Review Dissidia Final Fantasy Opera Omnia: un gacha táctico y generoso que se siente un grandes éxitos

Dissidia Final Fantasy Opera Omnia está por comenzar su tercer año de actividad y entra en su mejor momento. Lo probamos en un Moto G9 y te contamos los motivos para jugarlo, ¡en esta nota!

Square Enix lanzó montones de videojuegos para smartphones basados en la saga Final Fantasy incluidos Record KeeperBrave Exvius, y el malogrado All The Bravest. Si bien todos ellos cuentan con su público y con aspectos únicos que los hacen especiales, quizás ninguno sea tan destacado como el gratuito Dissidia Final Fantasy Opera Omnia para iOS y Android En nuestro caso, lo jugamos en un Motorola Moto G9 Plus, que corrió el juego sin problemas.

Este, fiel al estilo de los juegos de consola, es un juego con muchísimo foco en la estrategia, sin personajes inventados, y héroes a lo largo y ancho de toda la saga.

RELACIONADO – Review Cyberpunk 2077: hay un buen juego que la performance no te deja ver, pero tampoco es lo prometido

Dissidia Final Fantasy Opera Omnia se basa justamente en los hechos de los videojuegos de la saga Dissidia para portátiles y consolas hogareñas, y es una secuela. Sin embargo, no necesitas haber jugado nada para empezar a disfrutarlo: RemVivi y Warrior of Light aparecen en un nuevo mundo donde por pedido de la Diosa Materia deberán luchar para restaurar la paz… por motivos que no te vamos a spoilear. A medida que la historia progrese en dos actos de 10 capítulos y un epílogo cada uno, reclutaremos más personajes como CloudSquallLightningTifaTerra y más. Muchos, muchos más.

A pesar de que Dissidia Final Fantasy Opera Omnia es un “gacha”, algo que lo separa de otras experiencias como Genshin Impact o SAO, es que los personajes no son aleatorios. El juego simplemente te los da por jugar la historia y sus “capítulos perdidos”, y todos son gratis. Así, vas a poder reclutar desde héroes hasta villanos, que ya suman 140 en total. Cada uno de ellos tiene su nivel individual, y podés usar a cualquiera que te guste después de reclutarlos siempre y cuando te tomes el trabajo de ponerlo en los niveles apropiados para el contenido que querés jugar. Cada uno de ellos tiene un estilo de juego y habilidades diferentes, pero no te preocupes que no tenés que aprender a usarlos a todos – solo a tus favoritos… y a algún que otro personaje de moda si querés hacer desafíos de nivel alto.

RELACIONADO – Review- Twin Mirror: un Thriller que se centra en la salud mental, la introspección y el drama

Entonces, ¿de qué es el gacha? Exclusivamente de armas y equipamiento. Cada héroe lleva consigo diferentes armas y armaduras, y a medida que las subas de nivel incorporarán nuevas pasivas, movimientos especiales y técnicas de combate que dan ataques, poderes de curación, protección, y más. El juego tiene separado su modo “normal” y modo “hard”, y si bien hay unidades que tendrán problemas con el contenido avanzado, podés vivir toda la historia con los personajes que quieras sin tener que buscar ningún arma en particular. Eso sí – cada modo tiene recompensas separadas, y mientras más contenido juegues, más armas vas a poder obtener.

En Dissidia Final Fantasy Opera Omnia accederemos a los capítulos y recorreremos un mapa que da pie a diferentes combates por turnos de dificultad ascendente. Podremos llevar a tres unidades a la vez a cada pelea, donde cada una tiene sus propias acciones en un combate por turnos. La mecánica clave del juego se basa en robar puntos de Brave (“Coraje”), la energía natural de cada enemigo, para poder hacer ataques de HP, que resten vida total. Cuando robes la suficiente Brave de un enemigo, este se demorará un turno y entrará en un estado de “break” en el cuál recibirá más daño y tendrá menos capacidad para golpearte. A la vez, el enemigo intentará hacer exactamente lo mismo – quebrarte y derrotarte mientras usa tu coraje contra vos.

RELACIONADO – Review Immortals Fenyx Rising: no tan Zelda… solo lo suficiente

El juego se pone cada vez más interesante a medida que reclutamos diferentes unidades, cada una de las cuáles cuenta con habilidades únicas como obtener turnos gratis, demorar el turno enemigo, curar, cubrir a los aliados con barreras, y más. En nivel normal se puede simplemente disfrutar de cualquier secuencia y pelear a gusto, pero en nivel alto se pone increíblemente difícil, y hacer las peleas en niveles EXcosmoschaos y luffenia, las más altas dificultades, requerirá equipos cuidadosamente planeados y que se alimenten de las habilidades del otro para potenciar sus ataques. Podés ir tan profundo como quieras, o simplemente jugar por la historia.

Los diferentes combates nos recompensarán con tickets y gemas para el “gacha”, que nos dará nuevas armas en eventos rotativos, con un promedio de seis por mes. Como cada evento tiene a la vez tres o cuatro héroes, constantemente sumaremos nuevos personajes y combinaciones para nuestros equipos pero a la vez será dificil mantenerse actualizado. Sin embargo, la peculiaridad de Dissidia Final Fantasy Opera Omnia es lo generoso que es el sistema, con una historia llena de gemas y recompensas, usos gratuitos del gacha, y eventos de celebración que duplican o triplican las gemas obtenidas.

RELACIONADO – Review FIFA 21 en next-gen: una actualización, una experiencia renovada

El juego acaba de concluir sus primeros dos actos y dará inicio al tercero en 2021, pero no por ello deja de sumar contenido constante, nuevos personajes que lanzan a modo prueba y luego regresan como contenido fijo, y eventos comunitarios. Es uno de los juegos vivos que más frecuentemente se actualiza, y constantemente te da motivos para regresar porque la historia es muy buena. Especialmente si sos fanático de Final Fantasy, vas a poder ver interactuar a héroes que jamás se cruzaron y encontrar puntos en común entre ellos porque sus historias riman – todo con mucho humor en algunos momentos, y épica y oscuridad en otros.

Cómo se siente jugarlo en un Motorola

Dissidia Final Fantasy Opera Omnia no te pide mucho hardware para funcionar, pero el techo de performance es altísimo y es destacable lo bien que se ve en los Moto G9. El estilo de arte “chibi” es adorable, y los colores vibrantes hacen que los personajes se sientan como que prácticamente salen de la pantalla. El apartado de audio, además, recupera varias de las mejores canciones de la historia de la saga, compuestas por Nobuo Uematsu, ganador de los Video Game Awards 2020 en la categoría de Mejor Banda de Sonido por Final Fantasy VII Remake. Para jugarlo solo debimos pasar por la Play Store, descargar sus 96 megas, y comenzamos nuestro viaje.

RELACIONADO – Review Hyrule Warriors: Age of Calamity – la adrenalina de enfrentar un ejército entero en solitario

En conclusión

Para los fanáticos de los RPG que buscan contenido constante y eventos para tener motivos de seguir volviendo a una experiencia, Dissidia Final Fantasy Opera Omnia es un sueño hecho realidad. Es un ejemplo de cómo crear un juego como servicio con un sistema generoso, que no requiera realmente de microtransacciones para disfrutarse, pero capaz de ofrecer un desafío único que no se parece a ningún otro juego en sus niveles más altos. Además, la posibilidad de ver interactuar a montones de héroes de Final Fantasy seguro deleitará a los fanáticos que podrán llevar un mundo increíblemente icónico en sus bolsillos.

Comenta!