Google adquiere Fitbit en 2100 millones para renovar su línea de smartwatches

Google renueva su apuesta por los wearables con la adquisición de Fitbit, uno de los gigantes de la industria, por 2100 millones de dólares. Leé los detalles y planes a futuro ¡en estas líneas!

Google anunció en su blog oficial que adquirirá la compañía californiana Fitbit, uno de los gigantes de la industria de los wearables. El gigante de los navegadores compró la empresa por 2100 millones de dólares y pasará a operar bajo el paraguas de los de Mountain View, donde continuarán su actividad. El vicepresidente senior Rick Osterloh explicó que la adquisición es “una oportunidad para invertir aún más en Wear OS así como también introducir dispositivos Made by Google en el mercado.”

La noticia es la confirmación de varios rumores previos que adelantaban la adquisición desde hace unas semanas. Fitbit era reconocido en la industria como uno de los más importantes creadores de trackers para fitness. Bajo la nueva dirigencia, la empresa se unirá a Google en similares características como ocurrió con Nest, que eventualmente dio origen a Google Now, y proveerá su conocimiento para que la compañía cree wearables de forma interna.

RELACIONADO – Stadia: Google abrirá un estudio propio para desarrollar juegos first party

Fitbit también lanzó su comunicado de prensa donde comentó que una de las claves de la adquisición será tomarse en serio “la privacidad de los datos de salud y fitness de los usuarios“, y que “esta información no será usada en Google ads“.

Cualquiera sea el caso, Google intentó incontables veces presentar su línea de wearables y su Wear OS, pero no provocaron mucho entusiasmo. Ahora, con el apoyo del gigante de los wearables, su línea de producción, y más, están mucho mejor equipados para dotar a los dispositivos Android de más funciones e innovaciones que puedan competir contra la propuesta de los competidora, con Apple a la cabeza.

RELACIONADO – Pixel Buds: Google le pelea a los Airpods con nuevos auriculares con Google Assistant

La infraestructura de Google también promete cambiar las cosas para Fitbit, que ahora podrá hacer que productos exitosos como el Versa sumen más capacidades, sean más inteligentes y tengan mejor integración con Android. Así, la más reciente compra del gigante se suma a un catálogo cada vez más grande que incluye a otros actores de los wearables que no producen solo smartwatches o trackers, sino también prendas de vestir o calzados. ¿Qué se traerán entre manos?

Comenta!