Review Pokémon Let’s Go Pikachu & Eevee: lo viejo, lo nuevo y el mismo carisma

Los usuarios de Switch ya pueden disfrutar de Pokémon Let’s Go Pikachu y Eevee, una fusión entre la saga clásica y el juego mobile. Enterate qué hay de nuevo en cada entrega, ¡en esta nota!

Si creciste en los 90s o 2000s, seguramente jugaste Pokémon Blue, Red, Yellow, o alguno de los remakes, Firered y Leafgreen. Con la llegada de la Switch todos esperamos ansiosos el arribo del universo Pokémon a la consola. Hoy ya es un hecho y recibimos con los brazos abiertos una nueva remake de estos clásicos. Pokémon Let’s Go Pikachu & Eevee es la historia de un entrenador de Pallet Town en Kanto, pero con influencia de Pokémon Go y gráficos a la altura de la más reciente consola de Nintendo.

Pokémon Let’s Go Pikachu & Eevee empieza como todas las aventuras de la saga: elegís tu personaje, y recibís tu primer Pokémon antes de emprender un viaje por la región. La novedad es que esta vez hay mucho énfasis en nuestro Pokémon inicial, los mencionados Eevee o Pikachu, que nos acompañaran lado a lado en nuestra aventura. En el juego, vas a poder vestirlos, cambiar su aspecto, alimentarlos, acariciarlos, interactuar y mil cosas más que hacen que se sientan más como “mascotas” y compañeros que simples unidades para las peleas.

RELACIONADO: Pokémon Let’s Go tendrá una edición especial de Nintendo Switch

La saga, para quien nunca la haya jugado, es un RPG que tiene dos objetivos. Por un lado, buscaremos entrenar a nuestros Pokémon para volvernos más fuerte, conseguir medallas en los gimnasios para probar nuestro valor, y finalmente derribar a los Elite 4, los entrenadores más poderosos de la región para convertirnos en una leyenda. Por el otro, el objetivo es “atraparlos a todos“. En entregas anteriores esto significaba llenar tu Pokédex (básicamente, una enciclopedia de bichitos) con cada una de las criaturas – pero en esta entrega es literalmente atrapar cada uno que veas en tu camino, a lo Pokémon Go.

Pokémon Let’s Go Pikachu & Eevee no tiene combate contra criaturas salvajes como pasaba en todas las otras entregas de la saga. Esta vez, veremos a las criaturas rondar el mapa en total libertad, y podremos elegir acercarnos a ellos. Una vez comenzado el encuentro, solo debemos tirarles pokébolas hasta atraparlos, sin debilitarlos antes. Esto nos dará puntos de experiencia para todo nuestro equipo, lo que los volverá más fuertes y hará subir de nivel, además de agregar nuevas criaturas a nuestro equipo: de ahí lo de “atrapalos a todos”, mientras más agarres, más fuerte te vas a volver.

RELACIONADO: Pokémon Detective Pikachu: ¡Salió el primer trailer y está lleno de cameos y easter eggs!

La mecánica para atraparlos se parece mucho a Pokémon Go, pero depende de qué sistema de control uses varía un poco. Por ejemplo, si usas el joystick separado, tenés que físicamente realizar el gesto de arrojar la bola, pero si lo usas estilo tablet, podés apuntar con ella y lanzar apretando “A”. Al igual que en Go, cada criatura cuenta con un área concéntrica que se reduce y mientras más al centro de esta apuntes, y más cerrado esté el círculo, mejor será tu chance de atraparlos. Es una técnica en la que eventualmente vas a tener que volverte un maestro, pero si no te sale, te podés ayudar con bayas, o distintos tipos de bolas que hacen más sencilla tu labor.

Ahora, esto sigue siendo un RPG de Pokémon, y esto no sería nada sin las peleas. Por eso, es bueno saber que aunque el juego tome las mecánicas de captura de Go, en Pokémon Let’s Go Pikachu & Eevee vas a poder encontrar entrenadores, y combatir contra ellos, que es la otra forma de ganar experiencia. Cada Pokémon tiene cuatro ataques a su disposición, que podés modificar a medida que subas de nivel o uses ciertos items, y vas a tener que usar una combinación de fuerza y conocimiento del tipo de cada uno para aprovechar las ventajas naturales. El ejemplo más básico, agua vence a fuego, que es fuerte contra planta, que tiene ventaja contra agua, y ningún tipo es absolutamente “el más poderoso“. Conocer esto se vuelve una segunda naturaleza a medida que jugás, y es especialmente clave en los gimnasios, donde se encuentran los entrenadores más poderosos.

RELACIONADO – Bill Van Zill de Nintendo: “Siempre tuvimos a Argentina en la mira”

El juego en sí toma muchísimo de Pokémon Yellow, incluidas algunas quests paralelas y secretos que te permiten atrapar a Bulbasaur, Squirte, y Charmander, los tres iniciales originales, pero con algunas diferencias. Esto se nota también en las presencias de Jessie, James y Meowth, tres personajes clásicos del anime que aparecerán varias veces a lo largo del juego para hacerte la vida imposible en algún encuentro. Al igual que el anime, te los vas a enfrentar con su Ekans y Koffing, y vas a ver que son tan excéntricos como siempre – un verdadero viaje de nostalgia que se acentúa cuando te topas con algunos de los otros personajes originales de la historia.

Pokémon Let’s Go Pikachu & Eevee preserva los memes históricos de la franquicia y algunos diálogos clave, pero aporta el carisma de Pikachu y Eevee como protagonistas indiscutidos. Esta vez, nuestros compañeros serán más vivaces que nunca, nos darán consejos, y nos acompañarán obligatoriamente en todo el trayecto. Lo divertido es que además de estos dos, podés sumar también a un Pokémon extra, cualquiera de los 150 originales, para que te acompañe fuera de su pokébola y te marque items ocultos en el camino o lo que fuera. Eso sí, no elijas uno tipo pescado, o te va a dar mucha lástima cuando los veas aleteando en el pasto alto.

RELACIONADO: Super Smash Bros. Ultimate: Nintendo anunció nuevos personajes, modo historia y DLCs

Hay un elemento de personalización muy fuerte en Pokémon Let’s Go Eevee & Pikachu y a medida que progresemos podremos cambiar la ropa de nuestro avatar jugable, pero también de los propios Pikachu y Eevee. El énfasis está puesto en que disfrutes la aventura y la compañía, dado que gran parte del componente de exploración fue simplificado – a veces para mejor. Por ejemplo, ya no hay HMs para navegar sino que simplemente te podés subir a un Pokémon de agua. Del mismo modo, si una pelea se torna dificil o querés jugar de a dos, con sacudir un joystick podés meter y sacar un segundo entrenador que controlará a otra de tus criaturas y te permitirá pelear dos-contra-uno. Esto rompe la dificultad en un juego que de por sí es fácil, pero es opcional así que no es tan terrible.

Un detalle más por si venís de jugar mucho Pokémon Go: en el juego, podés conectar tus cuentas de Switch y de teléfono, y en Fuchsia City, vas a poder transferir criaturas del teléfono al juego. Esto es ideal por si te faltan algunas que sólo evolucionan al ser intercambiadas, o si te falta alguna en concreto.

Con mucha nostalgia, muchos elementos de la entrega mobile, y el carisma multiplicado de dos de los Pokémon más adorables de la saga, Pokémon Let’s Go Pikachu & Eevee tienen algo para todo el mundo. Si jugaste las entregas iniciales, ver el mundo de la saga en 3D es un placer, y si venís del juego mobile, es genial ver la profundidad agregada de una experiencia de consola. Eso sí, si sos de los jugadores más competitivos y que les gusta chequear cómo criar los bichitos más fuertes para jugar competitivo, quizás prefieras esperar al próximo título de la saga, porque eso se siente un tanto dejado de lado en esta entrega. Por lo demás, este es otro de esos títulos que te harán agradecer que compraste una Switch.

Comenta!