Google Stadia lanzó pero no cumple la promesa de la resolución 4K a 60 FPS

Google Stadia, la plataforma de gaming del gigante de Silicon Valley, finalmente hizo su debut en varios países pero todavía no cumple las expectativas. Leé los primeros detalles al respecto, ¡a continuación!

Stadia, la apuesta de Google al mundo del gaming, finalmente está entre nosotros. El servicio debutó con su propuesta de gaming en cualquier dispositivo en 4K y 60 FPS por medio de streaming. Sin embargo, las primeras reseñas y reportes indican que la promesa aún no se cumple.

Las opiniones de los primeros usuarios de Google Stadia comenzaron a llegar desde el hemisferio norte, y parece que el servicio aún no está listo para pararse al lado de los otros gigantes de la industria como competidor.

El día de lanzamiento tuvo algunos problemas de caídas, y funciones prometidas que no estaban como cuentas para chicos, logros, o incluso su plato fuerte – los 4K en 60 FPS con audio 5.1. La cosa se pone peor porque parece que algunos juegos ni siquiera corren en hardware a la altura de los requerimientos del lado del servidor.

RELACIONADO – Google Stadia: varias de sus funciones no estarán disponibles en su lanzamiento

Stadia usa un CPU de 2.7GHz y GPU de 10.7 teraflop GPU, que es bastante más poderoso que una Xbox One X o PS4 Pro, hasta ayer las consolas más poderosas del mercado. De este modo, se asumió que Google podría cumplir con la promesa del 4K 60fps, y gráficos que superasen a las consolas. Sin embargo, no es el caso según la web especializada Digital Foundry. En esta, indicaron que Red Dead Redemption 2, por ejemplo, está a 1440p que solo llega a los 4K gracias a la técnica de upscaling, o interpolación. Con esta resolución reducida, el juego corre a 30 FPS.

RELACIONADO: Red Dead Redemption 2 en PC: Rockstar pidió disculpas por los problemas técnicos y prometió soluciones

La performance de Red Dead Redemption 2 con estas características sería ya de por sí inferior a la de Xbox One X y PC, por ejemplo. Al jugar en un navegador Chrome, que soporta 1080p en este momento, recién ahí alcanza los 60 FPS. Esto no está claro si es un problema de ancho de banda, o decisión de Rockstar Games, creadores del juego. Similar es el caso de Destiny 2, que muestra una optimización menor a la de su contraparte en Xbox One X.

Según The Verge,el 4K en Destiny 2 es una imagen de 1080p expandida, no nativa, aunque corre a 60fps. lo cuál Bungie también confirmó. Lo más raro en cuanto a la calidad de imagen es que el juego corre en el equivalente de PC a “medium”.

Por lo pronto, los primeros reviews hablaron bien del control, y dijeron que el input delay es bastante bajo aunque tiene un par de “hipos”. Sin embargo, no está claro por qué los juegos se desempeñan por debajo de su máxima fidelidad.

Comenta!