“Todo lo anacrónico está marchito”: seis cuentos de terror

“Todo lo anacrónico está marchito” es una antología de terror de seis cuentos escrita por Lucas Robledo, uno de los redactores del staff de Cultura Geek desde 2013

Todo lo anacrónico está marchito

El escritor e ilustrador Lucas Robledo presentó su primer libro hace ya más de un mes, primero en forma de preventa mientras el libro salía de imprenta, y luego en venta directa mediante la plataforma Tienda Nube. Se trata de una antología de seis cuentos de terror llamada Todo lo anacrónico está marchito, con una narrativa bastante personal, que por momentos rompe con las estructuras clásicas y donde se nota, por demás, la admiración del autor por Stephen King y la cultura popular en general, sobre todo el cine de terror.

SOBRE EL LIBRO

Dentro de un contexto donde la ficción y la realidad colisionan constantemente, los diferentes protagonistas de este libro fluctúan entre los lazos más profundos de los miedos internos, de esos horrores de la vida cotidiana que te aferran, por momentos, a la peor agonía. Mundos diferentes construidos por las más variadas emociones, en siete relatos cortos que le dan forma a las experiencias del autor, a partir de oscuras metáforas, y la necesidad puntual de exorcizar esas vivencias que muchas veces nos dejan presos en recuerdos que cuesta desarraigar y desgarrar de la mente”, dicta la sinopsis del libro en su contratapa.

Todo lo anacrónico está marchito es un libro en formato antología que contiene seis cuentos de terror escritos por Lucas Robledo. Estos cuentos nacen de pesadillas que el autor fue anotando durante los últimos años, sentimientos, vivencias y emociones que fueron tomando forma luego de la muerte de su madre, una situación que lo marcó de manera tan contundente que poder concretar este libro fue la forma que encontró para exorcizar todos esos sentimientos que iban echando raíces.

Todo lo anacrónico está marchito

Las primeras ideas del libro, esas anotaciones de diferentes pesadillas que el autor iba teniendo, comenzaron en 2015. Con el tiempo, de anotaciones se convirtieron en historias, gracias a mezclar situaciones y personas reales, con sentimientos y emociones que realmente lo movilizaban en aquel momento. El tono de ficción, ese contexto que necesitaba cada relato para terminar de ser un cuento, tuvo lugar recién en 2019, cuando Lucas decide que podría hacer un libro con todo eso. A partir de 2020, acompañado por la pandemia, decide ponerle un final a los cuentos, y darle estructura de libro.

Fiel a las creencias del autor, el libro tuvo muchas colaboraciones: el también escritor Facundo Dell Aqua hizo el prólogo, que le da un comienzo muy interesante a la lectura. La portada y contraportada, están hechas por un amigo personal del autor, Jose Luis Díaz, un ilustrador, animador y director de arte que conoce a Lucas hace más de 20 años. Finalmente, la maquetación y corrección de los textos corren por cuenta de Sofía, creadora de Editorial Ofidia. Para saciar su amor por la ilustración, el propio autor realiza seis dibujos, una para cada cuento, como si fuesen diferentes portadas.

El libro tuvo su preventa desde el 9/2/2022 hasta el 15/3/2022, a un costo de $800. A partir del 15/3/2022, el libro sale a la calle, se empieza a enviar a sus respectivos compradores y aunque la idea era aumentar su precio final a $1000, el autor decide mantener el precio original por un pequeñísimo error de impresión, solucionado al día de la fecha.

El link para la preventa es el siguiente: https://lucasrobledo.mitiendanube.com/productos/todo-lo-anacronico-esta-marchito-preventa/

Todo lo anacrónico está marchito

SOBRE EL AUTOR

Oriundo del barrio de Turdera, donde vivió gran parte de su vida, comenzó a escribir de chico, creando sus primeros relatos de terror a los 14 años, además de mucha poesía. Escribió para diferentes medios digitales desde 1999, incluyendo algunas revistas en papel como la clásica IRROMPIBLES y sitios de renombre como, justamente, Cultura Geek. Fue Game Designer, Level Designer, Productor y Director de Arte, tareas que asumió para la creación de más de 15 juegos para dispositivos móviles con diferentes empresas, entre otros tantos proyectos que nunca vieron la luz. Ya retirado del mundo de los videojuegos, se volcó de lleno a la ilustración, donde viene sobreviviendo desde 2016 haciendo trabajos de diseño e ilustración, intentando crecer y lograr su propio estilo.

Nunca dejó de escribir: relatos cortos que le dan forma a este y a otros libros en proceso, ideas al aire, y muchas notas y reseñas sobre cine y videojuegos, publicadas en la web. Su relación con el arte es cotidiana, por lo que sigue con la ilustración, pero también sigue escribiendo para diferentes medios y proyectos, como en este espacio, donde lo pueden leer con sus reseñas semanales, y en SHD, donde también participa de un podcast de cine y videojuegos de terror. Porque, si no lo dijimos o si no se dieron cuenta en estas líneas, hay una constante en la vida del autor: su amor por el terror en todas sus formas.

Comenta!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.