Review Shadow of the Colossus PS4: la bestia que se rehúsa a morir

Shadow of the Colossus, aclamado como uno de los mejores videojuegos de la historia, regresa con una remake reconstruida de cero para traer su genial experiencia a PS4 y PS4 Pro. ¿Qué hay de nuevo en esta versión? ¡Conocelo en estas líneas!

Shadow of the Colossus está de vuelta entre nosotros con una remake completa que jugamos en PlayStation 4 y PlayStation 4 Pro… pero es imposible hablar del juego sin comenzar por su legado. Corría el año 2005, el lanzamiento de la PS3 estaba cada vez más cerca, y aún así, la PS2 todavía guardaba una gema en su arsenal. Como la cereza del postre, y al fin de su ciclo, el estudio Team Ico lanzó un último exclusivo que pasaría a convertirse en uno de los juegos ms aclamados de todos los tiempos, y que al día de hoy algunos fanáticos llaman el mejor juego jamás creado.

Primeros 15 minutos del juego:

RELACIONADO – E3 2017: PlayStation adelantó Monster Hunter, God of War y Spider-man

Shadow of the Colossus era un juego único, un impacto a los sentidos. Se trataba de un título en mundo abierto pero donde curiosamente no había ningún enemigo en todo el mapa. La historia cuenta que el protagonista Wander llega a una tierra prohibida montado en su caballo (el fiel Agro) con el objetivo de revivir a una chica. Dormin, el dios de esta tierra, le ofrece devolverle su alma a cambio de derrotar a los colosos que la recorren, algo que acarrea un terrible precio. Wander acepta sin dudarlo y emprende su cacería, que es cuando el juego pone toda la carne al asador.

Wander cuenta con una espada GPS que le permite rastrear a las temibles bestias que pululan esta tierra. Al apretar R2 se la eleva al cielo, y cuando se la apunta en la dirección correcta, un haz de luz nos guiará a destino. Una vez encontrados los colosos entablaremos verdaderos duelos de David contra Goliat, donde más que un encuentro de fuerza es una instancia donde deberemos mostrar toda nuestra astucia. El haz de luz que nos guió hasta los colosos también sirve para marcar los puntos débiles de estos, y una vez encontrados, habrá que ingeniárnoslas para llegar a ellos y apuñalarlos con nuestra arma. Eso sí, un problema serio es que el tamaño de los colosos es, literalmente, colosal, y cómo llegar a estos puntos es un puzzle en si mismo.

RELACIONADO – PlayStation Plus: revelaron los juegos gratis de febrero

Cada coloso es completamente único y diferente de los demás, y por eso cada encuentro es épico y único. Como todos son más grandes y fuertes que Wander, nuestra tarea como jugador será usar nuestra astucia, arco y espada para engañarlos, dejar que se abran, y aprovechar para golpear los puntos débiles con todas nuestras fuerzas. Por ejemplo, hay un coloso cuadrúpedo que debemos golpear en la planta del pie con flechas mientras camina para que caiga y lo podamos atacar. Otro, cubierto por armadura, debe chocar las paredes hasta perderlas, y uno con barba larga necesita agacharse para que podamos colgarnos de esta y trepar como si fuera una enredadera. Siempre será una cuestión de creatividad, nunca una de fuerza bruta – somos solo como una mosca enfrentándonos a majestuosas bestias capaces de todo tipo de destrucción.

Justamente, uno de los aspectos más únicos de Shadow of the Colossus es su mecánica para trepar. Así te subas por enredaderas o el cuerpo peludo de un coloso, es necesario mantener R2 para agarrarte. El problema es que hay una barra de stamina/resistencia que se consume mientras más tiempo pasemos sujetados, por lo cuál deberemos movernos rápido y golpear de manera certera si no queremos caer, y muy posiblemente morir aplastado por un coloso que es casi como que el colectivo te lleve puesto y no haga paradas: sí, vas a terminar cagando boletos por tres meses. Por eso, vas a notar que por momentos apretás el R2 como si tu vida dependiera de ello, como si realmente te sujetaras de un gigante que no desea otra cosa que sacudirte de su cuerpo, el control realmente se siente como una extensión de tu personaje.

RELACIONADO – Review The Inpatient: el verdadero horror llega a PlayStation VR

Al principio del juego Dormin nos advierte que nuestra tarea no será tan sencilla como “derribar colosos“, y que pagaremos un “terrible precio“. Esto es una de las claves de Shadow of the Colossus, la melancolía que rodea la experiencia y genera todo tipo de sentimientos a medida que jugamos. Es terrible ponerse en el rol de cazador, y derrotar bestias pacíficas hasta que las agredimos. Este título nos invita a preguntarnos si no somos nosotros el villano, y esto es una sensación única para un videojuego. A medida que derribamos colosos, nuestro cuerpo recibe marcas mágicas, y de jóven valiente nos convertimos cada vez en una criatura más oscura que lleva a un final único y desesperante. Por este motivo, el juego es uno de los más grandes exponentes del gaming como forma de arte y no mero entretenimiento.

Ahora, ¿qué tiene de nuevo la edición para PS4 de Shadow of the Colossus? En realidad, casi nada a nivel gameplay. Hay un setting de dificultad fácil, y el modo “hard” está disponible sin que lo debas desbloquear. Las mejoras vienen por el lado de lo auditivo y visual, más que nada. La experiencia se puede personalizar para ofrecer encuadres más cinemáticos, normalizar el audio para jugar de noche sin explosiones de ruido, e incluso un modo de fotos para capturar momentos. Sin embargo, la verdadera magia es que este juego en PS4 lo ves como lo recordás en tu imaginación.

Si recientemente agarraste una PS2, te darás cuenta que con los años idealizamos al juego a un nivel que el original jamás tuvo, los gráficos carecían de detalle y ni siquiera la versión HD de PS3 pudo solucionar esto. Este port hace que la experiencia se sienta moderna, actual, y sea visualmente imponente, y si jugás en PS4 Pro con televisor 4K, no vas a poder creer lo que ves – realmente valió la pena recrear todo de cero para traerlo al presente.

Shadow of the Colossus revalida sus credenciales de juego brillante, épico y único con esta remake que saca a relucir lo mejor de uno de los grandes clásicos del gaming. El juego ya de por sí es una de las grandes gemas que demuestra por qué vale la pena elegir consolas PlayStation a la hora de jugar, pero además esta remake le da la posibilidad de relucir ante juegos actuales, creados esta generación, y dar la bienvenida a todo un nuevo grupo de fans que jamás experimentaron esta historia épica. Queda más que recomendado para los jugadores fanáticos de los juegos de aventura, puzzles, pero además fanáticos de las grandes aventuras que exploran sensaciones de melancolía, furia, determinación y todo tipo de sensaciones encontradas.

Comenta!