Review Star Wars: Jedi Fallen Order – el juego de aventura de la saga que estabas esperando jugar

EA regresa con un Star Wars: Jedi Fallen Order, un nuevo juego de la galaxia muy, muy lejana, pero que ahora tiene formato de aventura en vez de shooter. Enterate de todo lo que tenés que saber, ¡a continuación!

Star Wars: Jedi Fallen Order está finalmente entre nosotros para llevarnos a nuevos rincones de la galaxia que aún no conocíamos, ahora de la mano de un personaje completamente nuevo. Esta es la primera vez en años que nos llega un título de EA de Star Wars que no es un shooter a lo Battlefront, y cambiamos los rifles por nuestro sable láser y la fuerza. Ya podés disfrutar esta nueva aventura en tercera persona en PlayStation 4, Xbox One y PC. 

¿De qué se trata?

En Star Wars: Jedi Fallen Order tomamos el control de Cal Kestis, un colorado que trabaja en una mina imperial entre episodios 3 y 4, y que oculta un terrible secreto. Él es uno de los pocos sobrevivientes de la Orden 66 que terminó con la vida de casi todos los Jedi de la república, y dio origen al Imperio. Cómo sobrevivió es uno de los tantos misterios que oculta su pasado, pero basta saber que un accidente en el trabajo lo vuelve a poner en contacto con la Fuerza, y hace que el Imperio llegue hasta el planeta Bracca a buscarlo.

RELACIONADO – Review Death Stranding: reinventar el gaming, morir y volver a empezar

En Star Wars: Jedi Fallen Order el enemigo es el imperio, pero quien lo personifica mejor que nadie es Second Sister, una de las principales inquisidoras de Darth Vader. Ella es quien finalmente localiza a Cal y lo perseguirá a lo largo de varios planetas mientras nuestro héroe busca un modo de luchar contra el Imperio y dejar de escapar. Por suerte, cuando la situación parece perdida, Cal es rescatado por dos misteriosos aliados que lo ayudan a escapar el planeta y le darán guía y apoyo en su aventura.

La jugabilidad

Star Wars: Jedi Fallen Order no se parece demasiado a ningún otro juego de Star Wars que hayas jugado antes. Controlaremos a Cal con una cámara en tercera persona similar a The Force Unleashed, pero por lo demás la cantidad de influencia es muy variada. Nuestro protagonista es un Jedi que debe recuperar su conexión con la fuerza, y a medida que progresemos desbloquearemos nuevos poderes, mejoras, ataques y más. Desde el principio podremos desplazarnos y saltar en secuencias de plataformas, pero al poco tiempo podremos usar nuestro sable láser para golpear enemigos, y obviamente, devolver los disparos de nuestros oponentes.

RELACIONADO – Review The Outer Worlds: Cowboy Bebop y Fallout New Vegas tuvieron un bebé de dos cabezas

Si bien el formato de juego de acción ya fue explorado en The Force Unleashed en la generación pasada, esta vez la cosa es un poco diferente. Star Wars: Jedi Fallen Order es mucho más inteligente a la hora de tomarse tiempos y no sacudirnos con constante combate y exposición, sino que también hay momentos de plataforma, de exploración, de puzzle, y bosses que sacuden el ritmo cada tanto. Está claro que el molde de este juego no es ningún título previo de Star Wars, sino más bien aventuras como Uncharted en los setpieces y el reboot de Tomb Raider en la exploración – pero en vez de Lara o Nate controlamos a un Jedi.

Aunque la comparación con Uncharted y Tomb Raider es obvia, lo cierto es que Star Wars: Jedi Fallen Order tiene varios aspectos únicos. El primero y más obvio es el foco en el combate melée, y los usos de la fuerza. Podremos ralentizar enemigos, expulsarlos por el aire, arrojarles nuestro sable láser, y más, pero además también deberemos usar estas habilidades para resolver puzzles para una experiencia mucho más integrada. Además, Cal no estará solo sino que lo acompaña BD-1, que por un lado tendrá el rol de ser nuestro glosario y quien graba los datos de las misiones, pero también nos ayudará a superar algunos obstáculos y hasta nos delatará alguna solución de puzzle si nos trabamos, primero con pistas y luego con la solución entera.

RELACIONADO – Review Ghost Recon Breakpoint: Drones, tiros y frustraciones

Los niveles

Star Wars: Jedi Fallen Order no toma lugar en un único planeta, sino que de a poco irá desbloqueando varios de ellos para que visitemos con nuestra tripulación y cumplamos algún objetivo. Lo que es más, la linealidad del juego se rompe varias veces ya que podemos elegir entre algunos para ver cuál visitaremos primero, e incluso habrá más secretos que descubrir cuando volvamos más adelante con nuevos poderes, habilidades y mejoras. Este formato de pequeños mapas semi-abiertos es particularmente interesante porque permite escenarios variados y mundos con mucha personalidad, con fauna variada donde hacemos mucho más que “solo” matar Stormtroopers.

Exploración, secretos, y enemigos opcionales

Uno de los mejores aspectos de este formato,  semi-abierto, es que podremos explorar cada rincón y encontrar más cosas para personalizar a nuestro héroe y acompañante robótico, a su sable láser, y podremos ver más misterios o Easter Eggs. Para esto, deberemos muchas veces superar secuencias de plataforma y encontrar pasadizos secretos que se desvían, e incluso algunas que están dotados de mini-bosses que nos intentarán cortar el paso. Estos momentos le dan un buen toque de adrenalina y dificultad a la aventura con combates tensos donde deberemos sacar nuestro mejor juego para estar a la altura.

RELACIONADO – Review Code Vein: vampiros de anime que no le chupan la sangre al Dark Souls

Salir y explorar cada mundo es una de las mejores partes del juego por la cantidad de secretos que hay, pero es peligrosísimo, y es seguramente lo que te hará morir más veces. Lo bueno es que este contenido es opcional y podés volver a él cuando Cal sea más poderoso para evitar la frustración, igual que con los coleccionables. Además, tendremos vidas infinitas por lo que la muerte no es un castigo grave, aunque al igual que Dark Souls, perderemos los puntos de experiencia que hayamos acumulado desde la última vez que nuestro héroe se detiene a meditar, es decir, hacer uso de los “puntos de guardado” que se encuentran en el mapa. Similar también a Dark Souls es que al golpear al enemigo que nos derrotó antes podremos recuperar los puntos de experiencia, pero si morimos, simplemente se pierden.

El desempeño en PS4 es flojo

La campaña de marketing de Star Wars: Jedi Fallen Order estuvo muy centrada en el mundo de Xbox, y esto parece haber afectado de forma negativa a la versión de PS4. Incluso jugando en PS4 Pro notamos muchas caídas de FPS cuando avistábamos escenarios grandes, y también hay detalles desprolijos como las animaciones que se congelan en los tutoriales cuando desbloqueamos un nuevo poder. Sin embargo, el aspecto que más nos sorprendió fue lo largo que se hace la pantalla de carga cada vez que morimos: 35 segundos en promedio a partir de que tocamos la X para respawnear. Nunca es injugable, pero sí esperamos que corrijan esto vía parches.

RELACIONADO – Review Legend of Zelda: Link’s Awakening – y yo desperté queriendo soñarla

En conclusión

Star Wars: Jedi Fallen Order es el juego de aventura de la saga que estabas esperando jugar, y el que la saga necesitaba. Si bien tiene influencias clarísimas, por ejemplo la secuencia del principio es literalmente igual a Uncharted 2 con el tren cayéndose a pedazos mientras intentamos escapar, la vuelta de tuerca de los puzzles, exploración, y control de la fuerza hacen que se pare solo, por sus propios medios. Cada fanático de la saga tendrá su favorito entre shooters, simuladores de naves, juegos de carrera y RPGs, pero a la hora de la aventura, este es el molde sobre el que EA debería iterar camino al futuro.

FECHA DE LANZAMIENTO 15 de noviembre de 2019
DESARROLLADOR Respawn Entertainment
DISTRIBUIDOR EA
PLATAFORMAS PlayStation 4, PC, Xbox One

Comenta!