Review Oninaki: corriendo el velo de la muerte

Oninaki, lo nuevo de Tokyo RPG Factory y Square Enix, se trata de un viaje entre la vida y el purgatorio y acá te contamos todo lo que tenés que saber. Encontrá todos los detalles, ¡a continuación!

Tokyo RPG Factory, el estudio detrás de I Am Setsuna y Lost Sphear, regresa con un nuevo título. Se trata de Oninaki, un ARPG con intenso combate donde tendremos el poder de movernos entre el mundo de los vivos y el purgatorio. El juego llega a Switch, PlayStation 4 y PC para llenarnos de melancolía y tristeza, pero darnos herramientas para enfrentarlas de la mano de extraños poderes.

LA TRAMA

Este es un ARPG con un componente fortísimo en la historia, así que tiene sentido empezar por ahí. En Oninaki nos presentan un mundo oscuro, con una sociedad pre-moderna donde está fuertemente arraigado el concepto de la reencarnación. Ni bien el juego arranca, nuestro protagonista Kagachi pierde a sus padres y nos explican cómo va la cuestión: “no estés triste ni llores, si no, no van a poder reencarnar“. Aquellas almas que aún tengan asuntos pendientes o cuyos afectos no puedan dejar ir permaneceran atrapadas en un plano entre la vida y la reencarnación llamado Veil (“velo“), y si permanecen mucho en este se convertirán en monstruos que afectan el mundo de los vivos.

RELACIONADO – Review RAD: Mutantes ochentosos, golpizas y mucho neón

El evento marca profundamente a Kagachi, que decide convertirse en un Watcher. Esto básicamente es un miembro de una organización que se dedica justamente a acompañar a los muertos en el Veil a que puedan reencarnar. Sin embargo, lo cierto es que esto lo lleva a una tarea que está lejos de ser blanco y negro y muchas veces implica enfrentarse a monstruos, a los vivos que no son tan buenos, y a un misterioso oponente llamado Night Devil que persigue a una misteriosa chica llamada Linne, que a su vez es incapaz de morir cuando nuestro protagonista está cerca.

LA JUGABILIDAD

Oninaki es un ARPG en tercera persona con cámara fija que nos mantiene constantemente en el centro. El analógico derecho, en vez de controlar la cámara, sirve para rotar entre las armas que Kagachi tiene para el combate – los Daemon. Estos son espíritus que dotan a nuestro héroe de diferentes estilos de combate, armas, y movimientos. Cada uno de ellos tiene un árbol de habilidades separado que deberemos ir desbloqueando de a poco para liberar su máximo potencial. Por ejemplo, cuando el juego arranca tenemos un Daemon que lucha a nuestro lado con una espada y puede evadir, pero a los pocos minutos desbloqueamos el segundo, que cuenta con una lanza y es un especialista en ataques aéreos y saltar.

RELACIONADO – Review Wolfenstein Youngblood: las hijas de Blazkowicz heredan el amor por matar nazis

La historia de Oninaki es bastante lineal con un par de puntos de inflexión donde podremos tomar decisiones que afectarán al ending. El ciclo de gameplay implica recorrer diferentes locaciones donde varios enemigos nos intentarán bloquear el paso y deberemos derrotar. Sin embargo, muchos caminos se encuentran cerrados, y ahí es donde deberemos usar nuestra habilidad para cruzar el Veil y buscar rutas del otro lado. A la vez, habrá que derrotar enemigos para crear portales y cruzar al otro lado porque si recorremos una zona oscurecida, los enemigos serán capaces de derrotarnos con un único golpe.

La cámara de Oninaki y la jugabilidad pueden recordar a títulos indie con combate en tiempo real, pero acá el énfasis en el RPG es mucho mayor. Cuando golpeamos a los enemigos veremos los números de daño, y el combate no se trata tanto de reflejos sino de predecir al enemigo, saber cuándo acercarse, cómo quebrar su defensa, maximizar el daño de nuestros Daemon, y es generalmente más lento que otros títulos de acción.

RELACIONADO – Review Fire Emblem: Three Houses – una obra maestra de la táctica y la simulación

LO QUE HACE BIEN, LO HACE MUY BIEN

Oninaki, antes que nada, es un título profundamente atmosférico donde la carga emocional es constante. Permanentemente se trata con personajes que tienen prohibido sentir, por el bien de los muertos, y esto tiene un costo. Muchas personas cuestionan la vida, la muerte y la reencarnación y se da lugar a todo tipo de situaciones trágicas. Esta es la parte más interesante del juego, poder sumergirse en este mundo desesperante donde  intentan justificar un suicidio en masa en un culto, o te cruzás a niños que no pueden llorar a sus hermanos o familiares muertos. La atmósfera es super pervasiva y aparece en cada aspecto.

CONCLUSIÓN

Oninaki es un juego que no hace compromisos en su propuesta de nicho. Es un ARPG profundamente melancólico con mucho interés en contar una historia, y todo su esfuerzo está puesto ahí. El combate a veces es excesivo y sobran un par de enemigos entre secuencia y secuencia de historia, y tampoco ayuda que haya Daemon que simplemente no se sienten que merezca la pena entrenar o experimentar. Aunque por momentos el juego se haga monótono, a medida que desbloqueamos más estilo de combate podremos ajustar el combate a nuestro gusto y cambiar la dificultad dinámicamente que son excelentes paleativos. Con las horas es imposible no notar que el plato fuerte es la historia, pero si te encontras en el nicho al que este juego apunta, sería muy raro que Oninaki no entregue lo que estabas buscando.

FECHA DE LANZAMIENTO 22 de agosto de 2019
DESARROLLADOR Tokyo RPG Factory
DISTRIBUIDOR Square Enix
PLATAFORMAS PlayStation 4, PC, Switch

Comenta!