Esports: un estudio muestra la diferencia entre la visión de un jugador pro y un amateur

Nikkei recientemente publicó un estudio donde se compara cómo juega un jugador pro contra un amateur en los FPS desde el modo en que miran la pantalla. Conoce los detalles y resultados ¡a continuación!

¿Qué es lo que hace que alguien juegue bien o mal a los videojuegos? Esto es algo que, hasta ahora, nadie pudo explicar, pero un estudio nos ayuda a entender algunas de las diferencias. De acuerdo a Nikkei, los jugadores pro perciben el mundo virtual de una forma única en comparación a los amateur, y lo pusieron en evidencia midiendo desempeños y puntos de vista en juegos FPS como Call of Duty: Modern Warfare.

Durante la prueba, los jugadores usaron unos lentes especiales con sensores infrarrojos y cámaras para traquear los ojos. El estudio contó con el jugador pro Leisia de Libalent Vertex, uno de los miembros clave del equipo de Call of Duty más importante de Japón y un jugador amateur. Gracias a los sensores, se puede ver con un punto rojo donde cada uno de los dos centra la vista y cómo opera Leisia en el fragor del combate. Dando por resultado que los puntos de la pantalla en los que hacían foco eran completamente diferentes.

RELACIONADO: Call of Duty Modern Warfare rompe records en 2019: como son sus números y ventas

En el fragmento de arriba se aprecia que la línea de visión de un jugador Pro es bastante estable. A la vez, la locación del punto rojo que más crece mientras más se fija la vista en un punto, indicaría que está consciente de sus alrededores, sonidos y otros detalles del mapa. Esto es similar a lo que ocurre en el mundo del golf, cuando el pico de concentración llega inmediatamente antes de pegarle a la bola.

RELACIONADO – Review Call of Duty Modern Warfare: Viejos compañeros y nuevas tácticas

En comparación, se puede ver sobre estas líneas el desempeño de un jugador amateur. La línea de visión de este es mucho más errática y salta para todos lados de la pantalla sin hacer foco en nada en particular – hasta que está muerto. Cuando está en movimiento, los puntos rojos van por todos lados sin saber exactamente qué esperar de dónde, mientras que el jugador Pro conoce cada rincón del mapa. Según el propio Leisia, la clave es imaginar dónde aparecerá el próximo enemigo.

Comenta!