Review Biomutant en PS4: furros ninja, poderes mágicos y un palito a las corporaciones

Biomutant, el videojuego de Experiment 101, finalmente llegó a nosotros con una experiencia original, variada y entretenida, aunque no exenta de errores. Te contamos qué nos pareció su versión de PS4, ¡en esta nota!

Biomutant-CulturaGeek-3

Luego de varios años de espera y mucho escepticismo por parte de sus creadores, Biomutant llegó a nosotros con una propuesta tremendamente variada: hay ninjas, kung-fu, cyberpunk, animales antropomórficos y una interesante crítica a las corporaciones que hacen la vista gorda con el calentamiento global. Pero, ¿Qué tan bien se enlazan todas estas ideas? Te lo contamos, ¡en esta review!

Árbol de la vida (o la muerte)

A grandes rasgos, Biomutant es un RPG de kung-fu en tercera persona, ambientado en un mundo abierto posapocalíptico, con un sistema de combate que fusiona artes marciales con ataques cuerpo a cuerpo, disparos y poderes mágicos. Su campaña nos permite crear a nuestro personaje, una suerte de roedor antropomórfico, con una profunda personalización: podemos modificar su contextura física, el color de su pelaje y su clase, la que nos permite centrarnos en poderes específicos en los combates, como las armas de fuego, la magia o los espadazos. Posteriormente, salimos a un mundo abierto, una enorme región con restos de urbanismo tapados por densa vegetación. Se trata de una visión distópica de nuestro planeta, varios años después de que las corporaciones hayan ignorado el calentamiento global y condenado a todos los humanos a vivir con desechos tóxicos que progresivamente crearon mutaciones, como los animales antropomórficos que vemos a lo largo de la campaña.

Pero a pesar del panorama desolador de este mundo, nuestro personaje juega un papel fundamental. Es algo así como un “elegido”, aunque sus objetivos pueden ser buenos o malos: a través de un sistema de moral expresado con un ying-yang, el videojuego nos indica si nos acercamos al bien o al mal en base a nuestras acciones, las cuales cambian el rumbo de la historia. En este contexto, nuestro propósito es salvar (o destruir) el “Árbol de la vida”, ubicado en el centro de la enorme región, con raíces colosales que recorren varias zonas y se extienden hasta los límites del mapa. A lo largo de la campaña, nos encontraremos, por un lado, con “Devoramundos”, animales gigantes que intentan destruir el Árbol de la vida y, por el otro, con varias facciones en guerra por el mencionado árbol. Es a través de estos personajes que construimos nuestra historia: con alianzas entre facciones o pura violencia. El destino del Árbol de la vida y, básicamente, todas las especies que lo rodean, depende enteramente de nosotros.

Mundo vibrante, combates dinámicos

Biomutant-CulturaGeek-2

El combate de Biomutant es frenético e hipnotizante. Más allá del personaje que hayamos creado, éste es capaz de usar armas de fuego (rifles de asalto, pistolas duales, escopeta), armas blancas y poderes mágicos en un mismo combate que increíblemente logra fusionar todo a la perfección, causando una escena explosiva con enemigos congelados, lluvia de balas y katanazos limpios.

Al ser un videojuego de mundo abierto, la campaña de Biomutant se basa muchísimo en la exploración de la región. En este sentido, es uno de los aspectos más logrados, con una tonelada de actividades para distraernos o misiones principales para desarrollar la historia. Podemos correr, andar sobre una montura y viajar en lancha, lo que nos permitirá recorrer zonas en busca de tesoros, prendas, accesorios para las armas y conocer personajes con encargos opcionales. En algunas ocasiones podríamos toparnos con una zona infectada con tesoros importantes para nuestra progresión, pero que al acercarnos podría liquidarnos en segundos, salvo que hayamos mejorado nuestra resistencia.

Progresión RPG: explorar, recoger, hablar, pelear y repetir

Biomutant-CulturaGeek-1

Hay mucho para hacer en Biomutant, y la mejor excusa para emprender un viaje aparece con su sistema de progresión RPG, el cual permite mejorar las aptitudes del protagonista en varios aspectos: desde el armamento, pasando por la armadura, hasta los poderes, ataques y muchas cosas más. Por otro lado, recorrer el mundo abierto se destaca con su espectacular dirección artística. La mezcla de urbanismo con edificios, casas, estaciones de subte, vías de trenes y vehículos destruidos, contrasta con la vasta vegetación que cubre la región con campos verdes, árboles rojos, nieve blanca y flores azules. Cruzar el mundo de Biomutant es una experiencia placentera, con la voz de un narrador que describe nuestras acciones en medio del trayecto y, en ocasiones, se burla de nosotros, algo que nos recuerda a la narración con voz en off de Immortals Fenyx Rising.

RELACIONADO  Biomutant: un nuevo vistazo previo muestra los puntos más destacados del videojuego de furros ninjas

Biomutant es entretenido y original… peeeeero 

Biomutant-CulturaGeek-3

En general, Biomutant ofrece una experiencia entretenida y, lo más importante, original. Pocos videojuegos con distopía nos han sumergido en un mundo tan cautivador como éste, pero, lastimosamente, no todo es excelente en el videojuego, y es que el equipo de Experiment 101 tomó algunas decisiones de dirección inentendibles. Por ejemplo, en las charlas con otros personajes, escuchamos al animal antropomórfico hablando en un idioma inexistente por unos segundos y luego, al narrador que nos traduce el mensaje, convirtiendo un diálogo interesante en una extensa, inacabable y pedante charla con un NPC inexpresivo, al que no entendemos hasta que el narrador nos dice qué es lo que dijo (¡y quizás ni siquiera es importante!).

Siguiendo con los diálogos, Biomutant nos permite seleccionar qué decir en una conversación, pero solo podemos elegir una opción entre tres que, en general, apuntan a temas completamente distintos. Este bloqueo en la mecánica nos impide seguir aprendiendo sobre el mundo, los personajes y construir una idea de lo que sucede, una decisión absurda en un sistema RPG funcional.

Finalmente, hay problemas técnicos propios de una producción doble-A, como texturas que tardan un poco más de la cuenta en cargar, breves caídas de frames o animaciones faciales robóticas. Para la ambición que trae Biomutant, estos puntos no se vuelven un problema realmente grave.

Conclusión

Biomutant-CulturaGeek-13

Con una campaña que ronda las 40 horas, Biomutant puede ser uno de los videojuegos más originales e interesantes del 2021 si hacemos la vista gorda a algunos detalles. Un mundo abierto cautivador repleto de actividades, un sistema de combate frenético, dinámico y variado, y una historia que critica a las corporaciones que ignoran el calentamiento global, mientras introduce elementos tan dispares como ninjas, poderes mágicos y ciencia ficción. Lo cierto es que, para ser una producción doble-A con tantos altibajos en su desarrollo, en general Biomutant nos brindó más de lo que podríamos haber imaginado.

Comenta!