Alex, quizás: un libro para amantes del cine y las comedias románticas

Alex, quizás, el nuevo libro de Jenn Bennett, es un homenaje a las comedias románticas clásicas con un giro moderno. Conocelo y enamorate, ¡en esta nota!

No importa cuan duros y fuertes nos mostremos, siempre va a haber una comedia romántica que nos haga suspirar, sea nuestro guilty pleasure (placer prohibido) y la veamos a escondidas. Si de romance hablamos, los ’80 y ’90 fueron las décadas doradas de este género y dieron cátedra de cómo sentir el amor y las posibilidades. Los tiempos cambiaron, pero la receta sigue igual: dos jóvenes, el primer amor y el misterio de lo desconocido. Con Alex, quizás, el nuevo libro de Jenn Bennett editado por VRYA, los lectores tendrán un viaje romántico a lo más profundo de sus sentimientos en la época actual. No se preocupen, ¡está perfecto que les guste!

RELACIONADO – El nuevo It se suma a Castle Rock de Stephen King

Bailey “Mink” Rydell es una cinéfila clásica, que pasa sus horas navegando en internet, obsesionándose con las películas clásicas con el sueño de vivir alguna historia similar y suspirando por Alex, un joven que vive en la otra punta del país y con quien mantiene una relación cercana a pesar de nunca haberse conocido. Lo que Bailey aprende es que hay que tener cuidado con lo que uno sueña, porque algunas veces se hace realidad y puede no resultar como lo esperamos. La vida de la joven da un vuelco cuando debe mudarse a California, donde vive Alex, con su padre y aceptar que la relación platónica podría dejar de serlo. La duda amenaza con destruir todo lo que Bailey creó en su mente: ¿qué pasa si no es lo que espera?

Decidida a mantenerse por debajo del radar de Alex, Bailey decide no contarle sobre los cambios en su vida, pero no todo es tan simple. Las cosas se complican cuando, además de tener una nueva vida en una nueva ciudad y un nuevo trabajo, la joven se gana un nuevo frenemy, Porter Roth, un compañero de trabajo que la hará cuestionarse las líneas entre el amor y el odio y lo real y la ficción.

Alex, quizás es una historia dulce y atrapante cargada de drama, personajes reales y mucho sol. Es un retelling moderno de Tienes un Email, pero en las costas de California, un lugar conocido por los amores de verano que te cambian la vida. En una época de adaptaciones cinematográficas, no me molestaría ir al cine a ver el triángulo de Bailey, Alex y Porter en alta definición.

Jenn Bennett ya cautivó nuestros corazones con su libro Night Owls, una historia que demuestra que los polos opuestos se atraen y siempre encuentran algo en común y que sentirse vivo implica asumir riesgos, sin importar cuál sea el resultado.

Comenta!