Fabricante de Smart TVs espiaba a sus usuarios para vender publicidad dirigida

El fabricante estadounidense de Smart TVs, Vizio, fue multado por más de 2 millones de dólares luego de que se descubriera que espiaban a sus usuarios sin su consentimiento. Conocé el extraño caso y la información que obtenían ilegalmente, ¡en esta nota!

La compañía Vizio quedó en el ojo de la tormenta en Estados Unidos luego de que la Comisión Federal de Comercio llevo adelante una investigación contra las practicas anti privacidad de la empresa. Las mismas la llevaron a aceptar pagar una compensación de más de 2 millones de dolares de multas y a cambiar su forma de adquisición de datos de uso de los usuarios. Las denuncias se remontan al 2014 cuando empezaba a crecer el rumor de que Vizio estaba usando de manera ilegal datos de usuarios para vender publicidad segmentada, es decir, identificar inequívocamente a los usuarios para decirle a las marcas específicamente a quien le debían mostrar cada cosa.

RELACIONADO: Instagram ahora notifica cuando haces capturas de pantalla

Y Vizio no es para nada una empresa chica del segmento, es nada menos que el segundo fabricante más importante de Smart TVs de Estados Unidos con más de 11 millones de usuarios, es por eso que la noticia tuvo un fuerte impacto entre los consumidores. La Corte de Estados Unidos estipula que la extracción de datos de consumo de servicios debe ser expresamente explicada a los usuarios sin posibilidad de mal interpretación, y aparentemente no fue el caso de Vizio. La empresa de televisores diseñó el sistema para enviar esos datos privados sin muchas explicaciones y aclaraciones y tan solo una descripción que decía “Esta función permite sugerencias de programas y servicios”, pero en ningún momento aclaraba la enorme cantidad de datos privados que le enviaban a las empresas, así que al verse acorralados por la Comisión Federal de Comercio decidieron llegar a un acuerdo.

En particular, entre los datos que Vizio recopilaba de sus usuarios de Smart TVs sin su consentimiento, se encontraban datos de películas, series, televisión y contenido comercial que el usuario miraba, además del uso de dispositivos de streaming, reproductores de DVD y hasta transmisiones en directo. Estos datos eran luego enlazados a otros ya conocidos por la compañía como nombres, direcciones IP, sexo, edad, ingresos, estado civil, y hasta tamaño del hogar. Al final, parece que los usuarios no miraban los servicios de Vizio, sino que Vizio los miraba a ellos. Ni George Orwell se animó a imaginar tanto…

RELACIONADO: 700 millones de smartphones chinos poseen software espía

La realidad es que así funcionan muchos negocios y la gran mayoría no nos indignan porque esas aclaraciones sobre la recolección de datos están en los típicos “Términos y Condiciones” que nunca leemos, tanto Facebook como Instagram, Twitter o hasta Gmail, tienen prácticamente acceso completo a cientos de datos de nuestra vida privada que cedemos en pos de beneficios como tener un servicio de redes sociales gratis o un servicio de mail. Somos consumidores y también somos los datos que luego le venden o usan con las compañías que publicitan en nuestras pantallas. Finalmente, entre otras medidas que la Comisión Federal de Comercio le exige a Vizio para continuar en funciones es la de revelar a sus usuarios exactamente las practicas que estaba llevando adelante, obtener el consentimiento necesario, y borrar todos aquellos datos que obtuvieron de manera ilegal.

En los siguientes links pueden ver los comunicados oficiales de la FTC (Comisión Federal de Comercio) de Estados Unidos: What Vizio was doing behind the TV screen y VIZIO to Pay $2.2 Million to FTC, State of New Jersey to Settle Charges It Collected Viewing Histories on 11 Million Smart Televisions without Users’ Consent.

Comenta!