Review LG UltraGear 27GL650F-B: un monitor con G-Sync, 144hz y 1MS especializado en gaming e esports

El LG 27GL650F-B es una de las más recientes propuestas del gigante coreano, un monitor de potentes características apuntado a los gamers. Te contamos qué lo hace especial, ¡a continuación!

LG, uno de los gigantes del hardware, la telefonía y las pantallas más importantes de Corea, lanzó el monitor LG 27GL650F-B en la Argentina como su nueva línea de Monitores para gamers, pensado par esports y para la llegada de las nuevas placas Nvidia. Se trata de un display de 144Hz 1080p que llega con un nuevo y vibrante panel IPS en reemplazo de los modelos usuales que son TN o VA, por lo que está especializado en mostrar la más alta gama de colores para exprimir los juegos. Este es un formato que varios gamers piden desde hace tiempo, y su tecnología se aplicaba solo en modelos premium 1440p y 4K, pero ahora lo podemos tener en un equipo de 27 pulgadas con precio más accesible.

RELACIONADO  Review Corsair Dark Core RGB PRO: tope de gama y sin cables que lo aten

Características y diseño

En nuestro caso, probamos el monitor de 27 pulgadas. Como todo monitor de la línea UltraGear, el LG 27GL650F-B presenta una estética de diseño minimalista y cuidada. Con un acabado en negro matte y detalles en rojo característicos de LG gaming,  la estética es decididamente gamer pero no intrusiva (eso lo dejamos para los teclados y mouse RGB ;). Además, al tener bordes mínimos (bastante menores que los modelos anteriores), tenés una vista clara del panel IPS que encuentra en su centro y es el corazón de la propuesta. El modelo completo toma casi 11 pulgadas de arriba a abajo por lo que es bastante alto.

La calidad de construcción del LG 27GL650F-B es excelente, como suele ocurrir con los modelos de la marca, y la estructura parece firme y duradera. Incluso si se compara con los modelos premium, este monitor no parece haber descuidado detalle, tener imperfecciones cosméticas, o haber perdido algo en lo que a la elegancia respecta.

Se suma además que cuenta con montones de conectores para diferentes tipos de video, aunque no hay espacio para USBs ni parlantes. Atrás tiene un DisplayPort 1.4 con dos puertos HDMI 2.0 para otros dispositivos secundarios. Lo que sí vas a encontrar para audio es un jack de 3.5mm para auriculares cosa que no tengas que pasar cables por detrás o estirar cables desde los parlantes.

El brazo funciona bien, no tiembla con pequeños golpes en la mesa, y se sostiene en varias posiciones para adaptarlo a todo tipo de escritorios.

RELACIONADO  Review Project Cars 3: una carrera entre medio de la simulación y el arcade

Para controlar las funciones del LG 27GL650F-B tenés un OSD tradicional y la app OnScreen Control. El primero está inmediatamente debajo del borde inferior para que lo puedas manipular sin mirar y sin entrar a ningun programa. La app, por su parte, la accedés desde tu sistema operativo y seteás las opciones desde los diferentes menúes y sub-menúes. La base tradicional con forma de boomerang se ve limpia y cumple su función, y permite girar, ajustar la altura, y acomodar la pantalla a tu gusto.

Display y performance

El LG 27GL650F-B cuenta con un panel de 27 pulgadas, un IPS con resolución de 1920 x 1080, 144Hz de tasa de refresco que lo hace ideal para gaming, y un tiempo de respuesta nativo de 1ms, un nuevo standard de alta calidad. La luz trasera da un máximo de 400 cd/m2 con contraste 1000:1. Además, el modelo es una pantalla plana, sin ningún tipo de curva.

Si sos un gamer que se inclina por los juegos competitivos, la tasa de refresco es superlativa y la ausencia de 4K marca que está especializado en performance y no tanto para juegos singleplayer más cinemáticos.

RELACIONADO  Review Trust Mantis: una buena relación precio calidad en micrófonos para streaming o podcasts

Un aspecto donde el LG 27GL650F-B es excelente es en la calidad de color con una cobertura de 98% de gama sRGB. El modelo está precalibrado para corregir errores y dar performance más fiel, con una gama natural que oscurece un poco el color sin perder brillo, ideal para los que no les gusta meterse en la configuración a tocar todo – enchufás y da lo mejor.  Pero si sos de los toquetones quisquillosos (como muchos del equipo de Cultura Geek), de ahí en más podés retocar y calibrar manualmente la temperatura que se ve espectacular cuando activas el modo HDR (HDR 10). La excelente respuesta de pixels, aunque sea inferior a las variantes de monitores TN, evita el blureo y da una imagen clarísima.

El último detalle a destacar es que este es un monitor FreeSync, pero a la vez es un display con certificado G-Sync. Los diferentes GPU podrán usar tasas de refresco variables sin afectar la performance para dar un comportamiento más estable, sin “fantasmeo” y fluidéz, y este punto es algo que deberías buscar en todos los monitores gamer de ahora en más, ya que el trabajo junto a la placa de video es vital para usar los recursos como se deben.

RELACIONADO  Review Mad Catz RAT 4+: un mouse ergonómico, futurista y con botón de precisión para mejorar tus habilidades

En conclusión

El gran triunfo del LG 27GL650F-B es lograr que un monitor gamer que no llega al precio de una oferta premium se sienta como una propuesta de valor insuperable. El panel IPS pre-calibrado da una respuesta excelente ni bien lo sacas de la caja. Si lo importante para vos es la performance antes que resolución para juegos o películas en 4K, pocas propuestas se sienten tan completas y de gama alta como este monitor para esports y juegos competitivos. Se puede conseguir desde los $ 69.900 en retailers y casas de venta de Hardware.

Comenta!