Game of Thrones: errores, preguntas y diferencias con los libros del episodio 4

El cuarto episodio de Game of Thrones fue uno de los más flojos de la temporada a nivel narrativo y nos dejó con varias dudas de coherencia. Nos ponemos molestos y buscamos ser haters, ¡en esta nota!

Game of Thrones es una de las series más importantes en la historia de la televisión y su calidad es innegable. Por eso, cada vez que un episodio no cumple con las expectativas genera polémica. Esto pasó con el episodio 4, The Last of the Starks, y en esta nota vamos a comentar un par de cosas que nos hicieron ruido – con spoilers.

¿Bran no usa sus poderes?

El Rey de la Noche buscaba llegar a Bran Stark y borrar la memoria colectiva del mundo. Sin embargo, Bran se salvó gracias a Arya la “MVP”, y ahora está tranquilo en Winterfel sin nada que hacer. Quizás sus habilidades serían útiles para poseer animales y darle información a los ejércitos que peleen contra Cersei, ¿no? 

RELACIONADO – Game of Thrones: detalles y easter eggs que quizás te perdiste del episodio 4

Si tan solo hubiera una asesina que pudiera encargarse de Cersei sin ir a la guerra…

Sin importar tu preferencia de líder, y ya sea que prefieras a Sansa, Jon o Dany, lo cierto es que ninguno está pensando las cosas en claro. Si el problema es Cersei, ¿por qué van a ir a la guerra? Nomás necesitan sacarla del trono sin pelear. Lástima que no haya una asesina experta en infiltración que pueda cambiar caras cerca a la que se lo puedan encargar, ¿no? Pero tiene que ser confiable, por ejemplo, una por la que hayan brindado como la heroína de Winterfell.

Los peores conspiradores

Jon tiene un secreto importantísimo que contar – él no es un hijo de Ned Stark, sino de Lyanna Stark y Rhaegar Targaryen. Sansa toma esta información y la maneja con total cautela – no espera ni 15 segundos para ir a contarle todo a Tyrion, que procede a contárselo a Varys, famoso por ser el mayor conspirador del reino. 

RELACIONADO: El final de Game of Thrones miralo en el GOT FEST de HBO en Buenos Aires

Dany necesita lentes

Llegando a Dragonstone, Dany viene con su flota mientras vuela sobre el lomo de Drogon. En ese momento, de atrás de un peñasco salen 10 barcos de Euron Greyjoy que los ataca. ¿Cómo es posible no haber visto esto desde el aire?

Las ballestas no pueden matar dragones en los libros

En la temporada pasada, el show introdujo los “escorpiones“, un tipo de arma de asedio que es más fuerte que una bala de cañon y puede matar dragones. Esto simplemente no tiene sentido – un arma sin pólvora jamás puede ser más fuerte un cañonazo. Y, además, las escamas de dragones son demasiado fuertes para ser penetradas.

Una de las historias más fascinantes del mundo de George RR Martin cuenta que cuando Aegon intentó atacar Dorne se encontró con un terrible problema. Los sureños usaron armas de asedio y con un tiro milagroso derribaron a Rhaenys Targaryen del aire junto a su dragón Meraxes por haberlo penetrado en su único punto débil: su ojo. Esta hazaña aún hoy es hablada en Westeros, ya que derribar un dragón del aire es casi imposible. Sin embargo, Euron lo hizo en 20 minutos.

Pero no nos pongamos tan nerds,  éstas son armas “especiales”. La cuestión es que si no usan pólvora ni acero, y se hacen de madera, deberían ser más baratas que un cañon.  Entonces, ¿por qué no la usan todos los ejércitos?

RELACIONADO – Game of Thrones S08E03: el director de fotografía dice que “estaba oscuro porque no sabes configurar tu TV”

Jon necesita una lección en responsabilidad y cuidado de mascotas

Comparado a muchos otros problemas del episodio, ésta es una crítica menor, pero necesaria. Alguien debería explicarle a Jon que regalar a tu mascota y ni siquiera despedirte de ella te hace parecer despiadado, una pésima característica en un líder. 

Winterfell abrió un Starbucks

El error más “memeable” del episodio fue un desliz, y no un problema con la trama. Mirá el fotograma de arriba, y mirá a Daenerys en el fondo. Inmediatamente delante de ella tiene un Latte de Starbucks, como para que no pegue tanto el frío de Winterfell. ¿Su nombre en la taza incluirá todos sus títulos?

El episodio 4 de la octava temporada de Game of Thrones se dedicó a mover las piezas de cara al conflicto final cualquiera sea el costo. Lo que sufrió por este motivo fue la trama. Y, aunque la historia general sigue siendo fascinante, es una mancha negra en una serie que alcanzó su status como una de las más importantes de la historia por lo mucho que cuidaba los detalles. ¿Estás de acuerdo? ¡Dejanos tus comentarios!

Comenta!