OLED vs LCD: te contamos cuáles son sus principales diferencias

¿En qué cambia tener una pantalla LCD u OLED? Te contamos las principales diferencias entre los paneles que más dieron que hablar en los últimos años.

OLED

Que OLED esto, que LCD aquello. Las pantallas para smartphones, TV y consolas de videojuegos crean confusiones en los consumidores que no saben cuáles son las diferencias entre un panel y otro: en esta nota aclararemos la cuestión.

LCD vs OLED: ¿Hasta qué punto es necesario hacer el cambio de pantalla?

OLED

Cuando salieron a la venta los primeros dispositivos con pantallas LCD, el mundo quedó sorprendido por su calidad de imagen frente a las viejas CRT (televisores de tubo) que en aquellos momentos aún funcionaban en varios hogares. El LCD funciona con cristal líquido y usa varias luces en su interior que iluminan la pantalla de manera amplia mientras los colores aparecen en las zonas que les corresponden. En un principio, su mejora frente a los TV CRT fue considerable, sobre todo porque los LCD trajeron las entradas de HDMI para reproducir contenido en alta definición. Pero hoy en día son paneles realmente desfasados por muchos motivos.

Por un lado, los LCD necesitan cierto espacio dentro del dispositivo, lo que aumenta el grosor de una TV o un smartphone, por ejemplo. Pero el problema más grande, sobre todo a estas alturas, es que los paneles LCD consumen mucha energía para mantener iluminada la pantalla todo el tiempo. Eso es algo que en estos días necesitamos recortar considerablemente, sea para ayudar al medio ambiente o para aumentar la autonomía de las baterías en dispositivos portátiles.

Cambios significativos

OLED

Desde el lanzamiento de las pantallas LCD, pasamos a OLED en pocos años, y los cambios se hicieron notar enseguida. Los paneles OLED funcionan con diodos emisores de luz orgánicos, que iluminan cada pixel de manera individual solamente en el momento que la imagen lo requiera. De esta manera, se logra que los pixeles apagados mantengan los tonos “negros más oscuros” en las imágenes y una mejora en los colores en general que con LCD es imposible de lograr.

RELACIONADO  NxtWear G: TCL lanzará unas gafas con pantallas micro-OLED de alta resolución para jugar, ver películas y trabajar

Además, al suprimir la tecnología que mantiene en funcionamiento a los LCD, las pantallas OLED requieren menos espacio en los dispositivos (smartphones y consolas portátiles más livianas y vistosas), y consumen mucha menos energía. Esto ayuda a que la autonomía de la batería se extienda considerablemente.

Paneles OLED en TV, smartphones y consolas portátiles: un lujo que pocos usuarios se pueden dar

OLED

Desde su lanzamiento, las pantallas OLED pecaron en un punto importante: su precio. Tanto los televisores como los smartphones aumentan considerablemente su valor en el caso de integrar un panel de este tipo, por lo que es complicado dar el salto en muchos casos.

RELACIONADO  Nintendo Switch modelo OLED: ¿Qué diferencias y mejoras tendrá y que se mantiene en la nueva portátil?

En el caso de las consolas, PlayStation Vita fue la única que se arriesgó al salto a paneles OLED en un momento demasiado adelantado, mientras que el reciente anuncio de Nintendo Switch OLED podría marcar una importante diferencia en la reproducción de contenido, con colores más vibrantes, mejoras en la duración de la batería y una reducción de espacio en los biseles.

Comenta!