Como prevenir el phishing y las estafas en Internet

Uno de los peligros de Internet que se pone peor con los años es el robo de datos mediante a phishing. Conocé qué es y cómo prevenirlo con esta nota. Cultura Geek Phishing 1

De acuerdo a una serie de datos del equipo de Intel Security publicó detallando el consumo sobre correos electrónicos, la mayoría de los usuarios no conocen lo que es el phishing, y mucho menos cómo prevenirlo. Este estudio, con 19,000 encuestados en 144 países dejó algo claro: es muy difícil que alguien no caiga ni una sola vez en un ataque. “Phishing” es una serie de procesos destinados a que los usuarios entreguen por voluntad propia algunos de sus datos, sin darse cuenta. Esto se hace mediante a links creados con el propósito de tomar esta información incluyendo contraseñas, nombres de usuario o incluso tarjetas de crédito pretendiendo ser quienes no son.

Identificar los correos electrónicos que incurren en el phishing incluye reconocer, por ejemplo, imágenes de baja calidad o gramática incorrecta, pero no se resume sólo a esto. Algunos consejos que el equipo de Intel Security derivó de sus estudios incluye:

Lo que se debe hacer

  • Mantener actualizado el software de seguridad y navegadores
  • Pasar el cursor sobre los links para identificar falsificaciones obvias; asegurarse de que un link adjunto lo lleve a la página web exacta que pretende ser
  • Tomarse su tiempo y revisar los correos electrónicos en relación a “banderas rojas” obvias: palabras mal escritas, dominios URL incorrectos, imágenes poco profesionales y sospechosas y remitentes desconocidos
  • En lugar de hacer clic en un link incluido en un correo electrónico, visitar el sitio web de la empresa que supuestamente envió el correo electrónico para asegurarse de que el anuncio esté también en su página web.

 Lo que no se debe hacer

  • Hacer clic en los links en cualquier correo electrónico enviado de remitentes desconocidos o sospechosos
  • Enviar un correo electrónico que parezca sospechoso a amigos o familiares ya que esto podría extender un ataque de phishing a más personas
  • Descargar contenido que su navegador o software de seguridad alerte, puede ser malicioso
  • Dar información personal como su número de tarjeta de crédito, dirección o número de seguro social a un sitio o dirección de correo electrónico que piense puede ser sospechoso

Algo para tener en cuenta es que estos consejos casi no incluyen menciones de antivirus, porque un virus y phishing son dos cosas diferentes. Además, la parte más importante para evitar el phishing no se trata de software, sino que el usuario tenga criterio. La internet es una cosa maravillosa, y obvio que no hay que tenerle miedo, pero tampoco es para confiarse y arruinarte la tarde llamando al banco porque hiciste un par de clics que no tenías que hacer. Ahora que sabés cómo cuidarte, disfrutá de tu paseo por la red.

Comenta!