Review Kingdom Hearts 3: la saga reencuentra su corazón

Kingdom Hearts 3 está entre nosotros después de años, décadas, de espera y pone el cierre a una saga que ya marcó tres generaciones de consolas. ¿Es un cierre a la altura? Sí, y te contamos por qué, ¡en esta nota!

Cuenta la leyenda que a principios de milenio Square Enix y Disney compartieron edificio y muchas veces sus ejecutivos tomaron los mismos ascensores. De lo que inicialmente debe haber parecido una broma, surgió Kingdom Hearts, una saga RPG de acción con todas las propiedades de Disney, y personajes originales o de Final Fantasy de Square Enix, con el melodrama que los caracteriza. La saga se convirtió en un éxito y tras más de 10 juegos, finalmente está entre nosotros el cierre: Kingdom Hearts 3 para PlayStation 4 y Xbox One.

Lo primero que llama la atención de Kingdom Hearts 3 es que ni bien pones el juego te das cuenta que se siente como un abrazo y un reencuentro con los fans. Al mismo tiempo que nos encontramos con una edición con gráficos a la altura de la actual generación, también vemos “memorias” de lo que fueron los títulos anteriores en todo su esplendor, sin gráficos retocados, ni nada. La introducción prácticamente te dice “gracias por habernos esperado“, un sentimiento que se traslada a todo el juego y marca el ritmo del mismo: Kingdom Hearts 3 está hecho para los fans.

En caso de que no sepas de qué se trata esta saga, la idea más o menos corta es que unos chicos en busca de aventuras se encuentran con que una misteriosa fuerza inclina los corazones hacia la oscuridad, lo que produce criaturas llamadas heartless. Para combatirlos, nuestros héroes usan una mezcla de espadas y llaves (en serio), mientras que visitan mundos de Disney que pueden ir de Frozen a Piratas del Caribe o de Hércules a La Cenicienta.

RELACIONADO – Tetsuya Nomura, director de Kingdom Hearts 3: “La idea nació en un cruce de ascensor entre Disney y Square Enix”

Sin embargo, la historia es mucho más compleja que esto y el juego tiene muchísimo énfasis en ella. Si bien hay un menú en la pantalla principal que da un par de pistas, esto es la consecuencia de los hechos de más de 10 juegos. Pero, si no sabes esto hasta ahora no te recomendamos que empieces por acá, Kingdom Hearts 3 es para el fan que viene esperando desde 2006 para ver cómo termina la historia.

Kingdom Hearts 3 arranca directamente después de los hechos de Dream Drop Distance, por lo que nos encontramos con nuestro protagonista Sora que perdió gran parte de su poder en la batalla contra Xehanort, mientras que Mickey y Riku buscan a Aqua. ¿No sabés quienes son ni por qué es importante? El juego lamentablemente no te lo van a explicar porque asume que ya lo sabés. Así que nuevamente recorreremos diferentes mundos de Disney que varían entre algunos nuevos escenarios y otros que volveremos a ver recreados con la gloriosa tecnología de las consolas actuales.

RELACIONADO – Kingdom Hearts 3: un nuevo trailer adelanta el mundo de Enredados con Rapunzel

Dentro de los mundos que podemos encontrar esta Tangled, Frozen, Monsters Inc, Toy Story y Big Hero 6, mientras que veremos nuevamente a Piratas del Caribe, Hércules y Twilight Town, este último creación original de Square Enix. Lo mejor de esta tercera parte, es que este es el primer juego de la saga desde Kingdom Hearts 2 que lanza no para portátiles o mobile sino para una consola de la actual generación, por lo que los gráficos te van a dejar con la boca abierta desde el minuto uno.

A nivel jugabilidad los cambios son muchísimos. Lo primero que vamos a notar es que ni bien arranca el juego tendremos a Goofy y Donald al lado desde el principio. Recorreremos diferentes mundos en control de Sora, con cámara en tercera persona, armado con su keyblade. Sora ahora puede correr por paredes lisas, convenientemente marcadas, que ayuda a generar niveles más verticales y detallados, llenos de secretos y cofres para encontrar, pero esto es solo el principio.

RELACIONADO – Xbox Live se expande y estará disponible para iOS, Android y Switch

Por otro lado, el sistema de combate ahora permite que en ciertos mundos, al reclutar un nuevo compañero no tengamos que expulsar a Donald o Goofy de nuestro equipo, sino que tendremos hasta cinco personajes luchando codo a codo como en el nivel de Toy Story donde Buzz y Woody nos ayudarán en la batalla. Lo mejor, claramente, son los ataques combinados que podés realizar donde Sora y otros personajes, a veces más de uno, colaboran en hermosas animaciones que generalmente hacen daño de área.

Pero, estas colaboraciones no solo serán útiles en combate sino que en ciertos mundos ayudarán a sortear peligros del ambiente como fuego, hielo y demás. Incluso hay personajes que, si bien no tienen un mundo propio, podés convocar para que ayuden dentro o fuera de la batalla. Wreck-it Ralph está ahí para pelear a tu lado de a ratos pero también Remy, de Ratatouille, que le podremos ceder ingredientes para que nos haga platos y mejoremos nuestros estados.

Finalmente, y como es tradición, Chip y Dale nos ayudarán a tunear la nave Gumi, con la que nos moveremos entre mundos y exploraremos la galaxia, ahora en un mapa abierto donde podremos armar las rutas a gusto mientras nos detenemos a juntar objetos, sacar fotos o pelear con enemigos. La otra novedad que encontramos Kingdom Hearts 3 son los nuevos comandos en batalla, donde Sora puede convocar atracciones de Disney World para causar muchísimo daño en minijuegos de apenas un par de segundos.

La exploración y el combate ponen a Kingdom Hearts 3 en un nivel superior al de todo el resto de la saga, simplemente está mejor hecho, es más variado y la verticalidad de algunas áreas le dan un toque de frescura a una saga que supo reinventarse. Pero más allá de que el juego sea muy divertido a nivel mecánico, el foco principal está puesto en su confusa historia.

RELACIONADO – Kingdom Hearts 3: el trailer más reciente muestra a Baymax de Big Hero 6

En el mundo de Kingdom Hearts cada personaje puede tener además su “nobody“, lo que queda detrás cuando alguien da su corazón a la oscuridad, su réplica, versiones distintas de sí mismo de otras líneas temporales y a veces un mismo personaje tiene más de un nombre para referirse a cada una. Si seguís la saga desde hace tiempo lo sabés mejor que nadie, la historia es difícil y por momentos las cosas se mezclan pero, en la ficción del juego, todo lo que ocurre tiene sentido y abre paso al necesario cierre que venimos esperando desde que Kingdom Hearts 2 se lanzó para PlayStation 2. Es un alivio ver el capítulo final de la historia de Sora, cuánto crecieron él y sus amigos, y cómo la narrativa converge en un final épico.

Con un montón de novedades a nivel jugabilidad, Kingdom Hearts 3 es ese juego que varios jugadores soñaron y desearon por las noches, que ansiaron tener en sus manos y que ahora por fin puede jugar, y a decir verdad cada segundo de espera valió la pena. Se puede criticar que a nivel historia este título es indulgente y a veces su melodrama lo hace parecer una parodia, pero los fans no lo querrían de otro modo, y este juego es para ellos y para nadie más.

Si seguís la saga desde hace tiempo Kingdom Hearts 3 pone las lágrimas a circular con su dramática historia en un cierre que lo tiene todo. Es un caso curioso del retorno de una de las franquicias más importantes del gaming que se aferra los que estuvieron desde siempre en un abrazo lleno de amor a costa de cualquier posibilidad de encontrar nuevos fans, y está perfecto que así sea. Tras años de espera, la saga se reencontró con su corazón y es mejor por ello.

FECHA DE LANZAMIENTO 25 de enero de 2019
DESARROLLADOR Square Enix
DISTRIBUIDOR Square Enix
PLATAFORMAS PlayStation 4 – Xbox One

Comenta!