Westworld: Los 10 momentos claves de la primera temporada

Westworld vuelve a la pantalla de HBO el 22 de abril y promete seguir explorando parques, personajes y llenar a los fans de miles de preguntas y las más locas teorías. Por eso, para que llegues fresco a la fecha repasamos los mejores momentos de la primer temporada, ¡en esta nota!

Westworld, la serie de ciencia ficción de HBO basada en la novela de Michael Crichton y adapatada por Jonathan Nola y Lisa Joy, vuelve con su segunda temporada el domingo 22 de abril. Mientras aún quedan preguntas sin respuestas y la promesa de un universo aún más grande y con más parques por explorar, amenaza con destruirnos, repasamos los 10 momentos más intensos de la primera temporada.

10. La vida ante todo: 

Desde el primer momento en que pusimos los ojos en Westworld, hubo algo claro: todo en el parque está pensado y diseñado para optimizar la experiencia del visitante. Esto quiere decir que los robots están diseñados y programados para no lastimar a ningún ser vivo. Después de todo, sería horrible que se descontrolaran y mataran a todos, ¿no?

Sin embargo, desde el primer episodio vemos que no todo funciona a la perfección en las instalaciones cuando Dolores (Evan Rachel Wood), tras haber sido reinciada una vez más, mata a una mosca sin pensarlo dos veces… porque se atrevió a posarse en su cuello. Quizás haya quienes consideren que matar a una mosca no es lo mismo que masacrar humanos, pero por algo se empieza y de eso al caos hay un sólo paso.

RELACIONADO – Westworld: ¿Cuáles son los lugares más importantes del parque?

9. Un tour muy especial:

Los Anfitriones son máquinas, programadas para pensar y actuar como se les dijo, pero sin ser concientes de ello. Para la temperamental Maeve (Thandie Newton), despertarse fuera de su prostíbulo es un golpe fuerte. Aún más fuerte es verse rodeada por los elegantes y futuristas pasillo de la Central de Westworld y comenzar a tomar conciencia de su verdadera naturaleza, la cual no difiere mucho de la humana.

8. La mosca fue sólo el comienzo:

Ya lo dijimos, no es mucho lo que hay que hacer para cruzar la delgada línea entre el bien y el mal, sobre todo cuando hay mucho más debajo de la apariencia dulce y amorosa de Dolores. Si somos honestos, la joya preciada del parque no la tuvo fácil y ver cómo aprende a defenderse es casi liberador. El resto es historia.

RELACIONADO – Westworld: en la segunda temporada se explorarán nuevos parques

7. Creador:

El Hombre de Negro (Ed Harris) es uno de los personajes más oscuros y malvados de la serie. Para la mayoría de los visitantes, el parque no es más que un lugar para dedicarse a los placeres y dar rienda suelta a las fantasías más exóticas. Pero el Hombre de Negro tiene un objetivo más profundo y siniestro y no va a detenerse hasta lograrlo.

6. ¿Quién o qué es Wyatt?:

Un Anfitrión fuera de control es algo peligroso y difícil de manejar, pero la idea de un personaje – su conciencia e historia -, sin un cuerpo funcional es aún más perturbador. El concepto del enigmático Wyatt (Sorin Brouwers), se vio a lo largo de toda la primera temporada y fue responsable de algunos de los sucesos más importantes. ¿Seguirá presente en la segunda temporada?

5. Nadie le dice a Clementine qué hacer:

Clementine (Angela Sarafyan) se ve involucrada en un plan para destruir a Bernard (Jeffrey Wright), pero en el camino se deja en evidencia la fuerza y el daño que los Anfitriones pueden provocar. ¿Qué es lo más perturbador de toda la situación? La joven no responde a las órdenes de alto.

RELACIONADO – Game of Thrones: la temporada final tiene una batalla que se filmó durante 55 días

4. ¿Quién es quién?:

Pocas sensaciones son más gratificantes que el momento en que una serie que te quemó la cabeza desde el principio, comienza a revelar puntos claves. El origen de William (Jimmi Simpson), quien visita Westworld desde hace 30 años, fue un punto de quiebre en la temporada. Este personaje, sus idas y vueltas y los años de dejar sueltas sus fantasías afectan a todos en el parque.

3. No todo es lo que parece:

Uno de los momentos más trascendentales de la temporada es cuando Theresa (Sidse Babett Knudsen) descubre que la naturaleza de Bernard no es del todo humana. ¿Qué significa esto en el gran esquema de las cosas? Que Bernard no es más una pieza dentro del tablero de juego de Ford (Anthony Hopkins).

2. La última narrativa:

Las narrativas, las distintas historias que ofrecen los Anfitriones a los visitantes en Westworld, son parte importante de la experiencia. Cada modificación en la memoria, las motivaciones, los recuerdos y las relaciones que se aplique en los robots, influye en los visitantes.

La última narrativa creada por Ford es sin dudas la más impactante, donde la línea entre la ficción y la realidad está más confusa que nunca. Hay quienes consideran que fue creada para darle a los Anfitriones una sensación de control por sobre todo lo que ocurre en Westworld.

1. Maeve rompe todo:

Maeve no se conforma con regresar a una vida vacía y convierte en una fuerza que cambia las reglas del juego. Con una inteligencia elevada y sensibilidad a flor de piel hará todo lo necesario para encontrar a su hija, con una ayuda inesperada.

Si querés volver a ver la primera temporada de Westworld podés verla completa en HBO GO.

Comenta!