Review Rust Console Edition: de menor a mayor, hasta la obsesión

Rust Console Edition llevará su multijugador de supervivencia a consolas PS4 y Xbox One. ¡Te contamos todo lo que tenés que saber para meterte en el éxito de los streams, ahora en tu consola!

En diciembre de 2020, Rust fue la nueva tendencia de un año que nos hizo conocer varios videojuegos multijugador, como Fall Guys, Among Us, Genshin Impact y Phasmophobia. Sin embargo, solo estaba disponible en PC, y tuvimos que esperar varios meses hasta que sus creadores finalmente lancen la esperada versión de consolas, Rust Console Edition, pero, ¿vale la pena? ¡Te lo contamos en esta nota!

Rust en consolas: multijugador, supervivencia y la vista gorda a la performance

Rust Console Edition cuenta con versiones en PS4 y Xbox One, las cuales pueden jugarse a través de la retrocompatibilidad en PS5 y Xbox Series X|S. Pero un punto importante es que a la hora de hacer esta review, los muchachos y muchachas del estudio independiente FacePunch nos aclararon que no estaba optimizado ni pensado para correr en PS5 o Series X. Nosotros (mala nuestra) no le hicimos caso y lo jugamos en una PS5.

En la versión previa que probamos, el juego posee algunos problemas de performance, pero los FPS se mantenían en 60 con una resolución escalada, aunque debemos aclarar que antes, durante y después del lanzamiento de Rust Console Edition habrá parches que esperamos solucionen varios detalles.

RELACIONADO  Rust llegará a PS4 y Xbox One en otoño: ¿Cómo podés registrarte en la beta cerrada?

Al ser multijugador, el videojuego necesita de una conexión a internet y la membresía correspondiente de la consola para conectarse a los servidores, como PlayStation Plus o Xbox Live Gold. Se trata de un título premium que compramos una vez y recibimos el contenido de manera completa, sin pases de temporada o contenidos descargables como Fortnite, por ejemplo.

Morir, reaparecer y arrancar de cero

Rust-CulturaGeek-2

Las mecánicas de Rust mantienen la misma dinámica que la versión de PC. Aparecemos completamente desnudos (con calzones o bombacha y corpiño) en una isla con una roca en la mano y sin saber qué podemos hacer, y es que todo lo que ocurre a partir de ese momento está ligado a nuestra experiencia, nuestra paciencia y nuestras ganas de explorar. De esta manera, podemos talar madera y picas rocas para crear un arma o cortar plantas para crear una prenda. También podemos salir a cazar animales o dejarnos llevar por los caminos de tierra hasta toparnos con una cueva o una ciudad abandonada repleta de secretos.

Pero la mejor parte de Rust está en aquellos momentos que vemos a una persona como nosotros, también desnuda, también perdida y también sin saber qué hacer. Es ahí donde podemos hacer nuestro primer amigo o enemigo, dependiendo de nuestro humor. Y de la voluntad ajena. En los primeros momentos, mientras no nos crucemos con un experimientado, es probable que todo el que matemos solo pueda dejarnos algunas rocas, pero más adelante, cuando se forma una comunidad, podríamos hallar jugadores súper avanzados con prendas, armas e incluso construcciones de primer nivel.

En nuestro caso vivimos varias experiencias divertidas y otras frustrantes. Al comenzar, por algun motivo “respawneamos” cerca de un usuario super avanzando que, por diversión, nos mataba cada intento que teníamos de construir una casa. Pero en otra instancia, un jugador con traje anti radiación y con un arsenal colgado nos invitó a seguirlo. Con miedo aceptamos, y nos hizo entrar a su mega-base donde esperamos en un lobby hasta que nos trajo comida, armas, ropa y un montón de materiales. Acá no hay reglas, no hay una sola manera de jugar, y eso lo hace totalmente misterioso y atrapante.

Sobrevivir a toda costa

Rust-CulturaGeek-1

Una vez nos familiarizamos con el mundo de Rust, solo nos queda sobrevivir. Crear herramientas, salir a cazar, alimentarnos, crear un fuerte y ver cómo nuevos jugadores (desnudos, perdidos y sin saber qué hacer…) se acercan a pedirnos limosnas. Y bueno, la historia la construimos nosotros, así que todo dependerá de lo que dice nuestro corazón si queremos ayudar o aprovecharnos de los pobres hombres en calzones.

¿Cómo es enfrentar a otros?

Pero lo que hay que tener en cuenta es que siempre tenemos que tener un plan de contingencia, porque si nos matan vamos a perder todo lo que tenemos encima y si no aseguramos materiales en la base (que debemos dejar cerrada con cerradura o código) vamos a tener que arrancar todo de cero.

En esto está tener una buena casa, pasar de la madera a la piedra y luego al metal. Como estamos en “Rust” o “oxido” la base por la radiación se va a descomponer rápidamente y vamos a tener que dejar en una bóveda materailes de sobra para que no se nos “pudra” la casa. Por eso es  que hay que ser precavido al atacar a otro y por sobre todo estar siempre alerta a ladrones y jugadores malintencionados.

Los materiales los vamos a juntar lentamente buscando piedras y arboles, y usando herramientas para cosecharlas más rápido. Y luego para crear materia prima más avanzada vamos a tener que usar hornos y procesos elaborados, por lo que importa es planificar y siempre estar alerta.

Todo corre sobre distintos servidores (no hay por ahora para Latinoamérica dedicado) donde vamos a poder volver y continuar nuestra historia, pero mientras no estemos online, nuestro personaje sigue “durmiendo” en nuestra base. Por lo que siempre que volvamos, es probable que nos llevemos una sorpresa.

Conclusión

En general, la adaptación de Rust Console Edition se mostró con varios aspectos a mejorar para el día de lanzamiento y vamos a depender de varios parches para saber si la experiencia es la mejor. Por otro lado, tanto las mecánicas como los visuales se muestran sin diferencias con la versión de PC y se siente que tanto las visuales como las físicas podrían ser mejores. Pero la verdad es que se trata de un multijugador de supervivencia en el que cada uno escribe su propia historia de náufrago y lo que pasa en el juego es tan atrapante que estos detalles pasan a un segundo plano.

Rust Console Edition estará disponible el 21 de mayo en PS4 y Xbox One.

Comenta!