Robohon: el teléfono que es también robot de compañía

Como salido de Transformers, RoboHon es un nuevo gadget que es teléfono y robot de compañía a la vez. Conocé esta nueva creación japonesa en esta nota!

Cultura Geek RoboHon Telefono Robot 1

Cada vez pasamos más tiempo mirando la pantalla de nuestros smartphones, al punto que varios han llegado a ponerles apodos personalizados a sus teléfonos (se acuerdan de la gente que le decía “bebé” a su BlackBerry?), pero la compañía japonesa Sharp ha ido un paso más allá. Este equipo de expertos en robótica son los encargados de crear RoboHon, un pequeño smartphone con forma de robot antropomórfico. Siguiendo la línea de creaciones anteriores y robots como ASIMO, está claro que Japón es el país del mundo donde más se intenta incorporar a los robots a la vida cotidiana, pero la idea de combinarlo con un smartphone es bastante novedosa. RoboHon puede caminar, sentarse, mover los brazos y hacer compañía al usuario, y todo con bastante encanto de acuerdo al video que Sharp preparó.

Cultura Geek RoboHon Telefono Robot 2

Este concepto viene de la mente de Tomotaka Takahashi, un creador que ya tiene bastante renombre en la industria por otras creaciones como Ropid o Kirobo, pero RoboHon es diferente al tratarse de un robot de apenas 19,5 centímetros y unos 4 kilos de peso – relativamente mucho para su tamaño, pero es un robot. En cuanto a las capacidades de smartphone, cuenta con cámaras y micrófonos para reconocer a sus humanos, conectividad LTE y WiFi, corre en un Snapdragon 400, y cuenta con una pantalla de 2 pulgadas (QVGA). Que la pantalla sea chica, de todos modos, no es un gran problema considerando que incluye un mini proyector para usar imagen y video sobre la pared.

RoboHon todavía no tiene una fecha de lanzamiento confirmada, pero sí se sabe que debería llegar en la primer mitad de 2016. Se especula con que su precio sea más alto que un smartphone, pero esto es algo lógico considerando que se está pagando por un robot que camina y hace cosas. No obstante lo cuál, parece que la idea es mantener el precio lo más reducido que se pueda, y que así las masas puedan empezar a tener sus propios robots como en Japón, donde ya son parte de la socialización cotidiana e incluso se los puede ver atendiendo hoteles o en funerales.

Comenta!