Review Martha is Dead: cuando tus emociones están guiadas por la culpa, el miedo y la mentira más profunda

Martha is Dead es un thriller psicológico que juega mucho con el terror y salió a la luz envuelto en polémicas por su gore y sus imágenes explicitas. Lo jugamos en PC y te contamos todo en esta review.
Martha is dead review

A nuestro entender, una de las cosas que hace que Martha is Dead sea grande, es que une de forma muy bien equilibrada aspectos de dos géneros que difícilmente se los encuentra tan de la mano. En su concepto primario, estamos frente a una aventura gráfica con ese alma de las más tradicionales: mucho texto, mucho diálogos explicativo, mucho anhelo de sentimientos para poder contagiar con exactitud lo que vive nuestro personaje, como puede pasar en I Have No Mouth And I Must Scream o Fran Bow. Por otro lado, tenemos las mecánicas y el aspecto visual en primera persona que utilizan muchos survival horror modernos, o incluso títulos que apelan a la inmersión absoluta desde su gameplay como Blair Witch o The Vanishing of Ethan Carter.

RELACIONADO  Review Gran Turismo 7: nostalgia al volante exclusivamente para fierreros y fanáticos de la saga

Martha is Dead, entonces, toma lo mejor de ambos mundos, sabe bien a qué publico apunta, y nos cuenta una historia de terror completamente inmersiva, donde la empatía con el personaje principal y su entorno terminan siendo clave para poder disfrutarlo como la gente de LKA, su desarrolladora, tenían en mente. Mediante las mecánicas de juego, los diálogos y los constantes pensamientos de la protagonista, la historia va a ir tomando forma y si logramos meternos de lleno en ella, hay satisfacción garantizada.

Y hay un tema con todo esto… porque luego de jugarlo y ver las diferentes reacciones y comentarios, se deja entrever que el juego no es para todos. Y no lo decimos desde un lugar snob, sino que, como hicimos mención anteriormente, el título conoce de entrada su público y sabe cómo llegar a él. Los fanáticos del terror seguramente lo vayan a disfrutar. No solo porque el juego maneja el género de una forma muy convincente, y desde la calma sádica que proponen sus climas, nos hace pasar muchos malos momentos, sino que también busca ser controversial desde escenas puntuales, y lo logra.

Martha is Dead

Aquellos que quieran sumergirse de lleno en el título desde una PC o desde Xbox, van a poder experimentar el juego tal cual se lo trajo al mundo. Sin embargo, aquellos que tengan una PS4 o PS5, van a poder probar una versión de todo este gore bastante extremo, reducido. No decimos “censurado”, porque lo que hizo Sony en las versiones para sus plataformas fue quitar la interacción en los momentos fuertes, dejándolos solo como cinemáticas. Dicho de una forma más simple: las escenas las vamos a poder ver, pero no vamos a sentir esa horrible presión moral, carnal y visceral, de que aquellas atrocidades que vemos sean producto de nuestras propias decisiones.

Martha is Dead

Pero lo que muchos ven como algo que le quita fuerza (las escenas tan explicitas), otros lo ven como algo necesario, parte de la narrativa y de esa incomodidad que la historia quiere representar. Porque vale aclararlo: el juego es perturbador. Es su búsqueda, es su intención. Y se cocina a fuego lento. Como cualquier aventura gráfica que se precie, nos hace recorrer cada rincón de los escenarios, investigar, leer todo lo que encontremos, ir interactuando de a poco con cada cosa para empezar a resolver los puzzles y desafíos que se nos van presentando y así poder seguir avanzando, utilizando como herramienta esa visión en primera persona y sacándole todo el jugo posible a su motor gráfico, el ya reconocido y querido Unreal Engine 4. También, hay algunos tímidos QTE (Quick Time Events) de vez en cuando.

vale aclararlo: el juego es perturbador

Martha Is Dead es un thriller psicológico que decide jugar su propio partido dentro del género del terror, pero sin nutrirse de muchas de las cosas que todos los juegos repiten, como el exceso de jump scares, por ejemplo. La historia, que nos pone en la piel de Giulia en plena Toscana italiana allá por 1944, con el contexto de la guerra de fondo, va a interceptar directamente la salud mental de nuestra protagonista y, de la mano, su emocionalidad. Por eso mismo, creemos que es válido decir que la culpa, el dolor, la pérdida, la necesidad del amor de nuestros padres, el anhelo de saber qué hubiese pasado y la urgencia de esclarecer un asesinato, son tan protagonistas como la misma Giulia.

RELACIONADO  Shadow Warrior 3: un FPS clásico al estilo DOOM Eternal o Serious Sam 4 que te garantiza horas y horas llenas de caos y acción

Y si algo queda claro, es que la narrativa del juego es impecable. La culpa y el miedo son dos sentimientos que movilizan por completo a la protagonista y la llevan a ser alguien que no quiere ser, aunque nunca se detenga de hacer lo que hace. La construcción psicológica alrededor del personaje es otro de los puntos bien altos del juego, y es el eje principal para que podamos sentirnos parte de él, como si nos metiéramos en carne propia dentro del juego y pudiéramos sentir lo que siente Giulia. En ese aspecto, tanto guion como estructura narrativa, logran tener un nivel altísimo y muy gratificante.

Martha is Dead

A los clásicos mecanismos que podemos encontrar en el juego, como correr, interactuar con diferentes elementos, recoger los necesarios para luego usar más adelante o incluso, leer el diario, se encuentra el uso de una cámara de fotos. Con este aparato, manejando algunos conceptos básicos como el foco y los encuadres, vamos a poder tomar fotos que no solo sirven para darle forma a la historia, sino que también nos permiten encontrar nuevas pistas, que a veces son invisibles para nuestros ojos. En Martha Is Dead, la cámara de fotos tiene bastante importancia en su desarrollo. Quizás no de la misma forma que en juegos como DreadOut o Fatal Frame (aunque uno se haya inspirado en el otro).

RELACIONADO  Review Grid Legends: volver a las raíces a toda velocidad

Pero la experiencia no termina ahí, ya que luego de sacar la foto debemos ir a revelarla, algo que muchos juegos resuelven con las modernas cámaras digitales, los teléfonos celulares e incluso con cámaras Polaroid. Acá, tenemos que ir al cuarto rojo, que siempre genera una leve incomodidad por su tenue luz, y hacer varios de los procesos del revelado manual, simplificados obviamente, pero no deja de ser un detalle más que interesante convertido en un minijuego.

De la mano de la cámara también tenemos las cartas de tarot, que no van a ser de vital ayuda como la cámara, pero si le van a impregnar ese halo tan emocional que buscan sus desarrolladores. Porque, de nuevo, hay que recordar siempre que los propios creadores del juego dijeron en diferentes entrevistas que ellos más que entretenimiento en base a gameplay, querían entregar emociones.

Dicho esto, las cartas de tarot, que solo podremos usar una vez al día, nos van a dar pequeñas visiones sobre nuestro pasado, presente o futuro, para enriquecer la historia. Y, como si fuese poco, algunas veces nos podremos comunicar con el mundo del más allá.

No estamos frente a un juego lineal propiamente dicho, sino que nos permite la virtud de la exploración. En nuestro menú, junto a un mapa muchas veces sumamente necesario cuando nos internamos en el bosque, vamos a encontrar una suerte de libreta donde la protagonista lleva sus anotaciones (a lo Life is Strange, para que se den una idea), y es el lugar donde vamos a poder ver las misiones principales como las secundarias. Lógicamente, completar las que están activas van a desbloquear nuevas como parte del avance del juego, pero no necesariamente nos obliga a seguir un orden muchas veces respecto a las misiones activas. No se siente en ningún momento la obligación de hacer lo que tenemos que hacer, sino que se disfraza de necesidad argumental y lo hace muy bien.

Martha is Dead

La atmosfera constante de misterio e inseguridad esta conseguida de forma soberbia, gracias a su aspecto visual y a los efectos de sonido. Ya sabemos que el Unreal Engine 4 permite una soltura inmensa para manejar una estética inmensa en cualquier juego, pero justamente, hay que saber utilizarla. Los artistas de LKA hace magia con las locaciones, la naturaleza, los colores preciosos que se ven a la luz del día, los diseños y cada elemento que podemos encontrar. Los diseños de niveles, tanto interiores como exteriores, muchas veces nos dejan con la boca abierta porque resaltan belleza al mismo tiempo que logran ser perturbadores.

RELACIONADO  Review Elden Ring: te aseguramos que te vas a obsesionar

Marta e morta…

Martha Is Dead termina siendo un juego impecable, aunque sufra algunas fallas como las voces en inglés, que son realmente de una calidad bajísima respecto al gran trabajo que se hizo con sus voces originales en italiano, que le brindan una credibilidad impecable a toda la historia, e incluso muchas veces los subtítulos en español están mal.

Más allá de esto, su historia, su aspecto visual, el contraste entre momentos calmos y el terror visual más extremo, las típicas melodías italianas y los temas clásicos que se escuchan en la radio mientras nos cuentan el avance de la guerra. Todo en este juego está pensado de forma milimétrica, hay una atención al detalle y un gusto por la buena narrativa y el buen terror que nace desde las entrañas, de ese que difícilmente se logra encontrar en un juego que en Steam cuesta alrededor de 3 dólares.

FECHA DE LANZAMIENTO 24 de febrero de 2022
DESARROLLADOR LKA
DISTRIBUIDOR Wired Productions
PLATAFORMAS PlayStation 4, Xbox One, PlayStation 5, Project Scarlett, Microsoft Windows

Comenta!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.