante complejo. Sus misiones son algo repetitivas pero algo común al genero y no una falencia del juego en particular. Dicho esto, la complejidad radica en los equipos y estadísticas de nuestro Arsenal.  

Hay varias formas de conseguir nuevas partes para nuestro robot. La primera es carroñando en el campo de batalla. Cuando derrotamos a otro Arsenal, podemos elegir una de las partes que quedaron para enviar a la base. Es por esto que hay que prestar mucha atención a lo que tenemos, lo que necesitamos, y los nuevos ítems. Además, podemos fabricar nuevos componentes a cambio de tiempo y dinero. Por otro lado siempre está la opción de comprar partes y componentes en la tienda.

RELACIONADO – Bernardo Camacho, Xbox Lead Latam: precios pesificados y Scarlett en Argentina

El equipo se divide entre las partes del Arsenal, y las armas, pero dentro de cada categoría hay muchas más. Por ejemplo las armas se dividen entre las que usan balas, las que usan laser, las meele (espadas), escudos, etc. Por otro lado, en la categoría Armor vamos a poder cambiar la cabeza, cada brazo independientemente del otro, y las piernas como una pieza conjunta.

Algunas de estas piezas pueden venir con slots para aplicar mejoras e incluso traer resistencia a diferentes condiciones. Por ejemplo, el pecho de nuestro Arsenal (la cabina) tiene resistencia a la corrosión. Y el brazo derecho, significativamente más grande que el izquierdo, nos otorga resistencia a armas laser

Si queremos comparar las estadísticas de cada parte podemos desplegar una extensa lista que nos muestra todos los puntos que inciden en nuestro Arsenal. Por lo que podemos pasar horas revisando los datos de nuestro vehículo para una mayor eficiencia en combate. 

Además de las dos armas que podemos cargar, el Arsenal tiene un lanzamisiles que podemos montar y dos pilares que nos dejan llevar dos armas extra y dispositivos auxiliares. Acá sería bueno hacer hincapié en un aspecto que tiene que ver con el gameplay.

RELACIONADO – Nintendo demandó por al menos 2 millones dólares a una web de descarga de juegos ROMS

Los Arsenal pueden volar e impulsarse como dijimos antes, pero no pueden bajar gradualmente por default. Si queremos descender tenemos que cortar el modo de vuelo y caer o instalar retro propulsores en el Arsenal. Pero al hacer esto ultimo sacrificamos la posibilidad de llevar, por ejemplo, un cache de municiones extra.

Además de seleccionar cada parte de nuestro robot también podemos pintarlo a gusto. cada sección personalizable tiene hasta 3 posibilidades de colores y calcos, los cuales vamos desbloqueando al cumplir objetivos. Con esta poderosa pero simple herramienta de personalización nos pudimos subir a nuestro EVA 01 para que Rei no tuviera que hacerlo otra vez

Controles de vuelo

El gameplay se puede decir que es el todo en este juego, y si bien es muy satisfactorio sus controles pueden desalentar a algunos jugadores. Habiendo pasado por las demo previamente lanzadas llegamos a Daemon X Machina con algo de practica en el manejo del Arsenal, y así y todo al principio resultó algo confuso.

De todas formas con el correr de las misiones es fácil agarrarle la mano y hacer que nuestro Mecha se mueva como y a donde queremos. Pero este es un aspecto que sabemos puede frustrar a algunos jugadores. Daemon X Machina es un juego bastante complejo que requiere del jugador toda la atención posible. Si bien es posible vencer a nuestros enemigos a tiro limpio, combinar los diferentes ataques y las estrategias nos hace mucho más eficientes en combate. 

Además, el jugador puede hacer uso del Femto, esa energía que apareció cuando cayó la Luna, que nos permite crear un clon de nuestro mecha temporalmente, llamado Mirage

Mientras estemos en combate tenemos que prestar atención también a la barra de stamina del Arsenal, que disminuye cuando nos impulsamos. Pero también a la barra de Femto que disminuye cuando usamos las habilidades especiales del robot. 

Conclusiones 

Daemon X Machina es un juego que a todos los amantes del genero les va a gustar sin duda. Es frenético, entretenido, y con increíbles bosses, pero que además presenta una historia interesante. A pesar de lo plano de algunos de sus personajes el juego cumple este apartado, que no es más que una excusa para lo que realmente importa, tiros, mechas, y horas de personalización.

Por otro lado es un juego que puede desalentar a jugadores que no disfruten de títulos como Armored Core, o la serie Gundam. Sus controles complejos y lo repetitivo de las misiones a lo largo del juego puede que no terminen de cerrar el trato para estos jugadores. Daemon X Machina se puso a la venta el día 13 de septiembre de 2019 en exclusiva para Nintendo Switch.

FECHA DE LANZAMIENTO 13 de septiembre de 2019
DESARROLLADOR Marvelous, First Studio
DISTRIBUIDOR Nintendo
PLATAFORMAS Switch

 

 

 

Comenta!