Review Ni No Kuni II: el JRPG que mejor combina táctica, acción, y simulación

Ni No Kuni II, lo más reciente de Level-5, es una muestra más de que los JRPGs recuperan poco a poco su mejor forma y en esta review te contamos por qué. Conocé qué hace único y especial a este título, ¡acá!

En el último par de años, Japón volvió a recuperar mucho de la energía y creatividad que lo caracterizó en los 90s, y a ofrecer productos únicos sin miedo de ser raros. De este esfuerzo surgieron joyas como Nier: Automata, Final Fantasy XV, Persona 5, y más títulos que mostraban que el RPG nipón seguía vigente y podía ser actualizado para los tiempos que corren. Ahora un título más se suma a esta lista, Ni No Kuni II: Revenant Kingdom, que es una de las mezclas de encanto, estrategia, y RPG más interesantes de los últimos tiempos, y lo vas a poder jugar en PC y PlayStation 4.

RELACIONADO: Ni No Kuni 2 estrenó video de gameplay con 25 minutos de juego

Ni No Kuni II es secuela del primer título que salió en 2013, pero con un cast de personajes completamente nuevo (aunque con muchas referencias al original). La premisa es más o menos similar a la del primer título: paralelo a nuestro mundo, existe otro que es estilo medieval y es la magia en lugar de la ciencia y tecnología la que dicta como vivimos nuestras vidas. ¿La diferencia? En el primer juego empezamos en control de un niño que quería ser mago en el segundo mundo – en este, controlamos a un presidente sesentón de un país que nunca nombran (pero dan a entender que es Estados Unidos) y acaba por accidente en este mundo, bastante rejuvenecido.

Roland tiene tanta mala suerte que cae en la pieza de un joven príncipe que está a punto de que le hagan un golpe de estado. Evan, el niño, en un principio no entiende la situación pero tras escapar del palacio se encuentra con la terrible realidad: su reino es irrecuperable, y la mejor opción es construir uno nuevo de cero en tierras sin reclamar. Para esto, primero necesita legitimizar su derecho al trono al conseguir un Kingmaker, una legendaria criatura que da derechos a la tierra, y luego literalmente construirlo al conseguir recursos, alianzas, pelear en luchas territoriales y más. Este es el punto donde Ni No Kuni II se abre y hace gala de una cantidad sorprendente de sistemas que se combinan en una experiencia que no se parece a nada.

La mayor parte del juego es un JRPG de acción hecho y derecho. El sistema recuerda mucho a la saga Kingdom Hearts, al permitir personalización, batallas de acción y algún que otro elemento de plataforma suave para fomentar la exploración. Sin embargo, el juego está dividido en capítulos que requerirán ir y volver de nuestra base mientras exploramos el mundo abierto. En esta podremos hacer uso del segundo sistema – un simulador de sociedad medieval donde deberemos construir lugares y enviar a nuestros ciudadanos a desarrollarse en diferentes lugares de trabajo. Finalmente, el tercer sistema es uno de combates militares, donde podremos guiar un ejército con diferentes unidades y conquistar nuevos territorios o enfrentar diferentes amenazas.

RELACIONADO – Code Vein: el nuevo as bajo la manga de Bandai Namco

El amalgama de sistemas es lo mejor de Ni No Kuni II, ya que nos permite jugar a nuestro ritmo, con opciones que se abren de a poco, y nos dejan lugar para hacer lo que tengamos ganas. Mientras más avanzas, más sistemas se abren y así podés explorar, trabajar en tu pueblo para obtener mejores items, hacer sidequests, o avanzar en la historia depende lo que elijas. Además, el mundo es super abierto y casi desde el principio te permite ir a muchísimos lugares y descubrir secretos, pero siempre remarcando la importancia de la historia, donde vas a poder conocer nuevos personajes que te acompañen en tu aventura, conocer más ciudadanos para tu pueblo y más. Es un nivel de posibilidades que desde hace tiempo no se veía en los JRPG, que durante años se volvieron cada vez más lineales.

Una mención especial merece el apartado gráfico – el primer Ni No Kuni hizo muchísimos titulares al contar con animación y diseño de personajes de Studio Ghibli, uno de los grandes del anime por joyas como Totoro, Ponyo, El Viaje de Chihiro, o El Increíble Castillo Vagabundo. A diferencia del game anterior Ni No Kuni II no cuenta con el equipo de Ghibli formalmente, pero sí con algunos de sus ex integrantes como Yoshiyuki Momose en diseño de personajes o Joe Hisaishi en música y composición, que cumplieron los mismos roles desde dentro del estudio en el primer juego. Ghibli no está, pero este juego no solo mantiene la estética sino que se ve increíble, encantador, y saca a relucir el poder de la PS4 al máximo al permitir que los personajes, el mundo o la música se luzcan en cada detalle tanto en las cinemáticas como en el gameplay.

RELACIONADO – Metroid Prime 4: el clásico volverá de la mano de Bandai Namco

Como decíamos arriba, si bien lo más interesante de Ni No Kuni II es el amalgama de sistemas que cada uno aporta beneficios para el otro, la mayor parte del juego es un RPG de acción, y este es lo suficientemente completo como para haber sido un juego en sí mismo. Cada personaje que vayamos reclutando puede hacer golpes fuertes o débiles, y formar combos, o realizar un ataque a distancia con un varita mágica, una pistola o arco, por ejemplo. A la vez, también podremos rodar para esquivar o cubrirnos de ataques, y explotar ciertos hechizos o técnicas para generar aperturas en el enemigo. Mientras más usemos un arma, más aumentará un número de porcentaje que se ve a la izquierda de la pantalla, y cuando este llegue a 100%, nos permitirá usar algunas de nuestras más devastadoras técnicas, que son diferentes para cada personaje.

Si jugaste el primer juego, quizás recuerdes que una de sus mecánicas fundamentales era la de capturar y entrenar monstruos, como si fuera Pokémon. Este sistema fue dejado de lado – pero a medias. En su lugar se encuentran los Higgledies, unas extrañas criaturas que combatirán al lado de tus personajes en el campo de batalla, pero no podés controlar. Cada una de estas tiene una habilidad específica que podés activar a voluntad parándote cerca y pulsando X, y te permitirán realizar ataques mágicos, curarte, y más. Si bien al principio tenés acceso a pocas opciones, para el final del juego hay más de 100 tipos de bichos para capturar y crear en tu reino, y las combinaciones tácticas se hacen prácticamente infinitas porque podés llevar con vos hasta 4 a la vez.

Ni No Kuni II es una joyita que van a poder disfrutar tanto los más chicos por su ambiente de cuento de hadas como los adultos, que sabrán apreciar el humor, el espectáculo visual, y lo oscura que puede ser la historia por momentos, ahora con personajes adultos que acompañen la travesía. Este es un juego que sentará las bases de lo que se espera de un JRPG completo en el futuro al combinar sistemas de una forma increíblemente elegante, pero también de darle al jugador muchísima libertad para explorar, y recompensarlo por ello.

El único punto negativo que encontramos, y nos tuvimos que esforzar para hacerlo, es que los menú no dan opción para cambiar el idioma, y este solo variará si cambiamos el idioma de la consola. El juego en sí tiene voces en japonés, o inglés, a discreción del usuario. Ni No Kuni II lanzará el 23 de marzo de 2018 en exclusiva para PlayStation 4 y PC.

Comenta!