Vikings: cinco momentos claves de la serie que regresó a Netflix

La temporada final de Vikings ya está disponible en Netflix y te damos un pantallazo de los momentos más importantes de la serie en esta nota, por si necesitás un repaso.

Vikings temporada final

Vikings llegó a su final tras siete años de duración y seis temporadas en su haber (algunas de ellas partidas en dos). Escenas llenas de acción y emoción pasaron por esta producción de Michael Hirst junto a History. Pasó por la pantalla de Fox y servicios de streaming como Netflix y Amazon (este último se adhirió para esta etapa, pero solo en algunos países). Repasá con esta nota lo mejor de la historia de Ragnar Lothbrok y su legado con cinco momentos clave en la trama.

RELACIONADO  The Umbrella Academy: Netflix confirmó que la tercera temporada comenzará a rodarse en febrero

Primera Invasión a Northumbria

Como un desafío para con el conde Haraldson (quien sería derrotado y destronado por el protagonista más tarde), Ragnar decidió embarcarse a nuevas tierras. En este caso, parte rumbo a lo que era el reino de Northumbria, hoy parte del norte de Gran Bretaña. Al atacar la isla de Lindisfarne y sus templos católicos, el por entonces granjero nórdico decidió dejar con vida a un monje que habitaba el pueblo, llamado Athelstan. Más tarde se transformaría en quizás su más grande compañero y mentor espiritual/religioso. La vuelta de su viaje fue con riquezas y una hazaña que marcaría un quiebre para la vida propia y de su comunidad.

Primera Invasión a París

Luego de algunas traiciones (su amigo fiel Floki mata a Athlestan por celos, deja a su primera esposa Lagertha por Aslaug y el rey Horik pasa de ser aliado a enemigo asesinado), el ahora rey Ragnar decide viajar a París en busca de oro y gloria, tras los comentarios del monje sobre dicha ciudad. Tres intentos fallidos llevaron a que el herido guerrero ideara un plan para poder ingresar al blindado reino. Primero se hizo bautizar como cristiano y más tarde fingió su muerte para poder ser velado dentro del templo principal de la capital francesa, donde finalmente saltaría de su ataúd para matar al obispo, tomar de rehén a la princesa Gisla y así generar una apertura al rico territorio.

Sin embargo, su hermano Rollo fue sobornado y le falló una vez más (antes había acribillado a algunos compatriotas), para quedarse con la promesa de casarse con la hija del rey Carlos II.

Muerte de Ragnar y venganza

Tras fracasar en un nuevo intento de conquista de Francia y conocer “medicina” alucinógena, Ragnar desaparece por un tiempo para volver desafiante e incitar a sus hijos a quitarle el reinado de Kattegat. Ninguno se atreve, lo que lo lleva a preguntarles si lo quieren acompañar a Inglaterra. Finalmente el único que acepta es Ivar, el hijo menor que era conocido como “El Deshuesado” por sufrir una enfermedad en sus piernas que le imposibilitaba caminar.

Ya en tierras británicas, los secuestra el príncipe Aethewulf, hijo del rey Ecbert de Wessex, viejos conocidos de Lothbrok. El protagonista pide una salida segura para su hijo, pero decide entregarse al rey Aelle de Northumbria, que lo termina por lanzar a un pozo de serpientes que lo muerden hasta matarlo. Su progenitor promete venganza y reúne a sus hermanos para formar el Gran Ejército Pagano, que derrota a quien sentenció a su padre y lo castigan con el “águila de sangre”.

Nuevos reinados y guerras civiles

Tras el deceso del caudillo nórdico, el trono de Kattegat pasó por su esposa Aslaug, pero su vida terminaría a manos de Lagertha, quien la sucedería. Ubbe, Hvitserk e Ivar se enteran del desafortunado destino de su madre y tratan de desquitarse. Pasadas algunas idas y vueltas, los descendientes de Ragnar terminan enredados en una batalla interna junto a la actual reina y otros personajes más, en donde la legendaria escudera perdería a su pareja, el obispo Heahmund. Dicho suceso la llevaría a desaparecer y después de la victoria del bando enemigo sería el más joven y tirano de los hermanos el que tomaría la corona pendiente.

Luego de algunos cambios de posiciones, se gestó una nueva guerra que terminaría con el exilio de Ivar y con Bjorn “Brazo de hierro”, el mayor de los hermanos, como el nuevo líder del territorio.

Muerte de Lagertha y derrota de Bjorn

Con una nueva vida en la Rus de Kiev, Ivar genera un acuerdo con el príncipe Oleg, con quien idea otro intento de conquista de su pueblo de origen. Mientras tanto, Lagertha prueba con retirarse y dedicarse a vivir tranquila en una comunidad de mujeres. Sin embargo, un grupo de bandidos las ataca en más de una ocasión, por lo que ella termina gravemente herida y busca ayuda de la mano de Bjorn. Pero lo que no esperaba era cruzarse a un Hvitserk consumido por el alcohol, que en una ilusión la confundiría con su odiado hermano Ivar y le quitaría la vida con una daga.

Otro choque de ejércitos fraternales se lleva a cabo y desemboca en una derrota para el actual rey. En las imágenes finales lo vemos sucumbir ante un casi imposible ataque de Ivar, lo que hace sospechar de si realmente ocurrió ¿Qué deparará la temporada final de Vikings?

Comenta!