El Face ID de los iPhone funcionará aunque tengas cubrebocas… si tenés Apple Watch

Apple modifica el código de Face ID para acomodar a los usuarios que usen barbijos, pero requerirá que además tengas un Apple Watch. Te contamos más detalles, ¡a continuación!

Apple se prepara para el futuro y prueba nuevo software para su iPhone que permitirá a los usuarios aprovechar Face ID aunque usen barbijos. La empresa trabaja en un nuevo sistema con el objetivo de que tengas que removerte tu máscara lo menos posible en lugares públicos. Si bien esto suena excelente, tiene un detalle: requiere que tengas un Apple Watch.

RELACIONADO  Samsung podría lanzar smartphones con pantallas enrollables, según rumores

Los primeros datos surgen de la beta de iOS 14.5 donde se modifican tanto Siri como los controles de trackeo para permitir usar Face ID con tapabocas. Esta es la versión que utilizan los desarrolladores para prepararse para los cambios que vienen, o simplemente usuarios que quieren experimentar con funciones que pueden o no estar listas. Desde estos cambios de código se infiere que Face ID y la tecnología de reconocimiento facial se volverá más inteligente y precisa.

La nueva actualización usa el poder computacional del Apple Watch, donde tanto tu smartphone como smartwatch colaborarán para poder aportar los datos suficientes. Si tenés iOS 14.5 y tu Apple Watch con watchOS 7.4, activar el reconocimiento hará que ambos se comuniquen y puedan desbloquear tu teléfono con lo que en la práctica es una porción de los datos. Como explica 9to5 Mac, este es el segundo cambio al sistema de Face ID relacionado a los barbijos, y en 2020 idearon un sistema que hacía más sencillo evitar usar Face ID cuando usas la máscara y volver a poner un código en pantalla.

RELACIONADO  Moto e7: te contamos los detalles del gama media con cámara de 48 MP

La parte que no se entiende bien de la situación es por qué Apple requiere el Apple Watch para usar Face ID. El motivo aparente es que a pesar del progreso de la tecnología, esta es todavía bastante susceptible a la oclusión, es decir, que las partes “no visibles” confundan al sistema al agregar un elemento más a la ecuación. Los expertos en tecnología se preguntan por qué es necesario sumar al Apple Watch si los sensores de profundidad y 3D están en el mismo iPhone, y el motivo aparente es uno de dos: o poder realizar lo mismo con un área más pequeña de la cara… o vender más smartwatches.

Comenta!