Twitch suspendió a dos streamers por sus sesiones de ASMR con contenido sensual

Twitch atraviesa un curioso período donde no está claro qué permite a sus streamers femeninas y ahora suspendió a dos por ASMR “sexy”. Te contamos todos los detalles, ¡a continuación!

Twitch

Las reinas de las categorías de piletas de Twitch son sin lugar a dudas las streamers Amouranth y Indiefoxx, o al menos lo eran hasta que la red de streaming las dio de baja. Sí, de nuevo. Es que en un ida y vuelta constante donde las streamers que crean contenido más sugerente y los directivos de la red no se pueden poner de acuerdo, este tipo de hechos son cada vez más frecuentes. Ahora, ambas fueron suspendidas por streams de ASMR que empujaron el límite de lo que se permite a la comunidad, y si bien no es exactamente sexual… es lo suficiente para que nadie de los directivos esté cómodo.

RELACIONADO  Tamagotchi Smart: la mascota virtual se reinventa como smartwatch para celebrar su 25° aniversario

Tanto Amouranth (Kaitlyn Siragusa) como Indiefoxx (Jenelle Dagres) fueron baneadas el viernes, y todo parece indicar que volverán 72 horas después, es decir en algún momento entre el lunes 21 y martes 22 de junio de 2021. A la hora de escribir estas líneas, ambos canales siguen suspendidos. Amouranth, justamente, confirmó a Polygon que la banearon por hacer poses de yoga mientras hacía ruido de chupones en el micrófono. Te sonará raro, pero claramente tiene público, y la queja tanto de las streamers es que a ellas las banean, mientras que a otras chicas que hacen ese contenido desde antes nadie les dice nada.

Con el ASMR y poses raras de yoga, lo creas o no, vi a dos otras chicas haciéndolo y levantaban entre 2 y 5 mil usuarios sin que nadie las banee desde hace meses, antes de que yo sumara la actividad con ASMR creando el famoso ASMR-meta”, contó Amouranth. “Esas otras streamers siguen sin estar baneadas, y siguen haciéndolo. Mi pecado fue tomar la inacción como signo de aceptación tácita, y hacer que esto explote para que alcance 30 mil viewers”.

Con respecto a la proliferación de contenido cada vez más jugado pero nunca sexual, Twitch afirma que “que otros piensen que estás buena no va contra nuestras reglas, y la empresa no toma acciones contra las mujeres o nadie en el servicio por qué tan atractivos sean“. Sin embargo, el fenómeno es tan nuevo que todavía los límites de lo que deja cómodos a los dueños, a los fanáticos y a las streamers es difícil de establecer. La palabra final siempre es del dueño de la plata.

RELACIONADO  Google Workspace gratis: cuáles son las nuevas funciones que llegaron a Docs, Drive, Meets, Sheets y otros servicios

La solución hasta ahora había sido poner todo este contenido en una categoría aparte, “Pools, Hot Tubs, and Beaches”. El ASMR, que no necesariamente es sexual (pero vaaaamos) tiene su propia categoría aparte. En vez de crear categorías cada vez más específicas, lo que Twitch propone es aclarar las reglas en políticas en las que ya trabaja.

Comenta!