Review Star Wars: Battlefront II – Episodio 6 y medio con un multiplayer increíble

Star Wars: Battlefront II, de EA y DICE, nos lleva al universo de la saga más icónica del cine para vivir la guerra Rebeldes-Imperio en primera persona. Leé más detalles acerca de este juego que llegó en medio de una terrible polémica, ¡en esta nota!

La saga Star Wars tiene un nuevo capítulo en formato videojuego con la llegada de Battlefront II, el último juego de EA y Dice. Este nuevo episodio de la saga llega con, ahora sí, un modo historia que toma lugar dentro del universo de George Lucas y más del frenético modo multijugador que hizo delicias entre los fans en el primero. Este título ya está disponible para PlayStation 4, Xbox One y Origin en PC, y desde acá te contamos qué esperar.

Star Wars: Battlefront II es, primero y antes que nada, un First-person shooter (que también permite verlo en tercera persona) que busca llevar la fórmula Battlefield al universo Star Wars. A lo largo de los diferentes modos, nos sumergiremos en las icónicas y enormes batallas de la serie – muchas veces como soldados, pero muchas otras como héroes. Los diversos escenarios dan la posibilidad de jugar desde el lado del Imperio o del lado de los Rebeldes (o República), y ver una variedad de planetas nuevos y conocidos donde la acción se desarrolla inclusive por todas las épocas de la películas: La trilogía original, las precuelas y la nueva era “Disney”. Aunque para los fanáticos, la parte más interesante para fans de la saga es el modo historia.

RELACIONADO – Star Wars: Battlefront 2 – EA elimina las microtransacciones, por ahora

El modo single-player toma lugar poco antes de la batalla de Endor, el climax de Episode VI: Return of the Jedi, pero se estira hasta cubrir el par de años que siguen a esta película. En este panorama, de un Imperio en retirada, tomamos el control de Iden Versio, una guerrera de un grupo elite Infernal que desarrolla misiones secretas para el Emperador. El juego cuenta con casi una decena de batallas que toma lugar en diferentes planetas, y nos hará cruzar caminos e incluso controlar a muchos de los personajes más conocidos, cada uno de ellos con poderes específicos. De este modo, la campaña es como un tutorial donde podés por ejemplo usar a Luke, Han o Leia, pero también probar las diferentes armas y situaciones que serán común en el modo multiplayer.

Otro detalle interesante del modo single-player es que, además de los héroes y los planetas conocidos (hay niveles en las lunas de Endor, Naboo, Jakku, y más), también tendremos la posibilidad de conducir varios vehículos. Por ejemplo, hay niveles a bordo de las X-Wing o Tie Fighters donde mantenemos tensos duelos en el espacio, o niveles en tierra sobre unidades AT-AT o AT-ST, que cumplirán la fantasía de más de un fan. Lo divertido es poder seguir una historia en el universo Star Wars que llena un poco el bache entre Episode VI y Episode VII desde el punto de vista de un personaje nuevo, pero también ver la enorme dimensión de algunos de los campos de batalla que EA diseñó para nosotros.

RELACIONADO: Star Wars Battlefront II tendrá una edición especial para Xbox One X

Los otros modos de juego son Arcade y Multiplayer, cada uno con diferentes modalidades. Arcade quizás sea el menos interesante de los tres, al ofrecer un combate en olas donde se intentan repeler olas de enemigos. El modo posee una cuenta regresiva, y el jugador tiene la tarea de eliminar una cantidad arbitraria de enemigos antes de que llegue a cero, mientras que cada muerte modifica el conteo. Lo bueno de este modo es que cuenta con 8 escenarios para el lado de la luz y el lado oscuro, y cada uno tiene su propio set de héroes y personajes para elegir, pero además que también se puede jugar en pantalla dividida con un amigo en una misma consola. Es bastante divertido poder controlar en una partida rápida a héroes que no aparecen en la campaña como Yoda o Darth Maul, por ejemplo. cada uno con un set único de movimientos y habilidades de la Fuerza.

Todos estos elementos se combinan en el modo Multiplayer, que es el principal del juego, y el que más se presta para pasar horas y horas viciando. En Galactic Assault competiremos en escenarios de 20 vs. 20 para cumplir objetivos, y mientras un equipo intenta avanzar, el otro intentará defender una base, ya sea como Rebeldes o Imperio. De modo similar, Starfighter Assault propone un modo de juego a bordo de varias de las naves de la saga, y combates por el espacio. En estos modos, tus acciones y el cumplir objetivos te permite ganar puntos de batalla, y usarlos para acceder a clases de soldados especiales o controlar héroes, con más vida, armas más poderosas, y habilidades únicas.

RELACIONADO – E3 2017: Star Wars Battlefront 2 tendrá campaña single player y personajes nuevos

Los otros modos son Héroes contra Villanos (4 vs. 4), Strike/Asalto (8 vs. 8 por objetivos), y Blast (10 vs. 10), que es un deathmatch más tradicional. Cada uno de estos ofrece algún tipo de giro único que lo hace diferente, pero hay algo innegablemente divertido en simplemente elegir tu clase, y dedicarte a aplastar enemigos en el campo de batalla. Hablando de las cuatro clases, podés controlar a la unidad de asalto (la más básica y redondeada), la pesada con mayor potencia de fuego y defensa, pero generalmente lenta, la de soporte con rifle de francotirador, o un oficial que puede poner torretas y aumentar moral de quienes estén cerca, y por ende su vida. Cada una se presta mejor para distintas situaciones y los jugadores podrán diseñar estrategias en torno a estas posibilidades.

El punto polémico de Star Wars: Battlefront II en su periodo de beta fue que la progresión se hacía muy lenta, y adquirir héroes podía llegar a ser un trabajo de hasta 40 horas. Esto se hacía peor si se tenía en cuenta que para poder mejorar a nuestros personajes es necesario desbloquear “cartas” que aumentan sus habilidades, tiempos de reacción y más. Debido a las críticas de los fans, EA realizó un lanzamiento en el cuál no existe ningún tipo de microtransacción, de momento, y todas las habilidades se obtienen jugando. Los creadores pidieron tiempo para estudiar la situación e incorporarlas de nuevo en un futuro de un modo que puedan atender mejor a las necesidades de los fans. Sea como sea, al momento del lanzamiento, este es un juego justo y balanceado donde nadie te va a matar porque tiene una tarjeta de crédito más cargada sino porque juega mejor.

Es muy fácil recomendar Star Wars: Battlefront II si sos un fanático de la saga, o si te gustan los multiplayer grandes a lo Battlefield. Lo cierto es que, a pesar de la polémica por las microtransacciones, el resultado es un juego con muchísimo contenido donde podés hacer de todo un poco y es solo cuestión de encontrar tu modo preferido. La posibilidad de ver los últimos momentos del Imperio y como se desmoronó para desembocar la “First Order” en el modo historia (aunque es corto), o controlar a tus héroes predilectos de la saga son como caricias para el fan son los puntos más altos. Con un departamento de arte realmente se lució para recrear a los personajes y diferentes planetas con sus respectivos ambientes, sumado a las microtransacciones eliminadas, el gran punto negro que por ahora parece estar solucionado…  ¿será hora de mostrar un cauto optimismo?

10 Comments

  1. ¿El que escribió esto realmente jugó battlefront 2? El juego es una bazofia, se nota que el contenido de la nota es demasiado noob friendly. Hagan un review del battlefront 2 del 2005 que, a pesar de tener 12 años, está más completo que los dos battlefront nuevos juntos. Las microtransacciones no fueron el único problema (además de que el que compre más cajitas que vos SÍ juega con más ventaja, al contrario de lo que dice la nota). También prometieron cosas que nunca llegaron a ser. Por ejemplo, la campaña “con enfoque del lado del imperio”, KEK. Para no spoilear nada, sólo voy a decir que la campaña es, simplemente, horrible: “matá ésto”, “explotá aquello”, cutsene con algún evento importante de la historia y repetir. Va un mes del lanzamiento y el juego todavía tiene bugs y glitches típicos de un beta. Es un asco. Lo único que se puede salvar son las gráficas, que son hermosas. Lo demás se puede tirar a la basura. Dejen de alimentar a las compañías que le meten la mano en los bolsillos a los usuarios. Las mismas están arruinando la industria de los videojuegos.

Comenta!