Review mouse Primus Gladius 16000P: durabilidad y rendimiento sin dejar de lado el look

Gladius 16000P es el nuevo mouse gamer de Primus que promete durabilidad, resistencia y nivel competitivo. Te contamos todos sus detalles en esta review.

La variedad de mouse que podemos conseguir hoy en día no tiene fin. Mouse gamers, para trabajo, con RGB, con pesas, con botones para MOBA, pensados para shootery hasta cableados o wireless. Es tanta la variedad que hoy, la compra de un mouse se decide de una manera totalmente personal. No todos son para todos, pero a pesar de esto, la relación precio calidad sigue siendo un factor primordial, como vemos en este Primus Gladius 16000P.

Al recibir nuestro producto para reseñarlo, lo primero que notamos es el packaging al que nos tiene acostumbrados Primus. Su caja violeta con código QR interactivo nos da esa sensación de familiaridad con la marca, y la calidad de la caja hace que el unboxing sea una experiencia aparte. La caja contiene no solo el mouse, sino unos stickers de la marca y una nota de bienvenida.

Diseño y Construcción:

El Gladius 16000P presenta un diseño plástico negro mate muy estético visualmente, acorde a lo que se busca en un mouse gamer. Pero en cuanto al tamaño, resultó un poco más grande de lo que acostumbramos a ver en las últimas reseñas de marcas premium.

Con un peso base de 132 gramos, el Gladius 16000P viene con tres pesas adicionales de cinco gramos cada una que ayudan a variar no solo el peso, sino también el centro de gravedad. Aquí se adapta a cualquier gusto de peso y movilidad.

Su construcción es plástico negro matte, nada que sobresalga de la media, pero la rueda del mouse está cubierta en goma para mejorar la tracción. El detalle lo tiene en los leds RGB que recorren el costado y la parte trasera, que hacen de perfecto contraste con el sobrio color negro. Posee seis botones, los tres tradicionales en la parte superior (Click izquierdo – derecho y la ruedita), dos botones laterales y uno adicional bajo la rueda para el cambio de DPI.

En la parte inferior encontraremos las almohadillas deslizantes que reducen la fricción al mínimo y la tapa para abrir el sector donde se colocan las pesas. Algo que (boomer alert) nos remontó a cuando abríamos los mouse de “bolita” para limpiarlo. 

En cuanto a la elección de diseño que tomó Primus, es de palma completa, con el lomo inflado. También podemos decir que tiene muy marcadas las líneas donde apoyan los dedos, lo que hace sentir que estamos obligados a tomar esa sola posición y no deja acomodarse de otras maneras libremente. Es un dato  a tener en cuenta si preferís que tu mano se apoye en todo el cuerpo de mouse o una parte libre, como te dijimos, este mouse puede calzar perfecto a tu uso si te gusta de esta manera, mientras que otros puede resultarles molesto.

Este periférico se conecta vía USB y tiene un cable 1.8 metros de largo con recubrimiento mellado de tela con los colores de la marca y el distintivo logo PRIMUS, lo que le da buen aspecto, sensación de calidad de fabricación, y se diferencia claramente del resto de los cables que llegan al gabinete.

Funcionalidades y rendimiento

El Gladuis 16000P posee un sensor Óptico Pixart 3360 muy preciso, con una aceleración energética de 50g, 16000DPI vía software y una velocidad de respuesta de 1000Hz, lo que resulta imprescindible para lograr un juego fluido. 

Los botones tienen switch OMRON, muy resistentes y usados por la mayoría de mouse de alta calidad por sus 50 millones de clicks de durabilidad. Además, brindan una respuesta ultrarrápida y un gran rendimiento del que no pudimos notar ninguna contra.

En cuanto a la configuración  y la personalización, se puede bajar directo desde la página de Primus el “Gladius Gaming Mouse”. Este software cuenta con cuatro pestañas: Principal, Avanzado, Macros y Soporte.

La pestaña principal tiene los binds de los botones (totalmente configurables) y las mismas opciones que ofrece Windows (sensibilidad, Velocidad de scroll, velocidad de doble click y el polling rate, que es la tasa de refresco del sensor). Tiene hasta cinco perfiles para configurar, por si compartís el mouse con más gente, y la posibilidad de exportar tu configuración por si lo querés llevar a otro lado.

La pestaña Avanzado permite setear los varios sets de DPI, que se pueden cambiar desde un botón del mouse y tiene leds que indican en que configuración estás. Se pueden setear hasta seis distintos.

También dentro de la misma pestaña se encuentra la configuración de las luces RGB con cuatro modos: Quieto (se elige un color y su intensidad y queda fijo); Respirar (va subiendo y bajando la intensidad de un único color o va pasando por todos); Neón (utiliza toda la paleta de colores sin variar la intensidad); OFF (RGB apagado)

La pestaña Macro permite generar distintos macros a partir de un click de cualquier botón.

El Primus Gladius es un mouse que cumple con muchos de los deseos de los que buscan un mouse cableado, con RGB, pero sin tener que apostar a una compra de más de 5 cifras. Su forma no es para todos, pero su personalización de peso y programación dejan una buena sensación de opciones. Si bien sus materiales no sobresalen, su rendimiento y su look van de la mano con lo que puede buscar un gamer para resaltar su escritorio.

Este mouse ya se encuentra disponible en nuestro país y podes conseguirlo en los distintos retails de la marca o en mercado libre, a partir de los $5000. 

Comenta!