God of War: cómo evolucionó Kratos a lo largo de la serie

El nuevo God of War pronto estará entre nosotros, pero antes de su llegada, es buena idea repasar algunos de los momentos claves en la historia de Kratos, el Dios de la Guerra. Acompañanos en este repaso lleno de momentos claves de la saga, ¡en esta nota!

Cuando nos preguntan a los fanáticos de PlayStation por qué elegimos las consolas de la marca para jugar en nuestro tiempo libre, inevitablemente surge la cuestión de los exclusivos. Estos títulos, que no se pueden jugar en ninguna otra plataforma, suelen ofrecer experiencias únicas con estilos muy marcados como se vio en clásicos como Metal Gear Solid, Jak & Daxter, Horizon: Zero Dawn, Uncharted, The Last of Us. Sin embargo, uno de los titanes históricos de la marca fue God of War, que el 20 de abril recibirá su ansiada próxima entrega para PlayStation 4.

Con esta excusa, decidimos repasar la historia de su protagonista, Kratos, quien evolucionó del hombre más enojado del mundo a un personaje que no podemos esperar a conocer. Acá, todo lo que tenés que saber de la franquicia. ¡Guarda con los spoilers!

God of War (2005, PlayStation 2)

En la primer entrega de la serie, cuando Kratos era un ilustre desconocido, nos sumergieron por primera vez en la antigua Grecia donde los dioses gobernaban desde el Olimpo. Fiel al estilo de las tragedias, ahí conocimos a nuestro protagonista, un pelado muy enojado que portaba dos espadas enormes encadenadas a sus brazos y podía usar para rebanar y destruir a sus enemigos. A lo largo del juego descubrimos el motivo de su ira: el griego vendió su alma a Ares, Dios de la Guerra, para que lo favorezca con la victoria en una batalla, y este le entregó sus espadas. Durante su servidumbre, en una escaramuza en su ciudad natal y cegado por la ira, Kratos asesina a su propia familia.

Harto de servir a los dioses, Kratos es encomendado con una tarea final: destruir al propio Ares, quien ataca Atenas por celos contra su hermana. Dado que Zeus prohibió las batallas entre hermanos, la diosa Atena le propone encargarse de esta tarea a cambio del perdón por sus crímenes y matar a su familia. En este título, Kratos aprende no solo a usar sus espadas, sino ataques clásicos como la Ira de Poseidón, el Ejército de Hades, y más.

RELACIONADO – God of War: ¡nuevo tráiler de modo historia y fecha de lanzamiento confirmada!

God of War 2 (2007, PlayStation 2)

Kratos regresa en esta secuela, y más enojado que nunca. Tras matar a Ares, Dios de la Guerra, no solo no le permitieron olvidar lo ocurrido con su familia, sino que interrumpieron su suicidio al volverlo inmortal y obligarlo a reemplazar al dios caído. Por su ira, Kratos se mete en batallas entre los mortales y ayuda a los espartanos a pelear en Rodas. Esto hace enfurecer a Zeus, quien lo traiciona y le quita sus poderes. A punto de morir, Kratos tiene un encuentro fatídico con la titánide Gaia, quien propone encontrar a las Hermanas del Destino para viajar en el tiempo, evitar esta traición y vengarse de Zeus.

Este es quizás el juego más recordado de la saga por contar con momentos increíbles como la batalla final con Zeus, la pelea contra el Kraken, o la decapitación de Euryale. A la vez, la jugabilidad fue profundamente refinada y permitía usar el analógico derecho del DualShock 2 para hacer “cancels” que detenían la animación y permitían esquivar situaciones de peligro. El juego se volvió menos frenético pero de mayor calidad al permitir rebotar ataques con el Vellocino de Oro (una mecánica que se volvería fundamental de esta entrega en adelante) y profundizó al personaje de Kratos al mezclar su ira con una profunda tristeza por sus crímenes pasados.

God of War: Chains of Olympus (2008, PSP)

God of War 2 concluyó con un final que nos dejó a todos ansiosos por jugar la próxima entrega, pero hubo que esperar un par de años para que eso ocurra. En el durante, la PSP tuvo su propio God of War, una precuela donde el asesino de dioses todavía servía a Ares y al Olimpo. Durante una batalla contra los persas, el futuro Dios de la Guerra es testigo de la desaparición del sol, mientras escucha una melodía que su hija Caliope solía tocar en la flauta. Ni lerdos ni perezosos, los dioses le encargan a Kratos rescatar a Helios y encontrar al responsable de esta situación.

Chains of Olympus es un juego corto, pero que tiene éxito a la hora de convertir los componentes básicos de God of War en un juego portátil – y ahí radicó su mayor logro. Algunos de sus mejores momentos son el duelo contra Caronte, o la batalla final contra Perséfone que incluye el emotivo reencuentro de Kratos con su hija, a quien se ve obligado a abandonar para salvar el mundo.

RELACIONADO – E3 2017: PlayStation adelantó Monster Hunter, God of War y Spider-man

God of War 3 (2010, PS3)

Ahora sí, lo que todos estábamos esperando: en el final del game anterior Kratos y Zeus se enfrentan tras descubrir que son padre e hijo, y el Dios del Olimpo escapa cuando Kratos accidentalmente asesina a Atena. Esto hace que el ex Dios de la Guerra decida que ya fue suficiente. Al usar los poderes de las Hermanas del Destino, trae al presente a los titánes que los dioses asesinaron durante la Titanomaquia, y emprende el asalto final contra el Olimpo, que se torna en un todos contra todos gigante de donde nadie sale bien parado. Una vez más, Kratos es traicionado por los titanes, quienes deciden que esta es su lucha, pero es rescatado por el espíritu de Atena, quien le encomienda apagar la llama del Olimpo y destruir a Zeus para siempre.

En este título, los poderes de Kratos están ligados a sus armas, y cada una de ellas le otorga acceso a diferentes movimientos y ataques en lo que es el título más variado de la saga. La otra novedad son los diferentes tipos de agarres que Kratos puede realizar, por lo que ahora no solo pelea con sus armas, sino también con sus manos. La explosiva violencia extrema de la serie se ve contrastada con los momentos de puzzles y plataforma que hacen un juego mucho más parejo, aunque la furia del Fantasma de Esparta sea el componente principal de la trama. El nuevo God of War será una continuación directa de esta entrega, que concluye con la muerte y redención de Kratos gracias a Pandora.

God of War: Ghost of Sparta (2010, PSP)

La PSP recibió un nuevo título de la saga que llena el bache de tiempo entre God of War 1 y 2, cuando Kratos era el Dios de la Guerra. Atormentado por las visiones de su pasado, Kratos explora el templo de Poseidón donde encuentra a su madre, quien es convertida en un monstruo por una maldición y se ven obligados a pelear. El Fantasma de Esparta se alza victorioso, y se entera que tiene un hermano, Deimos, quien fue secuestrado por Ares. El motivo: este nació con marcas en la piel, y una leyenda indicaba que la caída del Olimpo sería por mano de un “guerrero marcado“. Eventualmente, los hermanos se reencuentran, y juntos se enfrentan a Thanatos, la personificación de la muerte. Este asesina a Deimos aún creyendo en la profecía, pero cae por mano de Kratos, quien ahora tiene aún más motivos para estar enojado al principio de God of War 2.

Ghost of Sparta es infinitamente mejor a Chains of Olympus por donde se lo mire, y suma varias mecánicas y armas al juego anterior. Por ejemplo, en esta entrega se puede pelear con lanza y escudo, o usar el fuego de Teras para encantar su arma y golpear más fuerte. Estas dos habilidades se pueden usar para limpiar obstáculos ambientales, que dan lugar a todo tipo de nuevos puzzles.

RELACIONADO – God of War 4: Kratos se enfrentará a los dioses nórdicos

God of War: Ascension (2013, PS3)

La PlayStation 3 tuvo un último God of War en forma de God of War: Ascension. Este es nuevamente una precuela, y la primer entrega de la serie en orden cronológico. 6 meses después de asesinar a su familia, pero 10 años antes de God of War 1, Kratos está en cautiverio bajo la supervisión de las furias por haber roto su juramento con Ares. El Fantasma de Esparta eventualmente escapa, y se venga de estas, pero no antes de recibir una visión del futuro donde descubre que el único camino a la redención es servir a los dioses del Olimpo, y que su destino se aclarará con el tiempo.

Este es el único juego de la saga en contar con un componente multiplayer, tanto competitivo como cooperativo. La mecánica más interesante del juego es el Ojo de la Verdad, un item que permite destruir ilusiones en el mundo para develar secretos e ítems ocultos.

God of War (2018, PS4)

Nadie imaginaba que God of War continuaría al inicio de la actual generación de consolas, pero estamos a casi nada de tiempo del estreno del próximo juego de la saga para PlayStation 4, que llegará el próximo 20 de abril. Poco y nada sabemos de este hasta ahora, pero sí sabemos que Kratos está vivo después de su aparente “muerte” en el juego anterior, y que tuvo un hijo, Atreus. Quedan muchos misterios que sólo se develarán cuando lance el juego: ¿cómo es que el Dios de la Guerra vive? ¿Quién es la madre de Atreus? ¿Qué es esa hacha que ahora porta Kratos? ¿Por qué se afeita la cabeza pero no la barba?

Lo que sabemos hasta ahora es que el director Cory Balrog dice que este es el inicio de una nueva era para Kratos, y que los juegos que vimos hasta ahora son “una de las mejores historias de origen de todos los tiempos“, pero que esto es algo diferente. Para empezar, esta entrega abandonará la mitología griega en favor del panteón nórdico. La cámara estará en el hombro del protagonista, y el gameplay requerirá el trabajo en equipo con Atreus, que funcionará como co-protagonista y peleará a nuestro lado. ¿Estás tan ansioso como nosotros por jugarlo?

Comenta!