Review One Piece: World Seeker – un videojuego que podría dar más de lo que da

One Piece: World Seeker, el videojuego de mundo abierto basado en la obra de Eiichiro Oda, ya esta entre nosotros y te contamos todos los detalles ¡acá!

Las series más populares de Japón usualmente son sobre robots, chicas con poderes o jovenes que practican artes marciales. En el caso de One Piece, la serie de aventura con más ventas en todo el mundo, no encaja en ninguno de estos estereotipos y es por eso que quizás no se presta tanto para el típico juego de pelea de siempre. Es por eso que Bandai Namco intentó algo diferente con One Piece: World Seeker y diseño un juego de mundo abierto para PS4, Xbox One y PC, y en esta nota te contamos todo lo que tenés que saber.

One Piece: World Seeker es un videojuego de aventuras en tercera persona en mundo abierto, pero no adapta la saga de Eiichiro Oda sino que toma a los personajes que amamos y los pone en una isla en donde atravesaran desafíos llenos de emoción. Es un juego hecho para los amantes del manga y el anime y escrito por el autor original. Pero a pesar de incorporar lo mejor de su historia su jugabilidad deja un tanto que desear. Sería injusto comparar este juego con los Spider-man, God of War, Zelda: Breath of the Wild o GTA, pero incluso si miramos sin comparar, esta obra hubiese sido mejor como película o saga corta.

Video: Gameplay y comienzo

RELACIONADO – Review Jump Force: el Super Smash Bros del animé y manga ya está entre nosotros

DANDO LOS PRIMEROS PASOS

Empecemos por el principio. One Piece: World Seeker es una aventura de Monkey D. Luffy y los piratas sombrero de paja. Estos llegan a una fortaleza voladora llamada Isla Prisión en busca de un tesoro que en realidad no existe, sino que se trata de una trampa para ellos. Tras esto, los piratas terminan separados e involucrados en la trama política de la isla. Hasta ahora suena bien ¿verdad? Pero incluso es mejor de lo que pensas, ya que los gráficos hacen que el juego parezca una hermosa animación, muy por encima de lo que vimos en películas o el longevo anime.

Además de tener gráficos increíbles, One Piece: World Seeker cuenta con las voces del cast original para cada personaje de la tripulación. Hasta ahí es el sueño del fan. Poder hablar con Zoro, Franky, Nico, Chopper, Nami, Usopp y el resto de los integrantes es genial porque todos los personajes actúan como lo harían en el manga, en una saga real.

RELACIONADO – Moto Z4 Play y Moto Z4: ¿Qué sabemos hasta ahora?

HISTORIA Y PERSONAJES

Pero ahora adentremonos en los detalles del juego y como se desarrolla la trama. Primero tenemos que decir que One Piece: World Seeker empieza lento, con una serie de misiones destinadas a enseñarnos las mecánicas y meternos en el mundo del juego. Sin embargo la historia se pone interesante cuando aparecen en escena el villano carismático y la típica noble en problemas que Oda escribe tan genuinamente que no vale la pena quejarse porque está trillado, aunque esto lo sabrán solo los fanáticos.

Tanto Isaac como Jeanne parecen personajes reales, lo que logra que te metas  en sus historias y, quizás, en el final te emociones como pasa con varias de las historias de la saga. Pero mas allá de todo esto y de lo que nos pueda generar One Piece: World Seeker tiene un problema y es la jugabilidad, y que esta no está a la altura de la genial propuesta.

RELACIONADO – Detroit Become Human, Heavy Rain y Beyond two souls llegan a PC y al Epic Store

MISIONES

En One Piece: World Seeker el mundo abierto sobra y nos encontramos con que esta lleno de personajes, pero las quests son formulaicas y en general nos pide siempre lo mismo: “andá a tal lugar, conseguime tal objeto” o “derrotá a tal villano/escuadrón”, y tenés que correr y correr por todo el mapa. Esto aplica tanto para las misiones principales como las paralelas, muy a lo Skyrim.

Por otro lado, otra de las cosas que hacen que la jugabilidad de este videojuego de mundo abierto no sea muy entretenido son las habilidades. Si tomamos como ejemplo a Luffy tiene pocos movimientos y el sistema de combos es bastante básico, su gran característica es poder cambiar entre Haki de observación, para buscar y agarrar objetos; o Haki de armamento, combatir a los enemigos. Las habilidades no dan lugar a experimentar dado que casi siempre pelearemos contra marines que no necesitan siquiera que cambiemos a la instancia de combate y optemos casi siempre por la velocidad del modo de observación, solo basta con acercarte, tocar el botón de pegar y esperar hasta que el enemigo muera.

RELACIONADO – Vampire: The Masquerade – Bloodlines 2 será la secuela del RPG de culto de 2004

Sin embargo, no todo es malo en One Piece: World Seeker, a medida que juegues vas a subir de nivel y desbloquear más habilidades. En detrimento del juego, ninguna de estas hace que navegar el mundo o los combates cambie la gran cosa y como premisa tenemos que decir que si el juego no te gustó en la primer hora, tampoco te va a gustar más adelante. A esto se suman misiones de “stealth” donde debemos eliminar a los enemigos en silencio o tendremos que empezar de nuevo si nos ven o descubre, o cuando nos piden que busquemos a alguien, y ahí el puntero desaparece ¡Esta es justo la parte que hubiera sido útil!

LLAMEN AL DUKI QUE FALTA FLOW

Una de las cosas más interesantes y atractivas del One Piece: World Seeker es que, en los ambientes urbanos, se puede usar la altura y las habilidades de Luffy para navegar a alta velocidad. Quien haya visto la serie sabe que el protagonista comió la fruta Gomu-Gomu y por lo tanto su cuerpo se estira a lo Mr. Fantástico, aunque con usos más cómicos y prácticos. Con esta característica podremos recorrer las ciudades al mejor estilo de Spider-Man columpiándose por el aire. Sin embargo, en oposición a Peter, a Luffy le falta flow y movimientos preparados para evitar que nos trabemos o tengamos que detenernos a buscar otro punto de agarre. Fuera de las ciudades, no hay modo rápido de trasladarse excepto el fast travel que por suerte es más que generoso aunque conlleva el inevitable loading.

Si bien la historia de One Piece: World Seeker se lleva nuestros elogios, una cosa que no termina de funcionar es lo desaprovechada que está la tripulación. Por ejemplo, nunca peleamos lado a lado con nuestros camaradas, ni podemos controlarlos, lo cuál hubiera ayudado mucho con el tema de la repetición. Algunos personajes nos venden cosas, lo que podría cuestionar ¿que marinos le venden cosas a su Capitán?, y otros nos envían a misiones, pero por fuera de esto, se los extraña y hubiera sido mucho mejor si tuvieran en más escenas o segmentos jugables, así sea con solo algunos de ellos.

RELACIONADO – Jump Force: Bandai anunció la fecha de lanzamiento, un escenario y dos personajes nuevos

EN ALGUNOS LADOS SOBRA Y EN OTROS FALTA

One Piece: World Seeker tiene todas las ideas correctas pero no están del todo bien ejecutadas. En papeles, todo lo que propone es genial y el formato que mejor se ajusta a un manga como One Piece es este y no el típico juego de pelea. Sin embargo, gracias a un combate y diseño de misión repetitivo, sumado a la notable falta de protagonismo de nuestros aliados, todo recae sobre un Luffy que le falta ritmo. Los gráficos son excelentes, las voces están bien actuadas y la historia es fenomenal. Acá hay un tesoro si sabés qué buscas, el problema es que está oculto y llegar a él requiere cruzar un Grand Line de jugabilidad que deja un tanto que desear.

Ficha técnica

FECHA DE LANZAMIENTO 14 de marzo de 2019
DESARROLLADOR Ganbarion
DISTRIBUIDOR Bandai Namco
PLATAFORMAS PlayStation 4- Xbox One – PC

Comenta!