Review Pathfinder: Kingmaker Definitive Edition – Aunque hagas la cuarentena, corona vas a tener igual

Pathfinder: Kingmaker finalmente debuta en consolas con su versión más completa, todo su DLC y la ansiada opción para jugar por turnos. ¡Como Corellon manda! Te contamos todos los detalles, ¡a continuación!

Pathfinder es uno de los juegos más únicos de mesa, creado para proporcionar a los fanáticos del clásico Dungeons & Dragons la complejidad en combates y sistemas que se perdieron en las más recientes ediciones. Estos son los que toma y convierte en RPG Pathfinder: Kingmaker Definitive Edition para Xbox One, PC, y PS4 junto a una clásica historia de rol con montones de quests y todo el DLC del juego original. Este es un clásico juego de fantasía a lo Baldur’s Gate o Neverwinter Nights, pero tiene más partes en la mezcla.

RELACIONADO  Review Death Stranding en PC: Kojima, con mouse y teclado, se aprecia aún más

Ni bien arranques el juego vas a tener que crear tu personaje de cero con todas las opciones de Pathfinder 1 (el juego original lanzó antes que 2E), y de ahí comenzaremos la historia. Aventureros de todo el mundo se reunen para derrotar a un tal Stag Lord, y deberemos elegir con cuáles de estos unirnos y redondear nuestro grupo. La cosa es que no permaneceremos solo “aventureros” por mucho tiempo y eventualmente creceremos hasta tener que administrar todo un reino.

El menú de creación es una maravilla, y da control total de nuestros atributos, raza, clase y talentos, que es todo lo que le podés pedir a un juego basado en el rol tradicional. El aspecto donde flaquea un poco es en la parte de personalización donde los personajes nunca terminan de verse exactamente como los imaginamos, pero dado que casi todo el juego es con vista isométrica, no es algo tan terrible. Al menos están las 9 razas y 15 subclases con 4 opciones de subclase para cada una cosa que si ya tenés tu personaje en mente de jugar en papel lo puedas llevar directo al juego.

RELACIONADO  Review Microsoft Flight Simulator 2020: del nicho al cielo

La gran novedad de Pathfinder: Kingmaker Definitive Edition es que ofrece a los jugadores la posibilidad de jugar por turnos como un RPG tradicional. La primer edición del juego era bastante caótica, y en el fragor de la batalla muchas veces los magos terminaban en desventaja por no poder apuntar o poder lanzar sus hechizos. En modo por turnos, más estratégico, podremos movernos solo una cierta cantidad, usar nuestra acción para hechizos, o usar reacciones. Sin embargo, el modo más frenético quizás tenga su utilidad en peleas menos relevantes y estratégicas dado que esto no es como Divinity II, por ejemplo, donde cada combate por menor que sea se sentía como un boss.

El DLC suma novedades como la raza Tiefling (los hijos de demonios), la clase Kineticista, y varios de los hechizos posteriores que no están en el manual base de Pathfinder. Además, se incluyen dos quests – Varnhold’s Lot que va en paralelo a la quest principal, y Beneath the Stolen Lands, que nos presenta un clásico Dungeon que cambia de forma donde enfrentaremos enemigos cada vez más poderosos. El juego tiene horas y horas de contenido en este pack que es super completo.

RELACIONADO  Review Battletoads: el alma de un beat'em up se mezcla con lo mejor de Adult Swim

Todo esto puede sonar excelente para quienes ya tengan experiencia con los juegos de rol de lapiz y papel, pero lo cierto es que Pathfinder: Kingmaker Definitive Edition es cuanto menos extremadamente críptico. Los tutoriales son molestos, dificiles de entender, e incluso si venís de Dungeons & Dragons y nunca jugaste Pathfinder quizás un par de reglas te terminen haciendo mucho ruido. Tampoco ayuda que un par de bugs te obliguen cada tanto a reiniciar el juego incluso en consola, que al menos gracias al auto-save no es tan terrible, pero sí molesto. Este y otros bugs menores manchan lo que de otro modo es una gran experiencia.

Conclusión

Si lo que buscás es llevar la experiencia de rol de lápiz y papel a un juego, Pathfinder: Kingmaker Definitive Edition es una excelente propuesta que no te va a decepcionar con sus horas de contenido. El mundo es enorme y está lleno de detalles al punto que podrías pasar cientos de horas en él. Si, por otro lado, los rpgs a lo que estás acostumbrado son más “ligeros” de reglas tipo un Final Fantasy, Witcher o Skyrim, posiblemente te marees bastante con este sistema tan rígido y específico. Decir que esta es una experiencia extremadamente de nicho es quedarnos cortos, pero ese nicho… qué bien que lo cubre.

FECHA DE LANZAMIENTO 18 de Agosto de 2020
DESARROLLADOR Owlcat Games
DISTRIBUIDOR Deepsilver
PLATAFORMAS PC, Xbox One, PlayStation 4

Comenta!