Review Final Fantasy Pixel Remaster (I-II-III): el surgimiento de la leyenda brilla a pura nostalgia

Final Fantasy Pixel Remaster trae los juegos clásicos de la serie a plataformas modernas con el objetivo de celebrar su historia. Te contamos por qué es importante, y con qué te vas a encontrar, ¡en esta nota!

Final Fantasy es sin lugar a dudas la saga de JRPGs más importante de la historia, y hoy es sinónimo de carismáticos personajes, héroes, gráficos de alta definición e intenso fanatismo en todo el mundo. Sin embargo, previo al icónico FF7, la saga era mucho más chica, y bastante diferente a lo que hoy asociamos con ella. Square Enix relanza una vez más los juegos clásicos bajo el nombre Final Fantasy Pixel Remaster, y los primeros tres juegos de la serie ya están disponibles para PC y smartphones.

RELACIONADO  Review Pokémon Unite: un juego dinámico que da una nueva perspectiva a los MOBA

Final Fantasy Pixel Remaster como colección tiene en este momento a Final Fantasy I, Final Fantasy II y Final Fantasy III, en un formato donde la idea es mantenerse lo más fiel posible a sus lanzamientos originales pero sin los limitantes de la tecnología de los 80s. Los juegos lanzaron en la NES/Family Game originalmente pero ahora están cuidadosamente recreados para dar el aspecto de un juego que podría haber lanzado en SNES o PS1. Estos juegos tienen nuevas traducciones, música regrabada, sprites redibujados, y son la versión más fiel en espíritu a lo que proponía Square Enix.

Salvo Final Fantasy I, ninguno de estos juegos lanzó en occidente en su versión original, y en el caso específico de Final Fantasy III, nunca tuvimos un lanzamiento oficial en estilo pixel art, solo existió su versión en 3D para DS/Mobile/PC. Sin embargo, estos títulos fueron relanzados varias veces en versiones expandidas y mejoradas a lo largo de los años con montones de contenido extra y todo tipo de cambios. Como la misión de esta colección es preservar el contenido original, te vas a a encontrar con que mucho de ese contenido extra no existe.

Final Fantasy I

El primer juego de la saga cuenta la historia de cuatro guerreros de la luz que podremos crear eligiendo entre seis clases (guerrero, ladrón, mago blanco, mago negro, mago rojo y monje), y emprender nuestra búsqueda para salvar los cuatro cristales. Para esto deberemos recorrer el mundo, conocer a sus personajes y atravesar peligrosísimos calabozos. La historia tiene un giro increíblemente único para lo que es un juego de los 80s, y hace mucho por mostrar el potencial de la saga para sorprendernos. También a tener en cuenta, hay un par de líneas de diálogo extra para reforzar la caracterización que aportan a hacer que el mundo se sienta más vivo.

RELACIONADO  Review The Legend of Zelda: Skyward Sword HD - donde las águilas se atreven

Final Fantasy II

Este es el juego con más énfasis en la narrativa de los tres, y empieza con un giro único. Cuando nuestro pueblo es atacado, cuatro chicos intentan defenderlo y son espectacularmente derrotados en el primer combate. Nuestra tarea será entonces encontrar a los rebeldes y destruir al imperio mientras buscamos venganza por lo que nos hicieron. En este juego debutan los chocobos, Cid, y más aspectos icónicos de la serie.

Eso sí, el juego tiene un sistema de progresión donde en vez de sumar experiencia, tus estadísticas mejoran cuando las usas (literalmente ganás experiencia) – y por ejemplo, si usás tu espada, ganas fuerza, si usas tu magia, ganás inteligencia y así sucesivamente. Esto suena bien en papel, pero lo cierto es que termina siendo contraproducente y uno termina jugando combates donde se pega a si mismo para después curarse y subirse de nivel de ese modo. Aunque el sistema está más balanceado y tiene menos bugs, aún hoy es controvertido.

Final Fantasy III

Este juego no solo no lanzó en occidente hasta que tuvimos el port 3D sino que además nunca existió en versión Pixel Art y esta es la primera vez que podemos experimentarlo. A nivel trama, el juego es una mezcla de FF1 y FF2, donde cuatro huérfanos caen por accidente en la cueva de un cristal y se enteran que deben iniciar una peregrinación entre ellos para salvar el mundo. La gracia de este juego es poder cambiar nuestros trabajos y no estar atados a ellos de forma permanente, que permitirá un diseño de peleas bastante único donde a veces deberemos usar cuatro de la misma clase para los mejores resultados.

RELACIONADO  Preview New World: el nuevo juego de Amazon ¿MMORPG o survival? ¿Los dos?

FF3, además, tiene mucho énfasis en el diálogo, la trama y personajes que nos acompañan como FF2. En nuestra quest muchas veces tendremos un quinto personaje que nos acompaña y da soporte aleatoriamente en combates, como si literalmente tuviéramos uno más a nuestro lado. En este juego también habrá secuencias bastante creativas donde deberemos cambiar nuestro tamaño o hasta volvernos ranas para explorar espacios reducidos. Es una excelente sintesis de la primer era de la saga.

La colección

Si bien los tres juegos son muy cohesivos y tiene lógica que sean todos parte de un mismo paquete, difícilmente puedan ser considerados la versión definitiva de cada juego. Con FF3 no hay nada que argumentar – esta es la versión que mejor se siente por traer su estilo original a occidente por primera vez. Sin embargo, en el caso de FF1 y FF2, nos encontramos con que es la forma definitiva de escuchar los juegos, pero no de jugarlos. La versión de PSP, con sprites de alta definición y montones de calabozos extras se siente más completa. Se entiende el motivo – esto es una versión nostálgica que preserva el espíritu del contenido de NES, no que agrega cosas, y los gráficos, bestiarios, compilados de arte, bandas de sonido y demás son excelentes, pero esperábamos una versión superadora, la versión definitiva con todo el contenido jamás creado para cada juego.

El estilo de arte, especialmente en estos primeros tres juegos, le hace muchos favores al arte de NES que originalmente era de 8 bits. Los detalles se preservan y los colores y inundan la pantalla, pero además se simplificó la vista para mostrar los combates como en FF4 en adelante. A pesar que todo el juego es por turnos, por ejemplo en FF1 ya no peleas en una pantalla dividida. Finalmente, el detalle más notable: ahora en el mapa podés caminar en diagonal, que quizás parezca poca cosa pero significa ya no quedarte sin poder pasar cuando un NPC te bloquea el camino.

En conclusión

Final Fantasy Pixel Remaster es un viaje de nostalgia y una cápsula en el tiempo, la mejor forma de experimentar los inicios de la saga en un paquete consistente que no esté limitado por la tecnología sino por la visión artística de sus creadores. Si es la mejor versión de los juegos clásicos o no, ahí ya pasa a ser una cuestión de gustos pero lo que no se puede negar es que es una versión increíblemente única y que vale la pena experimentar si querés saber cómo arrancó la saga o como la recordás pero sin tener que recurrir a consolas que están fuera de circulación. Eso sí, ¿por qué no lanza también para PlayStation, Xbox y Switch?

FECHA DE LANZAMIENTO 28 de julio de 2021
DESARROLLADOR Square Enix
DISTRIBUIDOR Square Enix
PLATAFORMAS PC, iOS, Android

Comenta!