Tutorial: ¿Cómo jugar juegos con multiplayer local con amigos a distancia, por internet, en Steam?

El multiplayer local, antes patrimonio exclusivo de las consolas, ahora es uno de los mejores motivos para jugar en Steam que permite hacerlo online. ¿No sería eso contradictorio? No, y te contamos cómo funciona y cómo hacerlo, ¡en esta nota!

Remote Play Together es una tecnología de la que hablamos antes, y es una de las propuestas más interesantes de Steam. Esta llegó en noviembre con una propuesta única que permite agrupar jugadores en torno a la pantalla como si estuvieran jugando en la misma habitación, pasarse el control, jugar a pantalla dividida y más. Como estos son tiempos de cuarentena, la propuesta es más interesante que nunca y acá te explicamos cómo usarla.

Para usar Remote Play Together, que está disponible como una característica oficial desde el 20 de noviembre de 2019, alcanza con entrar al programa, tocar “Steam” , “Configuración” y luego Remote Play Together.
En este menú deberemos marcar la caja para activarlo.
Con esto resuelto podremos agarrar juegos como Cuphead, Castle Crashers, y más títulos que permitan jugar a pantalla dividida con hasta cuatro jugadores “en condiciones ideales“. Lo mejor, solamente hace falta que uno de los jugadores tenga el juego en su biblioteca.

RELACIONADO – Nintendo Direct: Minecraft Dungeons, Burnout, Saints Row IV y más llegan a Switch – todos los anuncios

De ahí, se debe lanzar el juego, acceder a la lista de amigos, e iniciar la función. El juego pasará a comportarse como si cada jugador “invitado” tuviera su control (o mouse y teclado) conectado a la computadora del jugador principal. Los jugadores, por supuesto, ven solo el juego y no el escritorio o las apps de fondo del dueño de la computadora. Además, también está disponible para iOS y Android por medio de la aplicación de Steam.

RELACIONADO – Epic Games publicará juegos de Remedy, Playdead y Gen en formato multiplataforma

Si querés probar esta modalidad de multiplayer local, Remote Play Together está activado de forma predeterminada en juegos que permiten multiplayer, co-op local, y pantalla dividida. Sin embargo, en varios títulos single-player también lo podés usar para replicar la experiencia de “pasar el control como si estuvieran en el mismo sillón“, como explica el propio Steam.

Comenta!