Review Doom Eternal: una sinfonía de sangre, huesos rotos y heavy metal

Doom Eternal llega para hacerte sentir algo que quizás sea necesario en este momento: un completo superhumano capaz de taclear las hordas del infierno. ¡Enterate qué hay de nuevo en la esperadísima secuela del padre de los FPS!

Doom Eternal

El silencio es relativamente corto pero se hace ensordecedor a medida que recorres un pasillo de lo que parece haber sido un subte, ahora completamente destruido. Sin aviso, todo estalla en caos y una horda de zombies llega junto a guerreros dispuestos a aniquilarte aprovechando que estás sin balas.

Tu último tiro alcanza para dejar a uno lo suficientemente débil como para acercarte y arrancar pedazos de su cuerpo en una de las animaciones más violentas que hayamos visto, proceso que deja el piso bañado en items de curación y muy preciada munición. No importa si los enemigos estén listos, porque nosotros ahora sí que lo estamos.

Decir que Doom es el padre de los FPS es quedarnos cortos con el grado de reverencia que la saga se merece.

Quizás hubo FPS anteriores, pero lo que significa la saga para los que jugaron en los 90s no tiene punto de comparación. Bethesda e id Software sacaron la saga del freezer en 2016 con una espectacular reimaginación de todos sus sistemas para plataformas actuales, y ahora tenemos Doom Eternal que le da una vuelta de tuerca más pero sin perder la sangrienta, caótica y destructiva esencia.

RELACIONADO – Review The Division 2 Warlords of New York: ¿una premonición gamer llena de balas?

The Number of the Beast

La premisa de Doom es simple, y ni bien arranques el juego, te la explican en breves líneas. La Tierra está en peligro, y parafraseando, “a las hordas del infierno vamos a mandarles… a vos“.

Así, tu trabajo será recorrer diferentes niveles donde deberás combatir contra una sucesión de enemigos cada vez más poderosos y temibles que intentarán detenerte. Por suerte, el más temible de todos sos vos y contás con un enorme arsenal que hará que cada encuentro eventualmente se vuelque a tu favor.

Doom Eternal

Raining blood

Si jugaste Doom de 2016, sabés de qué va Doom Eternal. En los primeros Doom de PC la clave era aprovechar el veloz movimiento del Doom Marine para esquivar y meter tiros hasta que el enemigo caiga. En 2016 nos encontramos con que esta ya no era la mejor estrategia, y ahora se favorecía el juego más agresivo, ponerse de cerca y personal, y abrir fuego hasta que el enemigo comience a emitir un aura de color.

En este momento podremos ejecutar una animación de ejecución que matará al enemigo, nos repondrá salud y nos dejará en mejor posición para continuar la embestida.

Doom Eternal

RELACIONADO – Review Nioh 2: de bolsa de carne a samurai en 60 horas

Doom Eternal continúa con todos los conceptos de su predecesor, y en cierto modo se siente parte FPS y parte puzzle. De repente, te vas a encontrar en pleno combate y darte cuenta que preferís empezar por los enemigos grandes en vez de los chicos para tener una fuente sustentable de curación, armadura o balas cuando la cosa se ponga más intensa, y el aparente caos que ve el espectador se convierte en estrategia para el jugador donde armas mapas mentales con prioridades, ideas y más.

Esto se acentúa más a medida que aparecen más enemigos con diferentes puntos débiles y estrategias y te van a requerir que saques tu mejor juego para demostrarles por qué tienen que tenerte miedo.

Sweating bullets

Un aspecto de Doom Eternal que es bastante particular es lo rápido que consumís tu munición en el fragor del momento. Los enemigos son tantos y es todo tan intenso que encontrarte con un arma vacía es bastante común.

Por suerte, y si bien la clásica escopeta sigue siendo el arma más icónica y definitoria de la saga, tendremos muchas, muchísimas alternativas. Podremos cambiar de arma con una rueda en consola o PC con joystick, o desde el teclado con el esquema de juego tradicional. Cada arma se comporta de modo diferente, y se le pueden asignar mejoras para darle nuevas funciones o modos de disparo.

Doom Eternal

RELACIONADO – Review Sniper Ghost Warrior Contracts: un tiro al corazón, como la novia de Bon Jovi

Los encuentros son calientes, frenéticos, e intensos y están llenos de huesos rotos, sangre y muerte, y no importa qué tan precavido seas, eventualmente se te van a acabar. Por eso, Doom trae algunas opciones melée como la clásica motosierra, capaz de varios insta-kill y la mejor forma de recargar munición y las ya mencionadas ejecuciones.

No te vamos a spoilear mucho, pero con el correr de la aventura, el arsenal se expandirá aún más y balancear las oportunidades que genera cada arma será un minijuego en sí mismo.

War Pigs

Doom Eternal

Si bien la atracción principal de Doom Eternal es el combate mismo, nuestro Doom Slayer hará más cosas a lo largo del juego. Si estás atento, vas a encontrar paredes falsas, corredores perdidos en el mapa o desniveles desde donde podés encontrar secretos con mejoras para tus armas o easter eggs que son simplemente muy simpáticos y referencian otros juegos de id o de la misma saga.

Algunos de estos son bastante sencillos de encontrar, mientras que otros requerirán vueltas a lo largo y ancho del mapa y conocer los sistemas de movimiento más a fondo.

Doom Eternal

RELACIONADO – PlayStation 5: los primeros detalles oficiales confirman sonido 3D, ray tracing y retrocompatibilidad con PS4

Doom Slayer no solo se mueve a supervelocidad fiel a la tradición de la saga, sino que además puede realizar dobles saltos, columpiarse de caños sobresalientes y trepar algunas paredes. Además, la mejor decisión que tomó id Software en este respecto es hacer que los tiempos de reacción sean muy generosos.

Los FPS en particular suelen tener muy malos sistemas de plataforma justamente porque al no vernos los pies, es difícil calcular un salto preciso. No es el caso de Doom Eternal, donde todo se trata del flujo y el ritmo antes que de precisión, realmente los sistemas están al servicio de lo visceral que resulta jugar el juego.

Eye of the Beholder

Un aspecto que no podemos resaltar lo suficiente es lo bien que se ve y corre esta joya gráfica. La mayor parte del tiempo la pasamos jugando en una PlayStation 4 Pro (durante decenas de horas seguidas ya que recibimos el código muy sobre la fecha), donde se ve absolutamente por encima de nuestras expectativas.

Sin embargo, cuando tuvimos la oportunidad de probarlo en PC, nos dimos cuenta por qué es que tenemos una next-gen en camino. Esta PC contaba con un Intel i9 y placa de video GeForce RTX 2070, y no podíamos creer lo que veíamos. Las exigencias del juego son altas, un poco por encima del standard de la industria, pero te aseguramos que nada está desperdiciado.

RELACIONADO – Call of Duty: Warzone – cómo es Solos, su modo solitario de Battle Royale con 150 jugadores

Kill ‘em all

Lo mejor de Doom Eternal es que es un digno heredero de su nombre, y si como promete su título va a durar eternamente, que así sea. Si te gustó lo que viste en la versión 2016 y querés más, este juego es exactamente lo que pedías pero refinado.

Los escenarios se prestan para más dinamismo, los nuevos enemigos aportan variedad, los puzzles de navegación son mucho más interesantes y la sangre… la sangre no para de fluir. Te deseamos éxito, Doom Slayer, ahora está en vos salvarnos a todos en uno de los candidatos a GOTY 2020… y eso que recién estamos en marzo.

Doom Eternal

FECHA DE LANZAMIENTO 20 de Marzo de 2020
DESARROLLADOR id Software
DISTRIBUIDOR Bethesda
PLATAFORMAS Xbox One, PC, PlayStation 4, Switch, Stadia.

Comenta!