Review The Last of Us Part II: venganza, sangre y lágrimas

The Last of Us Part II, uno de los juegos más esperados de la generación que se despide, llega pronto para romper huesos, quitar vidas, derramar sangre y sobre todo, lágrimas. Te adelantamos todos los detalles de lo nuevo de Naughty Dog para PlayStation 4, ¡acá!

Naughty Dog se prepara para ponerle un broche de oro a la generación actual de consolas con The Last of us Part II en exclusiva para PlayStation 4. Con él, el gigante detrás de Jak & Daxter, Uncharted, y Crash Bandicoot busca continuar completar la historia de Joel y Ellie en un futuro donde la humanidad que conocemos está totalmente cambiada. Este nuevo título lanza el 19 de junio de 2020, pero en Cultura Geek ya pudimos jugarlo y completarlo, y contarte qué hay de nuevo.

Allá por mediados de 2013, Naughty Dog nos sorprendió con The Last of Us para PlayStation 3. Este era su juego más maduro hasta el momento y lejos del humor y espectáculo de Uncharted contaba una sombría historia en un mundo donde el “apocalipsis zombie” era una memoria reciente. Producto de una pandemia, los sobrevivientes intentaban encontrar nuevas formas de continuar sus vidas, y entre ellos estaban Joel y Ellie. Con mecánicas de acción y sigilo en tercera persona, los acompañamos a lo largo de un viaje por todo Estados Unidos que tuvo un cierre muy personal y emocionó a los fans que lo alabaron como uno de los mejores juegos de la generación. Esta es la historia que The Last of Us Part II continúa.

RELACIONADO  Unreal Engine 5 realiza cambios para aprovechar la "especial" velocidad de la PS5

Una de venganza, como Kill Bill

Lo primero que tenés que saber respecto a The Last of Us Part II es que deberías jugar el primero antes de zambullirte en él. Si bien a nivel jugabilidad es un shooter en tercera persona con elementos de sigilo y un cuasi dejo a survival horror, el corazón del juego está en su historia, las motivaciones y los personajes. No es que no se entienda la historia, es solamente que conocer a los protagonistas agrega un plus del que no te deberías privar porque hace que los personajes brillen y las motivaciones se sientan más potentes.

La historia comienza con Ellie en el pueblo de Jackson, Wyoming, donde jugamos una secuencia en el primer juego. Sin entrar en terreno de spoilers, un incidente produce que Ellie deba abandonarlo todo y marchar hacia Seattle para buscar venganza y nada ni nadie podrá detenerla. El estado de Washington es la locación principal del juego, y nos muestra a una de las grandes metrópolis de Estados Unidos venida abajo y corroída por los errores de los humanos que debieron enfrentar los primeros días de la pandemia.

RELACIONADO  Death Stranding: números positivos y proyectos nuevos para Hideo Kojima

La jugabilidad se parece mucho a lo que recordás

En el plano de lo jugable, vas a ver que The Last of Us Part II se parece mucho, muchísimo al primero y prácticamente todo lo que podías hacer en él lo podés hacer en la segunda parte. A medida que explores la enorme Seattle te vas a encontrar con áreas ocupadas por humanos o por infectados, y cada grupo pedirá diferentes tácticas para que lidiemos con ellos. Las novedades llegan más que nada por el lado de algunas nuevas adiciones y en especial el diseño de mapas.

Debido a lo mucho que llueve (y a que este es un juego diseñado para PS4 y no PS3), veremos que la ciudad tiene muchísimo verde, pastizales altos, y climas variables. Ellie podrá usar esto a su favor y ocultarse en ellos, tirarse cuerpo a tierra y arrastrarse para eludir enemigos porque ante todo, el juego permite que decidamos en qué momentos ser violentos y en donde usar el ingenio o sigilo para escabullirnos. A la vez, los mapas son muchísimo más grandes y están mejor conectados que en el primer juego por lo que encontraremos más espacios para aprovechar, engañar a nuestros enemigos o pasar sin ser vistos si quisieras jugar esto como si fuera un Metal Gear.

RELACIONADO  Videojuegos: Los mejores lanzamientos de junio 2020 para PC, PS4, Xbox One y Switch

Puzzles, escenarios y desafíos fuera del combate

Muchos de los escenarios incluyen desafíos de navegación que poco y nada tienen que ver con el combate o sigilo, y más bien se trata de que prácticamente cada rincón que ves abierto tiene una forma de llegar a él, y existe una inédita verticalidad en el planteo de cada área. Una cosa que te va a pasar frecuentemente es que vas a ver un lugar en la altura o el fondo y pensar “cómo puedo llegar ahí“, y será una cuestión de ingenio acomodar las piezas para ubicarte en el lugar correcto y poder obtener items, armas o elementos de crafteo. Sin embargo, el premio muchas veces es también exquisita narración ambiental que profundiza el mundo con cartas y recuerdos de los sobrevivientes de los primeros días o los actuales habitantes del mundo.

The Last of Us Part II es un juego absolutamente lineal, donde los hechos ocurren en favor del guión, y nuestro objetivo será ir de punto a punto para continuar la trama. Sin embargo, aunque no haya mundo abierto, cada sección es sorprendentemente grande y requeriría que prácticamente mates a todos los enemigos en todas las pantallas que puedas encontrar absolutamente todos los secretos. Este es el aspecto donde más se mejoró sobre la propuesta del primer juego, dado que realmente se siente como que las ciudades son enormes, y el nivel de detalle en el ambiente lo enfatiza con maestría. Vas a ver diferentes climas, condiciones de iluminación, ambientes y locaciones, pero a la vez sería muy raro que un área se te haga muy larga o te canse antes de que la historia te ponga en una situación nueva.

RELACIONADO  Videojuegos: Los mejores lanzamientos de junio 2020 para PC, PS4, Xbox One y Switch

A esta altura del partido, los shooters en tercera persona se sienten todos relativamente similares, y no te van a sorprender las mecánicas de tomar cubierta y disparar. El diferencial de The Last of Us Part II es por un lado que las balas son siempre escasas, y por el otro, un dinámico sistema de combate melée. La munición escasa, sobre todo en dificultades altas tiene un dejo de survival horror pero la diferencia es que lo que encuentres es dinámico y no está en el mismo lugar que antes por lo que se enfatiza un sistema donde no podés usar una sola técnica para sobrevivir y te mantienen improvisando constantemente. Ahí entra el sistema de combate cuerpo a cuerpo, más dinámico que nunca.

Ellie porta una pequeña navaja que, en oposición a la de Joel, no se gasta, pero por otro lado tampoco mata tan rápido cuando despachas a un enemigo con sigilo. En combate podés blandir furiosamente la hoja y cortar, pero el enemigo contraatacará y te costará preciada salud. Por eso, tenés que esta atento al sistema de esquive, en especial cuando te enfrentes a enemigos mucho más grandes que vos que puedan soportar los cortes y superarte con fuerza física pura o armas más largas. Al apretar L1 en el momento justo Ellie esquivará los golpes, y a veces deberás hacerlo dos o tres veces antes de que se cansen y dejen una apertura para que contraataques. Es un sistema brutal, donde cada golpe es lento, realista, y particularmente violento.

RELACIONADO  Review Xenoblade Chronicles: Definitive Edition - ahora sí, en su mejor forma

No todo es sangre y furia

Un detalle que seguramente será muy comentado es que, además de matar, esconderte y desesperarte hay más cosas que hacer. Por ejemplo, frecuentemente te podés encontrar alguna guitarra e intentar interpretar canciones de pop y rock de los 80s en versión acústica y así darle paso a un momento de respiro. Estas en general vienen acompañadas de charlas entre los personajes presentes y suman necesario contenido opcional que no tenga que ver con la acción. A la vez, Naughty Dog tampoco esconde que su protagonista es lesbiana, y esto es más que un decorado y se vuelve parte clave de la historia que no podría funcionar de otro modo. En aquel primer trailer vimos el beso entre Ellie y Dina, y de donde eso vino hay más, una verdadera relación orgánica que no se siente como fan service. Es importante tener personajes variados para una industria que nos acostumbró a controlar siempre los mismos arquetipos de “héroe”.

La performance

The Last of Us Part II se ve increíble con su estilo de arte realista, producción cuidada, y mundo lleno detalles, pero se nota mucho que es un juego intergeneracional. Más que sacar lo mejor de la PlayStation 4, por momentos parece que le pidiera más de lo que puede dar. Y si bien el juego está perfectamente pensado para no tener pantallas de loading, cuando mueras (que va a pasar) vas a tener que esperar un rato antes de volver a intentar. Además, los cuadros por segundo no son del todo estables, algo que esperamos que se solucione vía parches, y esto es una pena porque el mundo increíble del juego se merece más. Muchas de estas cuestiones son infinitamente mejores cuando saltás a una PS4 Pro y podés hacer uso del poder extra para una performance que está mucho más cerca de la joya que es el juego… pero no es que los ventiladores de tu consola no vayan a estar prendidos la mayor parte del tiempo.

Uno, dos, ultraviolento

El grado de violencia en The Last of Us Part II es otro factor a destacar, porque una cosa es jugar un típico shooter y matar tipos o zombies, y otra cosa es la violencia casi personal que vemos en este título. Los personajes se golpean con saña en los encuentros, y a veces vas a ver facciones enemigas peleando en alguna zona que debas atravesar, pero todo se siente particularmente personal. Por ejemplo, cuando alguien muere y un camarada lo ve, gritará su nombre y pareciera que cada NPC (¡incluso los perros!) tienen un nombre propio, que es un detalle super efectivo para dar la sensación de que te enfrentas a una comunidad y para ponerle el valor real de una vida humana. Esto es funcional al drama y la sensación de desesperación con la que juega TLOU2 en cada momento.

La violencia se traslada también a las cinemáticas, y desde el incidente inicial a otros momentos que ocurren a lo largo de la aventura, el juego muchas veces te va a hacer sentir incómodo con lo que está ocurriendo en pantalla. Esto es lo contrario a una glorificación de la violencia sino que se la presenta como algo horrible, con consecuencias, pero esencial para la supervivencia o para el modo de vida de gente que ya cruzó una línea de la que no se puede volver. Esto se ata con la historia y muchas veces te podés preguntar si el villano no sos realmente vos.

RELACIONADO  Review Trials of Mana: No todo son fantasías finales ni búsquedas de dragones en el JRPG

Casi todo lo que veas en este juego va a ser consecuencia directa de lo que viste en el primero, evolucionado. Esto pasa no solo con lo mecánico sino también con lo narrativo, pero como The Last of Us en general no es una historia alegre, y esta segunda parte es mucho más oscura que la primera, tenés que estar listo para estar incómodo jugando. Ellie se convirtió en una de las caras del gaming de la última década y la primer entrega de la saga hizo una labor increíble para hacernos sentir que debíamos protegerla como Joel. Sin embargo, Ellie ahora creció y tenemos control directo de sus acciones, y lo que hace a lo largo del juego a veces es terrible. No es solo lo fuerte de la violencia sino también la incomodidad de que venga de ella, que “la nena” del primer juego ahora sea una aguerrida pero también sanguinaria y despiadada sobreviviente que solo puede pensar en la venganza, incapaz de bajar los brazos.

Conclusión

The Last of Us Part II es, a nivel mecánico y visual, absolutamente superior a lo que la primer parte propuso. Todos los sistemas de juego, diseño de niveles y combate fueron mejorados, amplificados, y son mucho más interesantes. Sin embargo, un analisis de este tipo es insuficiente porque la narración y emoción que Druckmann y Naughty Dog pusieron en su obra es un factor clave. La historia del primer juego era dura, la del segundo es durísima, y no esperamos que resuene con todo el mundo por su grado de violencia, incomodidad y tono aún más oscuro. Tenés momentos de humor, y te vas a encariñar con los personajes, pero eso hace que los momentos más fuertes peguen como pegan, y no debería sorprenderte que derrames alguna lágrima confrontado con el sórdido post-apocalipsis que redondea esta historia. Al igual que Ellie, no esperés salir de esta experiencia sin haber ganado y perdido algo…

FECHA DE LANZAMIENTO 19 de junio de 2020
DESARROLLADOR Naughty Dog
DISTRIBUIDOR Sony Interactive Entertainment
PLATAFORMAS PlayStation 4