Review Pokémon Brilliant Diamond & Shining Pearl: sin riegos pero con mejoras que se destacan

Pokémon Brilliant Diamond & Shining Pearl ya están entre nosotros como remakes de los juegos de Nintendo DS, y llegan con pocos cambios. Te contamos con qué te vas a encontrar, ¡en esta nota!

Pokémon es ni más ni menos que una de las sagas de videojuegos más importantes de la historia y un ícono dentro de la cultura pop, y cada uno de sus juegos vende decenas de millones de unidades cada vez que uno nuevo lanza. Sin embargo, como no se puede tener un juego nuevo todos los años, muy seguido recibimos spinoffs o remakes, y ahora al reciente New Pokémon Snap se le suman los remakes de cuarta generación Pokémon Brilliant Diamond & Shining Pearl. Estos nos vuelven a contar los hechos que lanzaron en 2005 para Nintendo DS, pero con un estilo de arte renovado y muchas, muchas, muchísimas mejoras.

RELACIONADO  Review GTA The Trilogy: The Definitive Edition - 'definitiva' le queda grande

Pokémon Brilliant Diamond & Shining Pearl están basados en Diamond y Pearl, y continúan la tradición de adaptar los juegos más clásicos de la saga a audiencias modernas, pero con un par de giros únicos. Para empezar, este juego no se ve exactamente como Sword y Shield sino que usa un estilo de arte en el cuál prácticamente transformaron los sprites 2D de los juegos de 2005 en modelos 3D, y se parece mucho a lo que ves en The Legend of Zelda’s Link Awakening. Nuevamente estamos frente a un simulador de barrio duro donde vas de un lado de otro a participar en riñas de animales y si el tuyo pierde amaneces en la puerta del hospital y te falta la plata, pero con el carisma y la ternura de los pokémones y realzando valores como la amistad y compañerismo es menos oscuro. Un poco.

Si bien los juegos son Pokémon Brilliant Diamond & Shining Pearl, lo cierto es que estas ediciones incluyen contenido que originalmente apareció en Platinum, y montones de nuevos extras que lo hacen una versión mucho más completa. En el camino a convertirte en el campeón y llenar tu Pokédex con todos los bichitos que veas, te vas a encontrar con los pokémones del juego original pero también legendarios de otros juegos y locaciones que no existían antes. Quizás la parte donde esto se hace más patente es debajo de Sinnoh, el Underground, que es un área que poco y nada tiene que ver con la original sino que ahora es un complejo laberinto que escala con tu nivel y nunca sabes exactamente con qué te vas a encontrar. Hay habitaciones temáticas con pokémon de diferentes tipos, y más, por lo que vale la pena cada tanto bajar un cambio y ponerte a ver qué descubrís, especialmente si algún gimnasio te tiene en desventaja por no tener una criatura que pueda aprovechar su tipo elemental.

El combate es el clásico de menú, donde podés llevar seis pokémon con vos a la vez con cuatro ataques cada uno, y es lo de siempre. Las mejoras reales pasan por fuera del combate, donde ya no necesitas enseñar las HM a criaturas que tengas sino que son habilidades de menú que podés activar a gusto una vez que te la otorgan. Por ejemplo, ¿necesitas hacer rock smash? No hay problema, simplemente activala, aunque no tengas ningún pokémon que sepa el movimiento mismo. Lo mismo ocurre con surf, cut, strenght y tantas otras habilidades que en el juego original nos obligaban a llevar un pobre Bibarel nivel 19 con todos estos movimientos solo para poder navegar el ambiente.

RELACIONADO  Review Battlefield 2042: la esperanza puesta en el pasado

Otro cambio notorio en esta remake es que, muy temprano en el juego, te van a dar la posibilidad de cambiar tus pokémon sin tener que ir al centro pokémon. Por ejemplo, ¿estás en el medio de una cueva y el tipo agua que venías usando se quedó sin ataques? No hay drama, lo cambias por otro, y seguís avanzando. Este es un cambio que saca bastante dificultad y frustración porque te vas a ver menos inclinado a tener que volver sobre tus pasos para curarte, y en vez de eso simplemente cambiar de criatura y dale que va. Además, ahora la experiencia se comparte todo el tiempo entre las criaturas por lo que todos van a estar subiendo de nivel constantemente, y no hay forma de desactivarlo. Este tipo de cosas hace que el juego sea mucho más fácil de jugar de lo que recordabas. Finalmente, si te perdés, alcanza con ir al menú para que te diga directamente cuál es tu próximo objetivo, tipo “andá a tal ciudad y ganá en tal gimnasio“.

¿Modo fácil?

Si esto fuera una reseña de Dark Souls, muchas personas estarían pidiendo a gritos un modo fácil para que sea “más accesible“. En el caso de estos dos juegos es un poco lo opuesto: Pokémon es tan masivo, grande y viene desde hace tanto tiempo que mucha gente que jugó los originales ya tiene hijos y varios años de aportes. Este grupo de jugadores puede sentirse que le hacen perder el tiempo cuando el juego explica cada cosa que uno ya sabe, o le hacen buscar payasos para que te den el pokétch y progresar. A veces te hacen demorar tanto con explicaciones que podés llegar a sentir que la saga no respeta tu tiempo. Quizás haya un punto medio entre los múltiples tutoriales y no saber a donde ir, entre el combate ultrafácil y el hardcore competitivo, pero Pokémon pareciera no molestarse en buscarlo. Quizás necesita un modo “difícil” sin tutoriales, sin compartir experiencia, y sin que te soplen las soluciones para evitar la frustración.

Pokémon Brilliant Diamond & Shining Pearl es un juego increíblemente fácil, al menos hasta que llegas sobre el final y te convertís en campeón o campeona. Una vez que ves a los 150 pokémon que habitan en esa región podés desbloquear nuevas áreas con más criaturas, pokémones legendarios, y demás. Acá es donde el juego se siente genuinamente bien por permitirte explorar a tu ritmo, meterte en lugares increíblemente vistosos e icónicos, y encontrar algunos de los bichitos más poderosos del panteón de la saga. Es ahí donde  se siente como una aventura y te permiten develar misterios antiguos, comprobar leyendas, y dejarte maravillar por los monstruitos de bolsillo de Nintendo. ¿Un detalle más? A pesar de todas las mejoras de calidad es raro que hayan dado marcha atrás con algunas como por ejemplo no poder reusar los TMs, que los convierte a cada uno en objetos mucho más únicos y te saca la posibilidad de experimentar y hacer la tuya.

RELACIONADO  Review Inscryption: un juego de cartas con un concepto innovador y atrapante

En conclusión

Pokémon Brilliant Diamond & Shining Pearl hace un excelente trabajo en devolvernos a la región de Sinnoh, que se ve más linda y adorable que nunca a nivel gráfico, y es por todos lados una versión mejor de un juego que ya era muy bueno en 2005. Sin embargo, si tenés más de 20 estás en una encrucijada: la saga se empecina en negar a sus jugadores más adultos y asegurar que esto es una experiencia para chicos por lo que te vas a encontrar con algo de la jugabilidad más básica que puedas experimentar y donde el diseño te sopla cada solución porque no confía en vos. Si no tenés problema con esto, estás enfrente de una remake que hace absolutamente todo mejor que el original, pero si te molesta… mejor suerte con Pokémon Legends Arceus.

FECHA DE LANZAMIENTO 19 de Noviembre de 2021
DESARROLLADOR ILCA, Gamefreak
DISTRIBUIDOR Nintendo
PLATAFORMAS Switch

Comenta!