Saltando sin parar: Red Bull presentó el Slackline en Buenos Aires

El pasado sábado, fuimos testigos de la primera clasificatoria en nuestro país de Slackline, un deporte novedoso a puro salto y vértigo que tuvo a sus protagonistas en el Barrio de La Boca. Los participantes, lucharon por un lugar en el Red Bull Airlines 2015 a realizarse en Italia.

Red Bull Slackline @culturageek

Red Bull trajo la propuesta con los mejores referentes de la Argentina y la región. El campeón fue el brasileño Carlos Neto, quien sostiene su titulo desde el pasado año. ¿Sus escoltas? El chileno Diego Diaz y el argentino Tomas Casini.

El torneo se desarrolló en el mítico paseo porteño de Caminito y contó con la participación de 17 slacklers (nombre que recibe el atleta que realiza este deporte). La competencia otorgaba como premio un pasaje e invitación al campeonato mundial de esta especialidad, Red Bull Airlines Italia 2015. En la ronda clasificatoria demostraron sus trucos sobre una cinta dispuesta a 1,5 metro del suelo. Posteriormente, la final, se desarrolló a más de cinco metros de altura. Vértigo con red incluida.

Los competidores fueron evaluados en cada turno por un jurado de notables, expertos en la categoría: Luciano Begnini, Iván Aldama y Juan Pablo Vadagnel.

¿Que es el Slackline?

El slackline es un deporte de equilibrio en el que se utiliza una cinta que se engancha entre dos puntos fijos y luego se tensa. Normalmente la cinta es elástica, lo que permite efectuar saltos y movimientos dinámicos, haciendo impresionantes trucos como flips y hasta acrobacia. Atributos como la fuerza, la flexibilidad, el equilibrio, la prolijidad, la concentración, y la creatividad, son fundamentales para el éxito de cada pasada, donde la precisión de los movimientos es clave para no dar pasos en falso y caer.

Comenta!