HDMI 2.1: Todo lo que necesitás saber para obtener las mejores imágenes en PS5 y Xbox Series X|S

HDMI 2.1 es un estándar indispensable para jugar videojuegos en la nueva generación: todo lo que necesitás saber al respecto ¡En esta nota!

HDMI 2.1

La nueva generación de videojuegos ya está entre nosotros. PlayStation 5 y Xbox Series X|S son dos consolas con un apartado técnico que permite disfrutar de imágenes en resolución 4K con 120FPS, además de trazado de rayos, HDR e iluminación dinámica. Por otro lado, las nuevas placas de video para PC de Nvidia y AMD también estarán listas para correr videojuegos con visuales sorprendentes. Sin embargo, para exprimir el nuevo hardware es imprescindible un cable HDMI 2.1.

El nuevo estándar HDMI

HDMI 2.1

HDMI 2.1 es el nuevo estándar de HDMI para disfrutar de videojuegos con la mayor cantidad de detalles posible. Pero, ¿por qué no puedo lograrlo con un cable HDMI común? El cable común (que utilizamos en PlayStation 4 o Xbox One, por ejemplo) transmite información a través de un ancho de banda de 18Gbps, mientras que el estándar HDMI 2.1 ofrece un ancho de banda de hasta 48Gbps.

Las únicas plataformas compatibles con el nuevo estándar son PlayStation 5 y Xbox Series X|S en cuanto consolas. Mientras que los usuarios de PC tendrán que adquirir una Nvidia RTX 3000 o una próxima AMD Radeon RX 6000. Por supuesto, la TV o monitor con entrada HDMI 2.1 es una parte fundamental para obtener las imágenes deseadas.

HDMI 2.1: resolución, HDR, VRR, eARC, ALLM

HDMI 2.1 soporta resoluciones 4K (3840×2160), 8K (7680×4320) e incluso 10K (10240×4320 en un aspecto de radio 21:9). Sobre los FPS, HDMI 2.1 permite 4K con 120FPS u 8K a 120FPS. Las diferencias con su anterior versión son notables, con una resolución máxima de 4K con 60FPS.

En cuanto el uso de HDR, HDMI 2.1 presenta un ancho de banda lo suficientemente extenso como para entregar señales de video con colores en 10 y 12 bits, adecuados para la transmisión de HDR dinámico.

HDMI 2.1

Hay una característica esencial en HDMI 2.1 llamada VRR (Tasa Variable de Refresco). Una tecnología que permite sincronizar los fotogramas de entrada de un videojuego con la tasa de actualización de frames de la pantalla. De esta manera, los videojuegos expondrían imágenes mucho más suaves y se evitarían los retrasos comunes en TV o monitores antiguos. Los usuarios de PC encontrarán cierto parecido con las funciones de G-Sync (Nvidia) o Freesync (AMD). En resumen: si un videojuego soporta 30FPS, pero tu pantalla funciona a 120Hz, VRR logrará que el monitor se adapte a 30Hz para sincronizar la imagen del videojuego.

RELACIONADO  HDMI 2.1: ¿Qué es y por qué será indispensable para las nuevas consolas?

También encontramos eARC, que será bastante útil para los usuarios que dispongan de un equipo de audio envolvente (Home Theater). HDMI 2.1 permite transmitir sonido digital directamente al dispositivo de audio sin que sea comprimido.

Por otro lado, ALLM (Modo de Baja Latencia Automática) es algo que nos resolverá la vida ¿Se acuerdan cuando la TV generaba latencia y no sabíamos qué configuración era la causante del problema? Con HDMI 2.1 y la compatibilidad con ALLM, la consola podrá comunicarse con la TV o monitor para presentar la mejor configuración posible a la hora de jugar, y que la latencia deje de ser un problema.

PlayStation 5, Xbox Series X|S y HDMI 2.1

HDMI 2.1 proporciona un ancho de banda de 48Gbps, sin embargo, ambas consolas de actual generación poseen un chipset gráfico que emite hasta 40Gbps, suficiente para transmitir imágenes en 4K, 120FPS, HDR dinámico, VRR y con una gama de colores de 10 bits. Además, la resolución 8K con 120FPS y HDR sería técnicamente imposible con las características de PlayStation 5 y Xbox Series X|S. Además de que no encontramos ninguna TV que soporte semejante calidad de imagen (si las hubiera, no serán para nada comunes en los consumidores).

RELACIONADO  Review Xbox Series X: la mejor versión de lo que ya te imaginabas

¿Cómo se verán los videojuegos de nueva generación? PlayStation 5 y Xbox Series X|S podrán correr imágenes en 4K con un máximo de 120FPS, HDR dinámico y VRR, pero muchas de estas mejoras visuales dependerán de cada videojuego. Por ejemplo, Forza Horizon 4 fue uno de los títulos que más nos sorprendieron en Xbox Series X|S, pero nada nos garantiza que el resto de estudios vaya a optimizar sus lanzamientos de la misma forma.

HDMI 2.1

Como mencionamos anteriormente, además de un cable HDMI 2.1, para que la consola de nueva generación emite la mejor calidad de imagen posible, es necesario una TV o monitor con una entrada acorde. En nuestro país, LG ha sido una de las pocas marcas que prepararon sus pantallas para los videojuegos del futuro, pero todo parece indicar que tendremos que esperar un tiempo hasta conseguir una TV que exprima el jugo de las nuevas consolas.

Comenta!