Review Fire Emblem: Three Houses – una obra maestra de la táctica y la simulación

Fire Emblem: Three Houses, el más reciente exclusivo de Switch, es una obra maestra de la táctica y simulación social y acá te contamos qué tenés que saber. Todos los detalles, ¡en esta review!

Fire Emblem se ganó un lugar entre los exclusivos más queridos de Nintendo al presentar un género que normalmente no asociamos con la compañía: el de la táctica y la simulación social. La más reciente entrega es el Fire Emblem: Three Houses para Switch que una vez más nos permitirá vivir una extraña mezcla de aventura épica a lo Game of Thrones, pero con un toque de Harry Potter y Persona al tomar lugar dentro de una academia. Así, esta curiosa mezcla de JRPG, simulación social y táctica triunfa por presentar un espectacular combo que ninguna otra franquicia hace exactamente igual.

El setting

En Fire Emblem: Three Houses arrancamos como el hijo de un mercenario en Fódlan, un continente de fantasía donde existen tres grandes casas dominantes. Las tres casas están representadas por tres herederos: Edelgard de las Águilas Negras, Dimitri de los Leones Azules, y Claude del Alce Dorado. Literalmente la primer misión será conocer a los tres herederos y ayudarlos a escapar de un grupo de bandidos para escoltarlos a un monasterio, una porción de tierra neutral donde se encuentra una academia en la que estudian.

RELACIONADO – Videojuegos: los mejores lanzamientos de Julio 2019 para PC, PS4, Xbox One y Switch

En el monasterio de Garreg Mach, nuestro protagonista se unirá al staff de docentes, y trabajará con una de las tres casas para vivir tres historias separadas. El juego tiene un primer acto donde las casas elegidas no hacen tanta diferencia, pero sobre el final se trata de tres modos historia diferentes donde habrá distintas tramas, terreno fértil para rejugar la aventura una y mil veces. Además, cada una de las casas se especializa en un tipo de combate diferente por lo que la elección no es sólo cosmética o de historia.

Las casas

Como comentamos, la elección de casas no es cosmética. Por ejemplo, el Alce Dorado cuenta con unidades especializadas en arquería, los Leones Azules siguen la tradición de caballería y pelean cuerpo a cuerpo, y finalmente las Águilas Negras suelen ser hechiceros que combinan poderosos ataques con magia de soporte. Si bien estas son las especialidades básicas, no es algo que ate nuestro estilo de juego sino que a lo largo de la aventura podremos analizar y retocar a nuestros personajes.

El combate

La atracción principal de Fire Emblem: Three Houses es el combate. En este, jugaremos sobre una grilla con vista cenital que quizás te recuerde un poco a X-com u otras franquicias de estrategia por turnos. El juego se dividirá en tres fases – jugador, aliados, y enemigos, y en cada una de ellas se presentarán distintas situaciones. En la fase de jugador podremos desplazar nuestras unidades y atacar a un enemigo, usar magia, curarnos, u ocultarnos. Esta es donde realizamos nuestro embate e intentamos aplastar al enemigo con nuestro conocimiento militar.

RELACIONADO – Review Dragon Quest Builders 2: un modelo para armar que busca destronar a Minecraft

La cuestión con Fire Emblem es que no alcanza con atacar y esperar, sino que depende el rango de nuestro ataque los enemigos podrán tomar una reacción y contestar. Si vas con unidades melee, por ejemplo, vas a recibir un golpe cada vez que golpees por lo que tu superioridad tiene que ser rápida y decisiva. Si jugas con arqueros, por otro lado, podrás atacar a distancia pero mientras más lejos estés, más posibilidad tendrás de fallar el ataque y desperdiciar el turno. Lo mismo ocurrirá en la fase de los enemigos, donde contaremos con las mismas posibilidades, mientras que la fase de aliados permite que las unidades independientes (que a veces están y a veces no) hagan lo propio.

La simulación

La gracia de Fire Emblem es que, en oposición a otras sagas niponas, la muerte tiene consecuencia. Al principio del juego podremos elegir si jugamos con permadeath para nuestras unidades en “modo clásico”, o si permitiremos que revivan. El modo clásico hace que cada batalla sea increíblemente tenso dado que fuera del combate pasaremos tiempo con cada uno de los miembros de nuestro equipo en la academia. A medida que les enseñamos a combatir, también llegaremos a conocerlos y convertirnos en sus mentores. Cada uno de los personajes que controlamos tiene nombre, apellido, personalidad, sueños, y una historia a lo largo del juego que nos incitan a cuidarlo.

RELACIONADO – Review Crash Team Racing Nitro-Fueled: ¿qué hay de viejo y de nuevo?

Si bien los personajes son, en general, algún estereotipo que ya vimos en muchísimos anime, Fire Emblem: Three Houses nos pone en una posición donde querremos que cada personaje alcance el éxito. Esto no es solo por lo mucho que nos enganche la historia, sino porque entablar más y mejores relaciones hará que seamos más aptos para el combate y tengamos ataques combinados, o extras que pueden cambiar el curso de la batalla. Así, entre peleas recorreremos la academia en tercera persona y elegiremos cómo pasar nuestro tiempo con un calendario que nos permite planear actividades u organizarnos.

Mientras recorremos la academia se puede cumplir favores para aumentar nuestro nivel de afinidad con personajes, dialogar con ellos, e incluso tener citas si te interesa que la cosa se ponga romántica. Eso sí, también te podes poner ultra-obsesivo y hacer micro-managing donde entrenas a cada uno de tus estudiantes en alguna disciplina muy específica para llevar su desempeño al máximo. Todo esto es compatible entre sí, y podés jugar como vos quieras – dejando la progresión al azar, o controlando todo de cerca.

RELACIONADO – Review Castlevania Anniversary Collection: desempolva el látigo porque Drácula está de regreso

En conclusión

Fire Emblem: Three Houses es un título de altísima calidad, fiel al legado de lo que vino. El aspecto de combate es más dinámico y entretenido que nunca, con muchísimas posibilidades para jugar, y el setting es encantador en la curiosa mezcla de anime, épica y vida escolar que realiza. Un aspecto que no supo trasladar de juegos anteriores es que, por ejemplo, nuestras unidades no podrán casarse y tener hijos para multiplicar nuestras filas y progresar a lo largo del tiempo pero quizás esta sea la única regresión en un título que es simplemente estelar en todo sentido.

Ficha técnica

FECHA DE LANZAMIENTO 26 de julio de 2019
DESARROLLADOR Intelligent Systems / Koei Tecmo
DISTRIBUIDOR Nintendo
PLATAFORMAS Switch

Comenta!