Talentos Ocultos: la verdadera historia de las mujeres de la NASA

La película nominada a los premios Oscar, Talentos Ocultos  (Hidden Figures) se centra en tres mujeres que ayudaron a Estados Unidos en su programa espacial en los 60’s. El film está basado en una historia real y, como toda adaptación, tiene similitudes y diferencias con el relato original. Conocé los detalles y secretos que el director pasó por alto, ¡en esta nota!

Mary Jackson (matemática e ingeniera aeroespacial), Katherine Johnson (física y matemática) y Dorothy Vaughan (matemática e informática teórica) ayudaron a la NASA a no perderle los pasos a la Unión Soviética que hasta ese momento venia a paso firme en la carrera espacial. Las tres mujeres ayudaron a calcular la trayectoria de la cápsula Friendship 7 en la que John Glenn se convirtió en el primer estadounidense en entrar en órbita.

Pero además de ser mujeres eran afroamericanas, así que no lo tuvieron nada fácil; de hecho más allá de sus contribuciones a la carrera especial, fueron activistas en la lucha por la igualdad de derechos para no ser discriminadas por su género.

Corría el año 1962, para ser mas exactos 12 de septiembre y el presidente John F. Kennedy decía estas palabras que pasaron a la historia: “Hemos decidido ir a la Luna. Elegimos ir a la Luna en esta década, no porque sean metas fáciles, sino porque son difíciles; porque ese desafío servirá para organizar y medir lo mejor de nuestras energías y habilidades, porque ese desafío es un desafío que estamos dispuestos a correr, uno que no queremos posponer, y uno que intentaremos ganar, al igual que los otros”. Y así los Estados Unidos empezaron la competencia con la ex URSS, que hasta ese momento le llevaban una gran ventaja. Fueron los primeros en mandar un satélite al espacio, el Sputnik 1 en octubre de 1957; pusieron al primer animal en órbita, la perrita Laika, ese mismo año en el Sputnik 2 y; si esto no fuera poco el 12 de abril de 1961 en la nave Vostok 1 viajó el cosmonauta Yuri Gagarin convirtiéndose en el primer ser humano en el espacio. Todos estos logros sumaron una gran presión al país del norte que no se quedó de brazos cruzados.

RELACIONADO – Estrenos 2017: Un completo listado de las películas que se vienen

En 1961 la NASA con su proyecto Mercury comienza seriamente la carrera al espacio. Durante ese programa, los ingenieros estadounidenses tuvieron muchos desafíos que implicaban la construcción de una nave segura que permitiera a un astronauta llegar hasta la órbita terrestre sin morir en el intento por las enormes aceleraciones que ello implicaba. Otro punto de preocupación eran las situaciones extremas propias del ambiente espacial: el vacío, las bruscas fluctuaciones de temperatura y la recién descubierta radiación del espacio. Todo esto se complicaba más por la necesidad de realizar una re-entrada a la atmósfera a alta velocidad y proteger al astronauta de las altas temperaturas mediante el uso de escudos de protección térmica.

Debemos recordar que eran épocas de extrema discriminación a las minorías, sobre todo a las personas afroamericanas, en ese contexto entran estas tres mujeres científicas que rompieron esquemas y fueron rebeldes al sistema de opresión impuesto. En ese momento las computadoras estaban en sus inicios y la primera IBM todavía no era de fiar, acá es donde más resaltan estas mujeres, que eran las “computadoras humanas” de la NASA.

RELACIONADO – Los mejores memes de Winona Ryder en los SAG 2017

La matemática Katherine Johnson ( interpretada por la actriz Taraji P. Henson), la aspirante a ingeniero Mary Jackson () y la supervisora Dorothy VaJanelle Monáeughan (Octavia Spencer) son tres de estas mujeres que trabajan en reducto aislado del área de computadoras en Hampton, Virginia.

En ese ambiente tan intolerante y cargado de prejuicios, lograron ganarse un lugar cada una en un sector clave de la NASA.

Johnson hizo el calculo exacto para la trayectoria del proyecto Mercury que llevó al primer estadounidense al espacio, Alan Shepard. También fue fundamental en el vuelo del Apolo 11 que llevó a la humanidad a la Luna en 1969 y fue clave en en la vuelta con vida de los astronautas del Apolo 13 en 1970.

RELACIONADO – Oscars 2017: “La La Land”, “Moonlight” y “Arrival” las grandes promesas

Mary Jackson fue la primera ingeniera negra de la NASA. Después de 34 años en la organización, Jackson alcanzó el puesto más alto posible para ingenieros. A lo largo de su trayectoria en la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio trabajó para influir tanto en la contratación como en la promoción de mujeres en la compañía.

Dorothy Vaughan por su parte no solo fue una respetada matemática, sino que también fue la primer persona afroamerica en llegar al cargo de manager en la NASA.

Estas tres mujeres rompieron con los esquemas establecidos por su sociedad en una época donde los derechos civiles de las personas negras eran una utopía en los Estados Unidos. El reconocimiento les llegó de forma tardía pero les llego. Su historia hoy es ejemplo y es retratada en la película Hidden Figures o Talentos Ocultos (dirigida por Theodore Melfi y escrita por Melfi y Allison Schroeder), basada en en el libro de mismo de nombre de la escritora Margot Lee Shetterly.

Por: Matías Miguel Ortellado para Cultura Geek.

Comenta!