Dragon Ball Super: los mejores momentos del final y la escena post-créditos

Dragon Ball Super llegó a su fin con la emisión del capítulo 131 y dejó varios momentos únicos detrás. Repasá con nosotros lo mejor del episodio final que cerró una de las mejores sagas de la historia, ¡en esta nota!

En un episodio dramático y para la historia, Dragon Ball Super finalizó su saga de Supervivencia Universal, y con ello llevó a varios de los personajes a romper sus límites una vez más. En esta nota, que está LLENA de spoilers, repasamos algunos de los mejores momentos del final y vemos la escena post-créditos. ¡Repasá con nosotros!

El ganador del torneo

Como para no romper la tradición de que Goku y Vegeta no ganan torneos, esta vez el ganador volvió a ser alguien que nadie esperaba. Ni Freezer, ni Goku, ni Jiren, sino Androide 17 fue el último que quedó sobre la plataforma. Tras esto, en vez de pedir el famoso crucero con su familia del que tanto habló, el androide simplemente miró a Goku y deseó a las super esféras que se reestablezcan los demás universos, a los que vemos celebrar que pueden volver a existir. En la escena final se lo ve, de todos modos, mirando al océano desde un barco por lo que es un final feliz para todo el mundo.

RELACIONADO – Dragon Ball Super: todas las preguntas que el final debe responder

Goku y Freezer se alían contra Jiren

¿Cómo puede ser que Androide 17 haya ganado estando Goku, Jiren y Freezer en el ring? Bueno, es que Androide 17 no ganó por ser el más poderoso sino por ser quien mejor midió sus esfuerzos e hizo uso de la estrategia. Sobre el final, tras haber perdido su transformación de la doctrina egoísta y Golden respectivamente, aunque con un Jiren bastante dañado pero determinado por todo lo que ocurrió hasta ahora, los guerreros del Universo 7 deciden combinar sus esfuerzos y luchar juntos. Goku y Freezer, enemigos a muerte al nivel de Lex Luthor y Superman o el Joker y Batman, lado a lado logran finalmente hacer caer del ring a Jiren, quedando ellos eliminados en el proceso.

El plan de Zenosama

En un extraño giro de los eventos, los Zeno Sama demostraron ser personajes bastante más complejos de lo que nadie esperaba. Los dioses de toda la creación decidieron realizar el torneo de supervivencia universal para salvar un universo entre los ocho más débiles, que eliminarían para dejar solo a los 4 más poderosos. Al ganar Androide 17 y pedir que se reestablezcan los universos que perdieron, ¿no sería esto un palo en la rueda a los planes de los dioses? Ocurre que no – Zen chan en realidad hace el torneo con la esperanza de que gane un guerrero lo suficientemente noble como para sacrificar su deseo con las Dragon Balls por los demás. De no haber ganado alguien así, y que pidiese un deseo egoísta, simplemente lo hubiese borrado todo como originalmente pensaba hacer.

RELACIONADO – Dragon Ball Super: la nueva película estrenó su primer teaser

¿El mensaje? Empatía, piedad, y el deseo de auto-superación son virtudes que los dioses recompensan, y todos los guerreros volvieron a sus universos con algun tipo de lección.

El ending

Un detalle interesante del episodio es que no tuvo la tradicional secuencia de opening ni se escuchó la canción Limit-Break x Survivor de Kiyoshi Hikawa. Esta vez se la reservaron para el final donde nos mostraron un montaje con escenas de todos los personajes regresando a casa y siendo recibidos por sus seres queridos. Mientras el Androide 17 está en un crucero, los demás guerreros Z están reunidos en una especie de baby shower demorado para Bra, la hija de Vegeta y Bulma, y una vez más vemos a Goku y al príncipe de los Saiyajin pelear por gusto.

La escena post-créditos

Freezer aceptó aliarse con sus enemigos del Universo 7 a cambio de que le devolvieran la vida. Por instrucción del Dios de la Destrucción Beerus, el ángel Whis finalmente lo hace, y de este modo Freezer se despide de los guerreros Z con la promesa de volver a enfrentarlos… o no. La escena post-créditos finalmente no fue un teaser de la película que se viene, sino una escena final con el emperador del mal en su nave, y con un grupo nuevo de subordinados por lo que seguramente lo veremos de nuevo. Aún más interesante, también vemos un diálogo entre los dos saiyajin: Goku no puede volver a usar la doctrina egoísta y sólo pudo desbloquearla por estar contra las cuerdas en el torneo. Ni lerdo ni perezoso, Vegeta le promete conseguir un poder aún más grande y derrotarlo.

¿Cuáles fueron tus momentos favoritos del episodio final? Contanos en la sección de comentarios.

5 Comments

  1. Fue hermoso y muy bien hecho, gracias por tanto Toriyama, y al que hizo la nota

Comenta!