Review Death Stranding: Director’s Cut – la cereza en el postre

Kojima Productions relanza Death Stranding, ahora en versión para PlayStation 5, y el juego todavía es una obra maestra que se ve mejor que nunca. Leé todos los detalles, ¡en esta nota!

Death Stranding fue quizás el juego más anticipado de 2019 y nos presentó un Estados Unidos diezmado por el post apocalipsis donde la humanidad vivía en bunkers mientras las almas de los difuntos pululaban el mundo superior. Ahí controlábamos a Sam Porter Bridges (protagonizado por Norman Reedus de The Walking Dead), una especie de cadete futurista que recorría el mundo y sorteaba obstáculos, los muertos, los ladrones y todo tipo de climas para entregar sus paquetes y convencer a las personas de unir su red con las demás para representar la unidad e identidad compartida de una nación. Este juego enorme, indulgente y brillante por partes iguales regresa ahora para PlayStation 5 como Death Stranding: Director’s Cut, y te contamos qué hay de interesante.

RELACIONADO  Review Deathloop en PS5 - Un héroe a prueba de tiempo

Lo primero que te va a sorprender ni bien lances el juego en tu PS5 es que lo que te va a dar la bienvenida es una pantalla de PlayStation Studios. Entre rumores de que Kojima podría dar el salto a Xbox, o que PlayStation le pierde el miedo a las exclusividades y comienza a lanzar sus juegos en PC como ocurre con Horizon, Days Gone o Uncharted, poner un logo que no estaba ahí en PS4 es una declaración de principios: “Death Stranding estará hecho por Kojima, pero es nuestro“. Lo siguiente que va a pasar es que vas a sacar el juego, e instalar la versión de PS4 de nuevo para poder importar tu save a PS5 que se hace desde adentro del juego, en tu save, en el menú que Sam tiene en su reloj. Después de borrar la versión de PS4, volver a lanzar la de PS5, ahora sí, podes cargar tu juego. Es un proceso larguísimo y demasiado complicado, pero por suerte es cosa de una vez y es la única mancha negra de lo que es una experiencia perfecta en todo otro aspecto.

Sea que empieces desde donde dejaste en PS4 o un juego completamente nuevo, Death Stranding cuenta la misma historia: Sam Porter Bridges camina por todo EEUU para entregar paquetes. Estamos frente a un mundo abierto enorme donde el desafío no son necesariamente los enemigos, ni se basa la jugabilidad en tirar tiritos a los tipitos como podría pasar en un GTA. Esta vez, el obstáculo principal es la navegación misma y se trata de hacer balance no solo con el peso que Sam carga sino con tener herramientas para cosas como cruzar ríos, escalar montañas, descender riscos, y más. Es un juego que te pone casi en trance zen, y cuando eventualmente llega la acción, se siente increíblemente intensa por la contraposición. Podés leer todo al respecto en nuestra review original, que sigue vigente.

El gran cambio en este Director’s Cut pasa por cuestiones de calidad de vida. Como es obvio, la PlayStation 5 es inmensamente mejor que su predecesora en cualquier departamento técnico, y ahora que Death Stranding puede hacer uso de este hardware, es genial poder prescindir de los tiempos de carga, tener una mayor distancia de dibujo para objetos en el fondo, o sí, jugar a gloriosos 60 FPS tanto en modo calidad como performance. La diferencia acá es la relación de aspecto, donde podés jugar al juego en ultrawide 2K y retocar el ancho de las barras negras para hacer la experiencia tan cinemática como quieras. No hay 4K, pero lo cierto es que no lo necesita: el mundo, el arte, y la intensidad alcanzan para quitarte el aliento.

RELACIONADO  Review Lost in Random - El extraño mundo de Par

El DualSense hace magia negra

Una diferencia clave a la hora de experimentar este mundo es lo distinto que se siente jugar Death Stranding: Director’s Cut con el control de la PS5. Lo que más rinde y más vas a notar es la tensión en los gatillos cuando llevas cargas pesadas, que dota de cierta sensación de fisicalidad al proceso de llevar cosas en la espalda y ayuda muchísimo a la inmersión. Esto está tan pensado que hasta si usas exoesqueletos para reducir la sensación de peso se nota también en el control. Además, el agua, la nieve, la lluvia, el viento, y más, ayudan a que los mecanismos hápticos se luzcan. Pero además, si venís de PC y extrañas esos controles, también tenés opciones a esa interface con mouse y teclado, o incluso combinación de los tres. Es comodísimo usar el mouse para navegar los menú pero saltar al DualSense para experimentar la navegación en su mejor forma.

Ahora sí, las novedades

Death Stranding: Director’s Cut es la mejor versión del videojuego de Hideo Kojima y su gente, pero es por lo sólida que es la experiencia y no necesariamente por lo que agrega en términos de contenido. Una de las novedades es una pista de autos al sur de Timefall Farm a la que tenés que llevar materiales para construirla, y luego te permite acceder a un circuito donde tenés un par de pistas variantes, pruebas de tiempo y más. Este es contenido para jugar solo, y no es que de repente tengas un Gran Turismo, Mario Kart o algo así. No es una mala inclusión, pero la novedad se agota rapidísimo. De cualquier modo, nadie vino realmente por esto sino por el modo historia.

En la ficción del juego, ahora hay una nueva locación en las inmediaciones de Capital Knot City, una fábrica abandonada al borde de una montaña que podés explorar y cuenta con algunos guardias, secretos y referencias a cierta saga del mismo autor. Este contenido nos permite conocer a algunos personajes más a fondo, pero que no progresan la trama principal. Esto es contenido que agrega tiempo que pasas con los personajes secundarios en vez de mover una gran trama hacia adelante, o algo por el estilo, pero que si te gusta el juego realmente vale la pena experimentar. ¿Las demás adiciones? Armas, vehículos, cosméticos, nada del otro mundo, pero ahora vas a tener más opciones para llevar tus paquetes de punto A a punto B.

RELACIONADO  Review Tales of Arise: modernizar la saga y llamar la atención de los nuevas audiencias

En conclusión

¿Es un helado más o menos rico porque tenga una cereza encima? Se ve mejor presentado, tiene más cosas, pero el componente clave es lo que está en la preparación e ingredientes, y eso ya era perfecto para nosotros desde antes. No hay nada como el dulce de leche artesanal, y no hay nada como Death Stranding que, te guste o no, es revolucionario y necesario por presentar un tipo de gaming que no se basa en “matar tipitos” sino que realmente busca construir historias y sensaciones a través de mecánicas. Death Stranding: Director’s Cut no va a hacer que nadie cambie de opinión respecto a lo que sentía de antemano, pero si la visión de Hideo Kojima te parecía hipnótica, fascinante y única, acá la tenés en su mejor forma. Tenemos hambre.

FECHA DE LANZAMIENTO 24 de septiembre de 2021
DESARROLLADOR Kojima Productions
DISTRIBUIDOR PlayStation
PLATAFORMAS PlayStation 5

Comenta!