Review Ni No Kuni: Wrath of the White Witch – si querés llorar, llorá

Ni No Kuni, uno de los mejores RPG de la generación pasada, llega a un montón de plataformas modernas con su propuesta única de RPG y animación de Ghibli. ¿Por qué deberías jugarlo? Te lo contamos, ¡a continuación!

Ni No Kuni llegó casi en el ocaso de la vida de la PlayStation 3 como un brillante RPG con animación a cargo de Studio Ghibli (Totoro, Ponyo, Sen to Chihiro) en una época que el género parecía muerto. Este exclusivo sorprendió con su espectacular arte, melancólica historia y mecánicas de combate que renovaban el clásico combate de menú. Ahora, a partir del 20 de septiembre se lo podrá disfrutar en PlayStation 4, PC, y Switch, y acá te contamos qué esperar.

¿Qué es y qué no es?

Ni No Kuni: Wrath of the White Witch es un JRPG con combate por turnos donde controlaremos tres personajes simultáneos a la vez que recorren un “segundo mundo“. El combate por menú se diferencia bastante de las mecánicas de RPG de acción de su secuela, Ni No Kuni 2, y hacen que el juego esté más cerca de Dragon Quest que otra cosa, pero también de Pokémon. El motivo de esto es que, a medida que progresamos, cada uno de nuestros héroes podrá tomar control de diferentes monstruos que pelearán a nuestro lado, deberemos entrenar, y convertir en versiones más poderosas de sí mismo – sí, básicamente “evolucionar“.

RELACIONADO – Review Ni No Kuni II: el JRPG que mejor combina táctica, acción, y simulación

La trama

Ni No Kuni: Wrath of the White Witch brilla por su historia, música, valores de producción, y carga emocional. En este juego controlamos a Oliver, un chico que pierde a su madre en las primeras secuencias del juego. Te prometemos que esta secuencia te va a hacer llorar – si no es por la trama, por la expresividad y alma que el legendario Studio Ghibli de Japón, encargado de la animación, puso en la secuencia. Sin tiempo para reponernos, nos encontramos con que el último memento de nuestra madre es en realidad una entidad llamada Drippy, que explica que somos nativos de otro mundo donde el malvado mago Shadar intenta tomar el control.

La cuestión, según Drippy es que cada persona de este mundo tiene un alma gemela en el otro, y su madre se parece mucho a Alicia, una sabia capturada por el mago. Con el objeto de poder volver a su madre, conocer su mundo natal y salvarlo en el proceso, Oliver decide viajar a este donde conoce a Esther, hija de otro sabio, y Swaine, una mezcla de ladrón, pirata y adorable perdedor, quienes lo acompañarán en la aventura.

RELACIONADO – Review Blair Witch: ¿El perro es el verdadero protagonista del juego?

Los valores de producción

Tenes a Studio Ghibli detrás del diseño de arte no es poca cosa, y Level-5 lo aprovechó al máximo en cada instancia. La música de Joe Higashi es una delicia como lo sabrá cualquier fanático del compositor nipón, mientras que los personajes están cargados de expresión en sus rostros y te hacen muy jodido no entusiasmarte con cada secuencia. Además, a lo largo del juego encontraremos todo tipo de criaturas no-humanas, monstruos, y más personajes por lo que todo viene cargado de variedad y ambientes únicos. Incluso si no sos fan de los JRPG hay cosas para que veas en este trabajo increíble que hicieron.

El mundo, la jugabilidad y la exploración

Oliver, Esther y Swaine poseen cada uno un set único de habilidades, y podremos cambiar entre los tres en combate. Esto es normal en cualquier RPG, pero la diferencia es que a cada héroe se le pueden asignar tres “familiares”, las criaturas que lucharán a su lado. Cada familiar tiene habilidades únicas que se ajustarán a cada momento táctico, y si bien nosotros solo controlaremos de a uno a la vez, podemos dar órdenes a los demás personajes de cómo pelear una vez que entremos en combate, o dejarlos en modo automático. Así, podremos dotarlos de criaturas especializadas en soporte, ataque, curación, defensa, y más roles dependiendo de lo que necesitemos.

RELACIONADO – Review Final Fantasy VIII Remastered: mejor que nunca, y mejor de lo que recordabas

Con respecto al mundo, este es vasto y variado. La historia es lineal pero nos llevará por todos los rincones de este para conocer diferentes ciudades, personajes y villanos que se ven todos muy diferentes entre sí. Si bien en principio deberemos andar a pie de un punto al otro, eventualmente conseguiremos un barco para explorar más continentes, y … bueno, no te vamos a spoilear cómo, pero podés volar, y es espectacular. El mundo está lleno de tesoros, secretos y criaturas que podés reclutar por lo que nunca te van a faltar las excusas para salir a ver qué más hay – además, necesitas cada punto de experiencia para subir de nivel tanto vos como tus criaturas, y alcanzar más formas.

Conclusión

Ni No Kuni: Wrath of the White Witch es una experiencia increíble e imperdible para los fanáticos del JRPG, pero con suficiente encanto como para que valga la pena incluso si no es tu género preferido. Los valores de producción la hacen más que recomendable, y la historia y mundo son ideales para perderte y explorar por horas. Sin embargo, lo más interesante de la cuestión es que por fin este clásico deja de estar atrapado en la PlayStation 3, donde no tantos usuarios pudimos disfrutarlo, para llegar a montones de plataformas. Parece que a la vieja PS3 le quedan pocos exclusivos que no hayan hecho la transición – ¿para cuando Demon’s Souls y Metal Gear Solid 4? Level-5 ya cumplió.

FECHA DE LANZAMIENTO 20 de septiembre de 2019
DESARROLLADOR Level-5
DISTRIBUIDOR Bandai Namco
PLATAFORMAS PS4 – PC – Switch

Comenta!