Review Just Cause 4: rompé absolutamente todo lo que quieras

Rico Rodriguez continúa su camino de destrucción en Just Cause 4, y acá te adelantamos todos los detalles acerca de lo que hay de nuevo en esta entrega. Toda la información, ¡en estas líneas!

Just Cause 4 es el más reciente capítulo en la icónica saga de locuras, tiros y explosiones de Avalanche Studios y Square Enix para Xbox One, PC y PS4. Rico Rodriguez está de vuelta una vez más armado con un arsenal para colgarse, desplazarse, y destruir sus enemigos esta vez en las profundidades de Sudamérica. Rico vuelve con pocas novedades, pero la sensación de libertad absoluta de siempre.

En Just Cause 4 una vez más nos ponemos en control de Rico para liberar una porción enorme de mapa a modo mundo abierto que claramente está inspirada en Venezuela pero jamás lo reconocerían. De vuelta contamos con nuestro gancho, paracaídas, y traje alado para cuidar nuestra integridad a medida que nos movemos no sólo a lo largo y ancho de la isla, sino también por lo alto, realizando todo tipo de maniobras. Cuando los tiros empiezan a llegar de todos lados, el juego es absolutamente caótico y todo explota, pero algunos de los mejores momentos no pasan por esquivar explosiones sino cuando te enganchas a un vehículo aéreo con tu gancho y lo usas para impulsarte por el aire.

RELACIONADO – E3 2018: Square Enix adelantó Kingdom Hears 3, Dragon Quest XI, Just Cause 4 y Shadow of the Tomb Raider

Como en todos los juegos de la saga, la estrella absoluta de Just Cause 4 es el gancho. Podés dispararlo a prácticamente cualquier cosa que veas en el mundo del juego, y a la vez conectarla con otra cosa para desatar caos y enviar todo a volar por los aires. Esto sigue siendo tan divertido como siempre lo fue, pero tenemos algunas novedades más para ponernos creativos como globos para elevar gente por el aire, a los cuáles podemos sumar turbinas para aumentar su velocidad y hacer cosas que en cualquier otro juego serían un glitch pero acá es lo que esperarías de la jugabilidad de la saga. Just Cause 4 es una locura, lo sabe, sabe que lo sabés, y disfruta de ello – por eso podés hacer cosas como enviar autos volando por el aire, conectarlos a un globo, que salgan volando, y ver las consecuencias de esto.

 

Una de las novedades más interesantes en Just Cause 4 son los efectos climáticos que comienzan a hacerse ver tras el paso de las misiones. Esta vez no son únicamente cielos despejados lo que ves en el horizonte, sino que hay lugar para los momentos de tensión mientras planeas por el medio de una tormenta eléctrica o un tornado, y que cada uno afecta lo que ocurre en el aire o tierra. Eso sí, para encontrarte este contenido vas a tener que jugar unas cuántas horas dado que, a pesar que el juego es famoso por su nivel de locura, el principio de la aventura es sorprendentemente lento y bloquea muchas sidequests y otras misiones.

RELACIONADO – E3 2018: Just Cause 4 se filtra en la portada de Steam

Por el lado de las armas, acá si tenemos puros elogios. Cada pistola, rifle, ametralladora o lo que sea que elijas cuenta con un modo de fuego secundario que incluye desde granadas a algún tipo de proyectil que produce explosiones. La pistola de rayos es excelente y tiene la capacidad de electrocutar a tus oponentes mientras que la de viento es capaz de volar a todos los guardias de una locación y dejarte entrar caminando. Los helicopteros se mantienen como los vehículos más versátiles, resistentes y agresivos y son ideales para tomar posiciones a puro misilazo, a la vez que subirte a ellos con el gancho y expulsar al piloto es de lo más divertido que podés hacer en el juego.

En el juego, Rico está a cargo de una rebelión por lo que habrá que tomar diferentes zonas, mejorar nuestro ejército y enfrentarnos al enemigo. En teoría suena bien, pero nos encontramos con que con el correr de las horas, esto se volvió bastante repetitivo y las misiones presentan poca variedad. En concreto, esto se nota en las misiones en campo abierto cuando tenés que quedarte en el piso a defender algo, y te sentís trabado, que simplemente no podés jugar el juego como quisieras. La historia a la vez hace poco para engancharte, pero como el fan de la saga sabe, esto es nomás la excusa para que puedas salir a divertirte y detonar cosas.

Just Cause 4 tiene una cuestión básica respecto a su diseño, y es que se guardaron todo lo mejor para el medio y el final. Cuando arrancás el game, te vas a preguntar para qué hacía falta un nuevo episodio en la saga, pero cuando empezas a pasar misiones y obtener cada vez más herramientas, libertades, y espacios para divertirte, ahí todo simplemente hace click. Si no disfrutas de los mundos abiertos, el juego no es para vos y no hay vuelta que darle, tampoco es para el fan de los buenos gráficos, ya que inclusive en PS4 PRO deja mucho que desear, pero si lo que buscás es uno de los parques de diversiones más grandes del gaming donde poder hacer tu propia diversión sin que nadie moleste, este es el juego justo.

Comenta!