Preview God of War: jugamos el nuevo juego en L.A. y te adelantamos detalles

Kratos regresará a la PlayStation 4 con el nuevo God of War que lo sacará de la Grecia antigua para que se enfrente a los dioses nórdicos junto a su hijo. Cultura Geek jugó al juego en Santa Mónica Studio, y te traemos acá los primeros detalles. ¡Toda la data, acá!

A esta altura, a nadie le caben dudas sobre el fenomenal éxito que representa la PlayStation 4, y que uno de los pilares básicos de este son sus juegos exclusivos. A Horizon: Zero Dawn, Persona 5, Nier: Automata, Uncharted 4 o The Last Guardian se suma ahora God of War, que marca el regreso de Kratos con una aventura completamente nueva. Cultura Geek estuvo en Santa Monica Studio, California, donde pudimos jugar el juego antes que nadie, y desde allá te traemos los primeros detalles.

En primer lugar, God of War siempre fue uno de los tanques gráficos de PlayStation, y esta nueva entrada no será la excepción. En el momento que lances el juego y veas el nivel de fidelidad gráfica, te vas a quedar con la boca abierta. El Dios de la Guerra sigue cubierto por cenizas blancas, pero se ven los poros en su frente, detalles en la piel, o ropas que usa, y mil cosas más que en generaciones pasadas se nos hacían invisibles. Para remarcar aún más el poder de la PS4 Pro, es interesante que no tiene pantallas de loading: una vez que el juego arranca, no se detiene en ningún punto – incluso no existe división entre cinemáticas y gameplay dado que los dos aspectos están tan bien cuidados.

RELACIONADO – God of War: ¡nuevo tráiler de modo historia y fecha de lanzamiento confirmada!

Mucho se habló y adelantó de la nueva aventura de Kratos en las diferentes E3, convenciones, y demás; y el detalle que nos sorprendió a todos desde que lo vimos por primera vez es que esta vez el Dios de la Guerra no está solo, sino acompañado por su hijo, Atreus. Eso trae algunos cambios a la dinámica de juego, que si bien se mantiene visceral y con la acción característica de la saga, ahora da lugar a situaciones más narrativas, o con diálogo, estilo The Last of Us, que parece una gran influencia en la saga. Justamente, el niño tiene un rol tan protagónico como el de su padre, ya que lo está entrenando para ser un soldado, y para eventualmente revelarle que es el hijo del Dios de la Guerra.

Sin entrar en territorio de spoilers mayores, una de las primeras presencias que amenaza el plan de Kratos es una figura que no te vamos a “spoilear” pero que marca una importante diferencia con el resto de los rivales. En uno de los primeros enfrentamientos, Kratos y este misterioso personaje intercambian puñetazos que los envían volando como si dos dioses pelearan, y continúan intercambiando golpes mientras caen desde el cielo – así que el nivel de coreografía y espectáculo de la saga no solo no bajó sino que está en su mejor momento. El nivel de movimiento, y el peso de los golpes en la coreografía se ve increíble y por momentos hasta nos recordó a las mejores escenas de Dragon Ball, donde no hay un segundo de movimiento desaprovechado. Si bien el juego respeta las mecánicas de la saga, ahora se siente un poco más estratégico en sus ataques, más pausado, a pesar del frenetísmo visual que acompaña cada pelea.

RELACIONADO – God of War: el retorno de Kratos ya tendría fecha de lanzamiento oficial

En lo que es la jugabilidad, Kratos será tu personaje principal que podés modificar y personalizar con runas para que maneje diferentes poderes. Además, al haber dejado atrás las espadas del caos, ahora utilizaremos un hacha para el combate que podemos blandir para ataques a corto rango, o lanzar como arma arrojadiza, y luego pelear con los puños – al mejor estilo Mjolnir de Thor. Con R1 tenemos un atque velóz y con R2 uno fuerte y más lento. La gracia del sistema es que hay enemigos (por ejemplo, unos de hielo) que sólo podemos dañar a puño limpio, ya que nuestra arma no les hará daño. Una vez completada la tarea, podemos hacer que el arma regrese a nosotros al mantener pulsado triángulo. Otro detalle que nos sorprendió es que cada hachazo deja su marca en cada enemigo que enfrentamos, por lo que vamos a ver dónde y cómo está herido durante todo el enfrentamiento, ya sea con enemigos secundarios o los “bosses” de cada sección.

En cuanto a la defensa, Kratos porta también un escudo que puede sacar con L1, y puede girar para esquivar con X. El analógico derecho que antes se usaba para esquivar, ahora está dedicado al control de cámara dado que la perspectiva cambió y se mantiene fija al hombro de Kratos – similar a lo que se ve, por ejemplo, en The Last of Us o Resident Evil 4 a 6.

Esta historia en las horas que los jugamos nos transportó a varias emociones dignas de un juego de aventura gráfica, o bien un título de Naughty Dog, pero con la jugabilidad de un God Of War. Sin dudas nos dejó boquiabiertos en muchísimos aspectos que superaron las expectativas. Los puzzles siguen aquí, los cofres y la violencia también, pero ahora esto choca con un Kratos totalmente humanizado, tratando de sobrevivir junto a su hijo luego de una mala época.

Para poder jugar todo esto habrá que esperar hasta el 20 de abril de 2018, y contar con una PlayStation 4, o mejor aún, una PS4 Pro. ¿Estás ansioso? Contanos tus impresiones en la sección de comentarios.

Comenta!