Review Microsoft Flight Simulator 2020: del nicho al cielo

Microsoft Flight Simulator 2020 es un proyecto de nicho que no es para todo el mundo, pero si hacés click, los cielos del mundo son tuyos. Leé nuestras impresiones, ¡a continuación!

Microsoft Flight Simulator regresa tras más de una década de ausencia para traer el simulador de vuelo más completo hasta ahora. La propuesta es radicalmente diferente a la de otros juegos que se basan en combate aéreo, lanzar misiles, salvar al mundo y más. Este es simulador completamente hardcore, y tiene absolutamente todo lo que un fanático de los aviones podría querer sin descuidar ni un detalle de la precisión, tanto en los aviones como de los mapas.

Flight Simulator fue, desde su primer entrega, un juego que apunta a los fanáticos de la simulación y aviación. Este juego no tiene absolutamente nada de arcade y casi no cuenta con contenido de “video juego” en el sentido tradicional sino que simula hasta lo más mínimo la experiencia de vuelo. Microsoft lo plantea más como una plataforma que como un juego tradicional la cuál será mejorada con parches, ampliaciones, arreglos y mods por muchos, muchos años.

RELACIONADO  Review Fast & Furious Crossroads: Toretto, dejame en la esquina que me quiero bajar

Como no hay “objetivos” per se, cuando juguemos podremos despegar y aterrizar, realizar ajustes a medida que nuestro pájaro de acero se mece por los aires, y ver el mundo desde lo alto. En este sentido, el nivel de detalle de los mapas es absolutamente increíble, y las aguas tienen un brillo único mientras que las nubes surcan los cielos, y los paisajes te hacen sentir como si estuvieras viendo algo único, íntimo, que representa el mejor aspecto de la realidad.

Seguramente si ya jugaste otros simuladores de vuelo como X-Plane, vas a encontrar un punto de partida más amigable, pero este juego está pensado para los que disfrutan de volar, de quienes se saben los aviones, los diferentes aeropuertos y los que disfrutamos de tener que viajar sin sufrir el trayecto.

Entre las dificultades que podés encontrar en el aire se encuentra el clima, que se adaptará en vivo con los reportes meteorológicos, un ciclo de día y noche, y más detalles que hacen que volar sobre la zona donde vivís sea sorprendentemente raro y único. A la vez, volar sobre las ciudades y reconocer edificios, pasar por encima de montañas o realizar piruetas con aviones de exhibición suman contenido que entretiene bastante, y están recreados con pasión. Cuando lance el modo para usar en realidad virtual, ver estas cabinas desde adentro seguramente se sienta increíble.

RELACIONADO  Preview Tony Hawk's Pro Skater 1+2: el boomer está felí

Tecnología de punta para simular

El terreno en Microsoft Flight Simulator 2020 está hecho por una mezcla de imágenes satelitales e inteligencia artificial, y si bien en muchas áreas se ve excelente, hay otras con topografías inusuales donde no es tan perfecto. Las áreas más transitadas, lógicamente, se mapearon con más cuidado y las grandes capitales del mundo como Tokyo, Rio de Janeiro, Los Ángeles, Berlin o Moscú se ven excelentes. Si te parece que justo algún área no está a la altura, como contraparte tené en cuenta que no hay zona del mundo a la que no puedas ir.

Párrafo aparte merece aclarar que los gráficos se ven particularmente bien gracias al último driver GeForce Game Ready de NVIDIA. Con estos se ofrecen una serie de actualizaciones para que ni bien lances el juego cuentes con drivers actualizados y obtengas la mejor performance.

También cabe aclarar que el juego pide como recomendados por lo menos una Geforce 970 o una RX 590, por mas que los mínimos sean una GTX 770, para disfrutarlo tenés que estar más cerca del recomendado, ya que lo visual en este título es protagonista.

Así se veía el Flight Simulator 98

Otro punto maravilloso de este lanzamiento es que, como muchos, quizás no sería un juego que te tiente a comprar de manera directa, pero si lo probás seguramente le vas a dedicar varias horas de juego. Para solucionar este problema la gente de Xbox Game Studios decidió sumarlo al Game Pass, por lo que si tenes el Game Pass en PC vas a poder jugarlo sin costo extra.

El control puede tener varios grados de complejidad, y diferentes sistemas de control. Perfectamente podés jugar con un joystick o mouse y teclado, pero es realmente con un flight stick donde brilla. Eso sí, no esperes que sea una cosa “fácil”, sino que vas a tener que acostumbrarte a un montón de detalles de acuerdo al grado de realismo que pretendas – esto no es volar un avión en GTA. Después de jugar el tutorial que te enseña a despegar y aterrizar con un Cessna, podés aprender a controlar aviones de pasajeros como un Airbus a320 o modelos más complicados como la reina de los cielos, el Boeing 747, siempre ajustado a lo que el jugador elija.

La cantidad de opciones de control puede ser excesiva, pero al menos tenés la posibilidad de tomarte tu tiempo y chequear  los manuales con las teclas, y qué hace cada una. El juego está muy, muy pulido y casi no encontramos bugs sino que cuando inevitablemente choques por no saber controlar tu avión va a ser porque la curva de aprendizaje es una bestia que merece ser domada.

RELACIONADO  Review Horizon Zero Dawn para PC - los frames imPORTan

Como decíamos antes, como juego tradicional te vas a encontrar con que no hay mucho contenido. Por ejemplo, no hay objetivos, sistemas de progreso, perfiles de usuario donde desbloquees cosas o nada por el estilo. Además de desafíos semanales y tutoriales, esto es más bien una plataforma para permitirte surcar los cielos, y donde podés abrirte a la posibilidad de que surjan desperfectos técnicos, condiciones atmosféricas variables, o navegar sin mapas. A la vez, también vas a poder volar en multijugador como piloto y copiloto en un modo bastante único y que promete bastante.

Como no tiene un principio ni un final, aún seguimos probando este juego e irémos actualizando esta review a medida que pase el tiempo. Ahora lo estamos jugando en una PC con Intel Core i9, 64GB de RAM Corsair Vengeance y Geforce RTX 2070 con mouse y teclado.

Conclusión

Los desarrolladores prometen que el contenido se actualizará como en todo juego como servicio, pero si buscas una experiencia tradicional de juego vuelo, este no es el juego apuntado a vos. La magia de Microsoft Flight Simulator 2020 está en los detalles de la simulación, y no es un producto creado para el jugador casual. Sus tiempos de carga son largos y su peso es un inicial de más de 150 gigas, así que a tener paciencia. 

Sin embargo, si lo que querés es una experiencia que no se parece a nada, donde lo que se alimenta es el sentimiento de libertad, realismo y exploración como mera meta y recompensa por tus horas de juego, literalmente no existe otro producto de la calidad de este.

Microsoft Flight Simulator lanza para PC el 18 de agosto de 2020, y eventualmente habrá una versión para Xbox One sin fecha confirmada.

FECHA DE LANZAMIENTO 18 de Agosto de 2020
DESARROLLADOR Asobo
DISTRIBUIDOR Xbox Games Studio
PLATAFORMAS PC, Xbox One

Comenta!