Review God of War: mucho más que una tormenta de sangre y furia

God of War regresa a la familia PlayStation con la que quizás sea su mejor aventura, llena de golpes, acción y violencia pero con una humanidad que nunca vimos hasta hoy. Leé más detalles sobre el juego que cambió todo lo que sabíamos de Kratos hasta ahora, ¡en estas líneas!

Tras años de espera y la conclusión de una saga épica, Kratos está listo para su regreso exclusivo en consolas PlayStation 4 y PS4 Pro. Su más reciente aventura se llama God of War, a secas, y lanza el próximo 20 de abril de 2018, pero antes de que esto ocurra en Cultura Geek pudimos jugar el juego completo del que hoy te traemos nuestras impresiones. Esto es el inicio del futuro para el Dios de la Guerra, ahora lejos de su Grecia natal pero sumido en la mitología nórdica.

LEE LA ENTREVISTA COMPLETA AL CREADOR DE GOD OF WAR: “God of War será un paquete completo, sin compras extra”, dice su creador Cory Barlog

Para quien nunca haya jugado God of War antes, esta es una saga donde controlamos a un guerrero espartano cuya oposición a los dioses eventualmente lo lleva (a lo largo de 6-7 juegos) a asesinar a todo el Olimpo griego. Sin embargo, aunque el nuevo juego es una secuela de estos hechos, este es el principio de algo diferente. Cuando el juego comienza, el héroe Kratos no porta más sus icónicas espadas y lleva un hacha consigo a todos lados. Lo que es más, está acompañado por un pequeño, Atreus, su hijo. Entender quién es la madre del chico y qué ocurrió con el dios de la guerra desde la última vez que lo vimos, además del progreso en la relación entre el padre y el hijo son los ganchos principales de la historia que por primera vez en la serie, tiene una historia bastante larga y elaborada, sin nada que envidiarle a un guión de cine.

God of War sorprende por su cantidad de diálogo, profundamente dinámico, y por cómo en diferencia con juegos anteriores no está todo guionado para que ocurra de una única forma. Similar a juegos como BioShock: Infinite, The Last of Us, Uncharted, y otros títulos donde frecuentemente estamos acompañados, Kratos y Atreus forman una relación real que está al centro del ADN del juego. Mientras más explores, y cosas hagas, más palabras intercambiarán los personajes. El chico no solo es charlatán, sino que también peleará a nuestro lado, usará su arco, nos ayudará a resolver puzzles, y probará ser mucho más que un acompañante o personaje secundario.

RELACIONADO – God of War: cómo evolucionó Kratos a lo largo de la serie

Ahora, aunque vale la pena remarcar el énfasis de la historia, lo cierto es que no sería nada sin el gameplay, y en este sentido God of War se luce. Tras God of War: Ascension, muchos gamers dudaban de la vigencia de la fórmula, y es por eso que sus creadores en Sony Santa Monica buscaron la forma de reinventar la rueda para que este juego sea igual pero diferente a sus predecesores. El primer cambio es que quedaron atrás las cámaras fijas, y ahora seguimos a Kratos desde atrás, en tercera persona, pero viendo todo desde su perspectiva. A esto se suma la ultraviolencia característica de la serie que acá alcanzó su mejor punto: con menos escenarios orquestados y más desafíos dinámicos en niveles amplios, podemos recorrer cada área y golpear a los enemigos casi como si estuviéramos ahí.

El combate en God of War (y quedate tranquilo, hay muchísimo combate) es una cosa visceral donde en vez de sacudir espaditas sin peso y tocar cuadrado y triángulo hasta que el enemigo se muera, vamos a tener que encontrar el modo de acercarnos a nuestros oponentes y golpearlos hasta someterlos. Kratos ahora puede pelear con un hacha, o sus puños, que lo hacen más lento, pero permiten a quien sostenga el joystick sentir el impacto de cada golpe. En cuanto a lo cinético, este título es increíble y te vas a sentir en control de cada golpe, del daño que causa, o incluso sostener los botones para hacer ataques más potentes. Nos cubriremos con L1, y usaremos R1 y R2 para hacer golpes rápidos o fuertes respectivamente, casi sin los icónicos QTE de apretar secuencias de botones que vimos en los primeros juegos.

RELACIONADO – Preview God of War: jugamos el nuevo juego en L.A. y te adelantamos detalles

Sin hacer spoilers, pero para ilustrar lo que decimos, vale la pena destacar una de las primeras peleas de God of War. En esta, enfrentamos a un oponente a duelo solo con puñetazos que van y vienen. La pelea va subiendo de nivel y poniéndose cada vez más violenta hasta que Kratos termina sujetando al oponente por la espalda y quebrando su cuello. El modo en que vibra el joystick se siente como si realmente se hubiera fracturado un hueso en tus manos, y logra crear una violencia que no tiene tanto de criaturas grandes, gritando fuerte, pero sí es mucho más intima y visceral, al menos en el primer par de horas. Los monstruos más imponentes llegarán más adelante, y vas a ver algunas criaturas de todos tipos de formas y tamaños que le da mucha variedad al juego.

Las novedades del gameplay no pasan solo por el lado del movimiento y los golpes. En este juego, la diferencia más grande la hace Atreus, que pelea a nuestro lado con relativa independencia, y se dedica a aumentar una barra de ‘stun‘, o mareo de los enemigos. Una vez que esta se llena Kratos puede acercarse y provocar ataques finales devastadores que derrotan al enemigo de un sólo golpe, con algunas de las secuencias más frenéticas del juego. Además, podemos específicamente encargar a Atreus que dispare las flechas al oponente que estemos mirando al pulsar cuadrado, y efectuar varios ataques en tandem. La otra gran mecánica es el uso del escudo, que si nos cubrimos en el momento adecuado deja al enemigo abierto al contraataque, y lo podemos acompañar de fortísimos ataques una vez que los desbloqueemos.

El otro aspecto a remarcar de God of War es su impresionante nivel gráfico. que te va a hacer notar varias cosas, detalles, y más. Las texturas en las armas, armaduras, monstruos y más son exquisitas, y el hecho de que puedas cambiar de equipamiento bastante seguido ayuda a resaltar esto. Los monstruos, por otro lado, están llenos de detalles e incluso quedarán marcados por nuestros ataques a medida que progrese el combate. Los parajes nevados del norte europeo no son lo único que veremos sino que también se encuentra varias tierras pobladas de diferentes criaturas de la mitología nórdica. Finalmente, en los personajes vas a poder apreciar cada imperfección en la piel, cicatriz, detalle, y marcas de cada uno – especialmente increíble si contás con una PS4 Pro.

Un detalle curioso de God of War es que no es sólo Atreus el único otro personaje con el que no interactuaremos para matar. Por ejemplo, hay varios secundarios recurrentes que aparecen en diferentes puntos de la historia, o nos darán diferentes tipos de hechizos. Destaca por ejemplo, la bruja del bosque que es la primer mujer de la serie que no es ni una antagonista ni un objeto sexual sino un personaje verdaderamente profundo, con intenciones y objetivos. El otro detalle es que, como decíamos más arriba, Kratos y Atreus pueden cambiar sus armas y armaduras, y esta tarea se hará más fácil de la mano de herreros enanos bastante simpáticos que a cambio de dinero y materiales harán lo propio. Esto deja a la experiencia que acumulamos con el único objeto de desbloquear más y mejores maniobras de combate.

God of War supera a sus predecesores por adaptar su icónica experiencia de violencia y testosterona a los tiempos que corren, con su esencia intacta, pero sin descuidar los pequeños detalles. La historia y visuales son increíbles, pero el gameplay, exploración en diferentes espacios de un mundo semiabierto (que se abre más y más a medida que jugamos), y los puzzles más inteligentes de la saga que requieren más cerebro que prueba y error hasta que salgan lanzas del piso redondean un plato increíble para cualquier fanático de la saga, o gamer que busque entrar en el mundo del dios de la guerra por primera vez. Aún feroz, violento, y agresivo, God of War se lleva los laureles por poner encima un toque extra: la humanidad de los personajes en oposición a la codicia y orgullo de los dioses.

3 Comments

  1. Hola, me ha parecido una muy buena review yo también hablé de este juego en mi blog.

Comenta!