Review Sky: Children of the Light – para emocionarte con tu Moto G9 en la mano

Los MMO son poco comunes en smartphones, pero acá llega Sky: Children of the Light como juego como servicio para mostrarnos un mundo que podría ser. Leé todos los detalles  de como corre este juego en el Moto G9 plus, ¡en esta nota!

Sky: Children of the Light de 2019 es un juego de ThatGameCompany, los legendarios creadores del aclamadísimo Journey. El estudio, tras su paso por consolas, buscó crear una experiencia diferente de la mano del juego para smartphones con Sky: Children of the Light. Este es un juego que no tiene foco en combate o toma de decisiones, sino en la exploración, evocación y exquisitos ambientes del juego sumados a la espectacular música. Se trata de una experiencia íntima, donde sin siquiera hablar, vas a poder interactuar con el mundo y otros jugadores a medida que elegantemente se desplazan por el mundo en 3D, capas al viento.

RELACIONADO – Mass Effect: un grupo de desarrolladores de la trilogía original regresan a BioWare para continuar la saga

En Sky: Children of the Light, emprenderemos una aventura para aliviar a los espíritus que habitan diferentes mundos, y se encuentran suspendidos en el aire como siluetas traslúcidas. Cada uno viene acompañado de un puzzle de navegación y movimiento, y deberemos posicionar a nuestro personaje, flotar, y acomodarnos para poder cumplir nuestra tarea. La clave es, por ejemplo, entender que si tras caer volvemos a saltar inmediatamente, podremos elevarnos a mayores alturas y llegar a plataformas imposibles, incrementar la velocidad, y emprender marchas rapidísimas por colinas, praderas, desiertos, y más regiones diferentes.

Similar a lo que experimentaste en Journey, la clave de Sky son las sensaciones, la enorme libertad y simpleza de los controles. Si tenés experiencia en videojuegos, te vas a encontrar con que naturalmente sos guiado, y esos momentos de encontrar algo y sentirte un detective son clave para la experiencia. La narración de historia es sutíl, a la vez, y no usa palabras pero sí sonido para contar emociones y lograr que empaticemos con los personajes en la palma de nuestra mano. Dolor, alegría, miedo, tristeza y emoción se cruzan como si esto fuera el equivalente a la música clásica en un videojuego.

RELACIONADO – Bad Robot Games Studio, la empresa de J.J. Abrams dedicada al desarrollo de videojuegos

La gracia del juego es también su componente online, donde igual que con las criaturas del juego, no usaremos palabras ni gestos sino que se tratará más bien del placer de la compañía, con un par de emoticones predeterminados para dar indicaciones y señales de aliento. Solos o junto a alguien podremos recorrer cada uno de los siete diferentes mundos del juego, algunos cubiertos de nubes a enormes praderas, pasando por densos bosques lluviosos, y zonas con atmósferas bastante sombrías.

Con los otros jugadores también se podrá hacer música, intercambiar items, y hasta sostenernos las manos para movernos como un equipo. Cada escuadra puede tener hasta 8 jugadores de máximo, y si te llegaras a trabar, son una gran alternativa para conocer cómo progresar. Además, podés soltarte cuando quieras y proseguir por tu cuenta.Así, vas a poder sumar desde amigos a desconocidos, pero en oposición a Among Us, por ejemplo, existe una magia muy única en confiarse de otro y permitir que alguien te devele un secreto o te muestre más del mundo.

La gracia de Sky es que podes ver y conocer todos los mundos completamente solo, pero es recién cuando jugas con compañeros que algunos más expertos te comenzarán a mostrar secretos y cosas que quizás te hayas perdido. Además, algunas zonas requieren por ejemplo que dos jugadores hagan algoo en simultáneo, como prender una vela o activar algo. Así, la experiencia nos narra una aventura que es más evocativa que literal, con un estilo de arte único que redondea una propuesta que no se parece a nada más que hayas podido jugar.

RELACIONADO – Fortnite agregó un nuevo modo de juego al estilo Among Us ¿Quién es el espía?

Sky: Children of the Light tiene requerimientos relativamente bajos, y alcanza con tener un dispositivo Android 8.0 o superior, o iPhone 5S. Sin embargo, la diferencia a medida que tu hardware escala es impresionante, y cuando lo jugas en un Motorola Edge, por ejemplo, el tope de gama de la marca, es increíble lo vibrantes y vívidas que son las imágenes en pantalla. Además, los controles son muy cómodos y rara vez requieren sutileza extrema por lo que podés mantener tus manos casi sobre el costado para constantemente apreciar el panorama. Lo mejor es que el juego está activo, recibe actualizaciones cada tanto, y se suma más contenido estacional además de los niveles base por lo que siempre habrá algo más para jugar en el futuro.

En conclusión

Sky: Children of the Light es muy parecido a Journey en el sentido de que es una experiencia meditativa, relajante, y elegantemente simple. Sin embargo, gracias a la exploración, vas a tener más oportunidades de rejugar y encontrar cosas que te perdiste… o incluso guiar a jugadores nuevos para mostrarles de qué se trata esto. Las microtransacciones son puramente cosméticas y podés adquirir un look único al pagar, pero todo el juego se puede jugar sin cargo. Descargalo de Google Play para Android o de la App Store para iPhone.

Comenta!