Review My Hero Academia One’s Justice 2: disparejo pero potente como el propio Deku

El nuevo fighting de My Hero Academia ya se encuentra disponible y tuvimos la oportunidad de jugarlo en profundidad ¡Te contamos qué nos pareció acá!

My Hero Academia es es uno de los shounen más importante del momento junto con One Piece y Attack on Titan tanto en Japón como en el resto del mundo. Como es lógico, los videojuegos la acompañan y tenemos una nueva entrega de su fighter a cargo de Byking y Bandai Namco. La mejor parte, si sos fanático de la saga es que vas a poder jugarlo en PS4, Xbox One, Switch o PC para que nadie se quede afuera.

My Hero One’s Justice 2 es la continuación directa del fighting anterior de la serie que tenia el mismo titulo. A lineas generales cubren distintos arcos del anime, en este caso el nuevo juego comienza tras la pelea de All might con All-for-One y concluye en la pelea final con Overhaul. Es decir, cubre los hechos completos de la tercer temporada y la mitad de la cuarta, actualmente en emisión, lo cual da la sensación de que una tercer entrega es cuestión de tiempo.

RELACIONADO – Review Nioh 2: de bolsa de carne a samurai en 60 horas

Algo fundamental y clave que debemos mencionar sobre este juego es que está pensado en exclusiva para fanáticos del anime o el manga de My Hero Academia. Los controles son rudimentarios, sencillos, aptos para cualquier jugador y sin profundidad. Es divertido para los fans o jugar con amigos casualmente, pero para los adeptos de los juegos de pelea competitivos se van a quedar cortos.

En lo que a roster respecta, todos los personajes del original vuelven y se le agregan todos los personajes de los arcos argumentales nuevos, llegando a casi el doble de personajes que poseía el juego original. Algunos personajes que antes eran DLC se han vuelto personajes por defecto del juego como lo son Endeavor y Gale. Además, el juego cuenta con un season pass opcional que incluye cosméticos adicionales y 5 personajes que se irán lanzando a medida que avance el tiempo. Sin embargo, el enorme desbalance entre personajes sigue estando presentes como sucedía en el juego original. Y lamentablemente, ni siquiera siguen el canon de poder de la serie en lo que a su nivel de poder respecta. Esto hace que en el modo de combate online o incluso con amigos en el sillón, el juego pueda convertirse en una frustración. Por otro lado, personajes como Mirio o Nighteye no se sienten adecuadamente trasladados al juego, sus quirks no se transfieren bien a la jugabilidad.

RELACIONADO – Review: Ori and The Will of Wisps – tan desafiante como hermoso

El juego logra brillar en los modos para un solo jugador. El modo historia es extenso y cuenta con escenas original del anime. Se narra mediante comics con voice-over con los actores originales de la serie. Este es un detalle que los fanáticos van a apreciar enormemente. Sin embargo, durante el modo historia hay algunas peleas no canon de relleno que se sienten de más. Sin embargo, como son muy rápidas se vuelve a la narrativa original muy rápidamente.

El modo historia cuenta con unas pocas escenas animadas en 3-D que son alucinantes. Si todo el juego hubiese tenido ese pulido, seria un juego destacado. El final de la campaña base es sumamente memorable y se siente más como una pelea de Dragon Ball Z: Kakarot. Si el juego hubiese tenido ese enfoque en el sistema de pelea y más escenas como la que mencionamos antes, seria magistral. Lo bueno de todo esto, es que el final de la batalla con Overhaul viene con una sorpresa: ese es tan solo el 50% de la historia. Tras finalizar el arco, se revela que estábamos jugando el arco de los héroes, permitiéndonos ahora jugar el de los villanos.

Sin embargo, el arco de los villanos no se diferencia del de los héroes. Las virtudes y problemáticas son las mismas para los dos. El arco de los villanos tiene algunas batallas ilógicas pero en general todas responde a los conflictos entre la liga y los yakuza.  Si vas a intentar conseguir el 100% de los logros, el modo historia va a requerir que lo revisites. Muchas secciones tienen sub-historias y misiones que destraban accesorios adicionales. Además, finalizar cada arco nos destraba un personaje oculto.

RELACIONADO – Review The Division 2 Warlords of New York: ¿una premonición gamer llena de balas?

Además del modo historia, tenemos el modo batalla libre y arcade, que son los modos comunes de todo juego de pelea. Sin embargo el modo que encontramos más divertido fue el modo misión, sin duda el más destacado del juego. En este entrenamos a un personaje junto a dos asistentes a nuestra elección. Tendremos misiones que son como entrenamientos e iremos movimiendonos dentro de tableros, cada vez más complejos, y teniendo peleas. Estas peleas tienen un nivel, y sus personajes tendrán estadísticas en base a ese nivel. Si ganamos, ganaremos experiencia, subiremos de nivel y si logramos completar el tablero, subiremos de nivel a nuestros tres personajes en uso. Es como una vuelta de tuerca interesante y es la más divertida para conseguir monedas del juego. Estas monedas sirven para adquirir los cosméticos opcionales que podemos usar en todos los modos del juego.

El juego es sin duda una mezcla de conceptos que no terminan de armar una experiencia cohesiva, pero a los fanáticos de My Hero Academia no va a decepcionarlos. Así que elegí a tu personaje favorito, deleitate con los escenarios y derrotá a esos villanos ¡Plus Ultra!

FECHA DE LANZAMIENTO 13 de marzo de 2020
DESARROLLADOR BYKING
DISTRIBUIDOR Bandai Namco
PLATAFORMAS PlayStation 4, PC, XBox One, Nintendo Switch

Comenta!